Compartir
Publicidad

Beneficios de la leche de cabra y su uso como fórmula infantil para bebés

Beneficios de la leche de cabra y su uso como fórmula infantil para bebés
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde hace un tiempo España se suma a la tendencia de otros países en buscar alternativas a la leche de vaca y utilizar otros tipos de leche como la leche de arroz, de avena, de soja o de cabra. Esta última supone una vuelta a lo natural y a lo rural. Seguro que muchos de nuestros padres y abuelos crecieron con la leche de cabra como parte de su dieta principal.

La producción de leche de cabra ha vuelto a resurgir gracias a la aparición de nuevos productos en el mercado europeo que buscan una composición nutricional más saludable y equilibrada. Productos como yogures, quesos o fórmulas infantiles para bebés a base de leche de cabra cada vez son más utilizados en nuestra alimentación.

Crecimiento

A partir de que en 2013, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) aprobara la comercialización en Europa de fórmulas infantiles a base de leche de cabra, el interés de profesionales médicos y padres en este tipo de productos ha ido en ascenso. Un claro ejemplo es la fórmula infantil Capricare, única elaborada a base de leche entera de cabra, que se ha convertido en un referente para pediatras y padres que buscan productos que aporten los beneficios nutritivos de la leche de cabra.

Pero, ¿qué diferencias aporta realmente la leche de cabra?

Cabra

Las propiedades y beneficios de la leche de cabra han sido demostrados en numerosos estudios clínicos.

  • Es más digestiva. Las proteínas de la leche de cabra se digieren más fácilmente que las proteínas de otras leches, como la leche de vaca. Esto se debe a que la leche de cabra permite que las enzimas digestivas la desgranen mejor, ayudando a la digestión.

  • Ayuda a aliviar el estreñimiento leve. Los ácidos grasos naturales presentes en la leche de cabra facilitan una mejor absorción permitiendo unas heces menos duras y por tanto más fáciles de expulsar.

  • Tiene menor carga alergénica que la leche de vaca . La leche de cabra contiene menos cantidad de Alfa S1 Caseína, uno de los principales alérgenos causantes de la APLV (Alergia a la Proteína de la Leche de Vaca). Esto no significa, en ningún caso, que los bebés que padecen APLV puedan ingerir fórmula infantil elaborada a base de cabra, al contener igualmente Alfa S1 Caseína.

Merocrina
  • Se segrega por un proceso más similar a la leche materna que la leche de vaca. A diferencia de ésta, la leche de cabra se segrega por un proceso similar a la leche materna denominado secreción “apocrina”, que aporta más componentes celulares, como nucleótidos y aminoácidos libres.

Otras propiedades

Además, la leche de cabra contiene micronutrientes predominantes que mejoran su valor nutritivo con respecto a la leche de vaca, como vitaminas A, B2, B3 y D; y minerales como fósforo, magnesio y potasio. La vitamina A, por ejemplo, es fundamental para el desarrollo de la visión y el inmunológico. La leche de cabra es también rica en calcio, que es absorbido mejor en combinación con la vitamina D, siendo ambos elementos esenciales para el desarrollo y mantenimiento de los huesos y dientes.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio