Publicidad

Una mala relación de los padres divorciados provoca miedo al abandono y problemas mentales en los niños, según un estudio

Una mala relación de los padres divorciados provoca miedo al abandono y problemas mentales en los niños, según un estudio
Sin comentarios

Los conflictos entre padres divorciados o separados aumentan el riesgo de que los niños desarrollen problemas de salud física y mental. Así lo aseguran los resultados de un nuevo estudio desarrollado por el Instituto de Investigación y Educación para el Avance de la Salud Infantil (REACH) de la Universidad Estatal de Arizona (Estados Unidos). Han descubierto que los niños experimentan miedo a ser abandonados cuando sus padres divorciados o separados entran en conflicto, lo que predice futuros problemas de salud mental en los niños.

Miedo de los niños a ser abandonados

"El conflicto es un factor de estrés importante para los niños, y la relación entre la exposición al conflicto interparental y los problemas de salud mental en los niños está bien establecida en todos los tipos de familia: casados, convivientes, separados y divorciados".

Son palabras de Karey O'Hara, profesora asistente de investigación de psicología en la ASU y primera autora del trabajo publicado en Child Development el 12 de enero. Añade que:

"El conflicto entre los padres divorciados o separados apuntó a que los niños experimentaran miedo a ser abandonados por uno o ambos padres. Este sentimiento se asoció con futuros problemas de salud mental, especialmente para aquellos que tenían relaciones muy cercanas con sus padres."

Basándose en estudios previos que incluían a niños de familias con padres casados o convivientes, los investigadores sabían que los niños ven el conflicto entre padres como una amenaza, y a menudo se preguntan si sus padres se divorciarán.

Para entender cómo interpretaban los niños con padres divorciados o separados esos conflictos, los investigadores encuestaron a las familias que participaban en el programa New Beginnings, preguntando a 559 niños (de 9 a 18 años) sobre su exposición a los conflictos. Las preguntas incluían temas como si sus padres se peleaban delante de ellos, hablaban mal del otro progenitor o pedían a los niños que dieran mensajes al otro progenitor. Los niños que pasaban porconflictos de sus progenitores expresaron un temor mayor a ser abandonados por uno o ambos padres.

Así, la doctora O'Hara señala que "cuando los padres que están casados o conviven entran en conflicto, el niño puede preocuparse de que sus padres se separen".

"Pero los niños cuyos padres están divorciados o separados ya han visto la disolución de su familia. La idea de que puedan ser abandonados puede ser improbable, pero no es ilógica desde su perspectiva."

El miedo al abandono era persistente entre los niños que participaron en el estudio.

La exposición al conflicto con los padres predijo el miedo al abandono tres meses después. Y la preocupación por el abandono predijo problemas de salud mental, según los propios niños y sus profesores, 10 meses después.

Dado que se sabe que las relaciones de calidad entre padres e hijos suavizan el estrés de los niños, los investigadores esperaban que los menores que tuvieran relaciones sólidas con sus padres experimentaran menos miedo al abandono y problemas de salud mental. Pero el equipo no encontró un efecto que lo demostrara.

"Tener una relación parental de alta calidad es protector, pero es posible que la calidad de la crianza por sí sola no sea suficiente en el contexto de altos niveles de conflicto interparental entre padres divorciados".

El objetivo del instituto REACH de la ASU es llevar la investigación que promueve el bienestar de los niños en la práctica, y el equipo de investigación está trabajando actualmente en el diseño de un tratamiento para ayudar a los niños a hacer frente a los conflictos parentales después del divorcio.

Vía | ASU

En Bebés y Más | Cómo afecta el divorcio a los hijos según su edad (y cómo podemos gestionarlo los padres), Cosas que no deberían decirse a los niños en un proceso de divorcio: el viral decálogo publicado en Twitter por una jueza

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio