Compartir
Publicidad

Dia Mundial de la donación de leche materna: tres madres nos cuentan su experiencia y qué ha supuesto para ellas ser donantes

Dia Mundial de la donación de leche materna: tres madres nos cuentan su experiencia y qué ha supuesto para ellas ser donantes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy se celebra el Día Mundial de la Donación de leche materna, una iniciativa puesta en marcha para proteger y promover la lactancia materna, y sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de donar leche humana.

En España existen 15 bancos de leche materna donde las madres donantes pueden llevar su leche. Allí la recogerán, procesarán, almacenarán y se la ofrecerán con todas las garantías sanitarias a los bebés que la precisen, principalmente prematuros, que son los mayores beneficiarios de este inmenso regalo.

Hoy hemos querido conocer el testimonio de tres madres donantes, que nos han explicado en primera persona por qué decidieron donar leche y qué ha supuesto para ellas esta maravillosa acción altruista.

"Es emocionante saber el número de bebés a los que ayudas con tu leche donada" (Almudena)

donacion de leche materna

Almudena es asesora de lactancia de Multilacta y madre de tres hijos. Se hizo donante tras el nacimiento de su segunda hija, y como ella misma afirma, la experiencia ha sido muy gratificante e inolvidable. Estuvo donando en el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, y así nos explica cómo transcurrió todo el proceso.

  • ¿Por qué decidiste hacerte donante de leche?

"Cuando nació mi segunda hija, hace cuatro años, me propuse hacerme donante de leche materna, pues ya había oído hablar de ello con anterioridad y quería ayudar a los bebés que lo necesitaran. Por aquel entonces, en Madrid solo había un banco de leche en el Hospital 12 de Octubre, así que fui a que me informaran del proceso".

  • ¿Cómo te organizaste para donar?

"Comencé a extraerme leche para donar cuando me incorporé a mi puesto laboral. Siempre paraba a mitad de la jornada para extraerme leche, y la congelaba en el congelador que tenemos en mi trabajo. Me extraía dos frascos diarios de leche, y cada 15 días los entregaba en el hospital".

  • ¿Durante cuánto tiempo fuiste donante?

"Estuve donando hasta que mi hija cumplió dos años y repetí la experiencia cuando nació mi tercer hijo. Esta vez me llevé una grata sorpresa al comprobar que el tema estaba más extendido, y muchas más madres habían oído hablar de ello".

  • ¿Tuviste alguna duda durante el proceso?

"Una de mis dudas iniciales era si mi leche madura serviría a los prematuros, pues la composición de la leche cuando amamantas a un bebé de dos años es muy diferente a la que tiene la leche que recibe un recién nacido o un prematuro. Pero en el hospital me explicaron con detalle cómo trataban la leche donada para conseguir que fuera perfecta y adecuada para los bebés ingresados".

"Otra duda que también me surgió era si la dieta exenta de lácteos que llevaba para poder amamantar a mi bebé APLV era incompatible con la donación. Pero esto tampoco supuso ningún problema a la hora de donar".

  • ¿Qué supuso para tí la experiencia?

"Tras finalizar la primera donación, el hospital me mandó una carta dándome las gracias y diciéndome el número de bebés a los que había ayudado con los litros de leche donada. Aquello me emocionó muchísimo, y cuando hablo de ello aún me sigo emocionando, porque es maravilloso poder ayudar a los bebés y las madres que más lo necesitan".

"Pienso en las madres que lo están pasando mal con sus bebés prematuros o ingresados, y en las dificultades que están teniendo con sus lactancias por su situación emocional, y me emociona que mi leche haya podido ayudarles".

"Para los bebés prematuros, cada gota cuenta" (Merche)

donacion de leche materna

Merche decidió hacerse donante cuando supo cómo beneficia la leche materna a los bebés prematuros. Es madre de dos niños, y su donación comenzó tras el nacimiento de su segundo hijo. Así nos explica cómo transcurrió todo el proceso.

  • ¿Por qué decidiste hacerte donante de leche?

"Tras el nacimiento de mi segundo hijo se dieron dos hechos simultáneos: una amiga mía se acababa de hacer donante de leche y otra acababa de tener una bebé prematura. A partir de aquel momento comencé a ser consciente de que la leche materna es una mediciona para los bebés prematuros, así que decidí contribuir haciéndome donante".

"Acudí al Hospital La Paz para informarme, y allí me realizaron un análisis de sangre y me dieron todo el material que iba a necesitar: sacaleches, bolsas para esterilizar las piezas del sacaleches en el microondas, nevera portátil con acumuladores de hielo para transportar la leche, mascarilla y gorro, biberones esterilizados y empaquetados individualmente, y pegatinas con mis datos de donante para pegar en el biberón cuando fuera a entregarlo".

"15 días después del análisis, me llamaron por teléfono para confirmarme que podía comenzar a donar".

  • ¿Cómo te organizaste para donar?

"Me hice donante cuando mi niño cumplió los seis meses y comenzamos con la alimentación complementaria. Mi planteamiento era sacarme leche de forma rutinaria y que unas veces fuera para mi bebé y otras para donar".

"Me sacaba la leche por la mañana, tras ducharme con agua caliente, lo que favorecía la extracción de leche y reducía el tiempo. Luego la congelaba, y cuando reunía varios frascos la llevaba al hospital. La cantidad de leche que me extraía al principio era poca, hasta que me fui haciendo con el uso del sacaleches y acabé extrayéndome 110 ml cada vez".

  • ¿Durante cuánto tiempo fuiste donante?

"Estuve donando leche durante cuatro meses, pero durante ese periodo tuve algunas interrupciones por problemas de salud míos o de mi bebé".

  • ¿Tuviste alguna duda durante el proceso?

"La única duda que tuve es que tengo anticuerpos de toxoplasmosis y temía que por eso no pudiera donar. Pero me explicaron que no pasaba nada, y que eso no afectaba a la leche".

  • ¿Qué supuso para tí la experiencia?

"Cuando un bebé llega al mundo de manera prematura debe suponer un choque emocional muy grande para la mamá. Al hecho de haber tenido un parto antes de tiempo se suma, además, la separación de tu bebé, y todo ello contribuye a que la lactancia inicial pueda no ser fácil en esos casos".

"El hospital me dijo que había donado un total de tres litros de leche que habían contribuido al desarrollo y recuperación de ocho bebés prematuros. No es una cantidad alta, pero toda gota cuenta"

"Donar leche fue una forma de sanar mis heridas" (Verónica)

donación de leche materna

Verónica es madre de tres hijos, asesora de lactancia y miembro activo de la asociación cántabra de apoyo a la lactancia, La buena leche. Su historia como donante es especialmente emotiva, y ha querido compartirla con nosotros.

  • ¿Por qué decidiste hacerte donante de leche?

"A la hora de hacerme donante de leche me movieron dos hechos fundamentales. Por un lado, sabía que la leche que donara iría directamente a la unidad neonatal del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Santander), donde estuvo ingresada mi hija durante sus dos primeras semanas de vida"

"Donar leche para los bebés que se encontraban allí era una forma de agradecer todo el esfuerzo, profesionalidad y cariño que el personal nos dio durante nuestro ingreso. Además, sentía que este gesto me ayudaría a sanar el duelo que viví durante los primeros días de vida de mi hija, en los que no pude estar con ella y las cosas no fueron como yo había soñado".

"Pero además, desde la asociación llevábamos tiempo demandando la puesta en marcha de un banco de leche materna. Así que, cuando por fin lo conseguimos, para mí fue importante contribuir a su funcionamiento haciéndome donante".

  • ¿Cómo te organizaste para donar?

"En el hospital se portaron fenomenal, y me informaron con todo detalle sobre el proceso de recogida y tratamiento de la leche. Cada vez que me extraía leche, la refrigeraba y esperaba a tener varios botes para llamar al mensajero; aproximadamente cada 15 días".

"Esto fue una gran ayuda, porque yo vivo a 75 km del hospital y de otro modo hubiera sido mucho más complicado. Aproximadamente donaba entre dos y dos litros y medio cada 15 días".

  • ¿Durante cuánto tiempo fuiste donante?

"El banco de leche se puso en marcha cuando mi hija tenía seis meses, y solo me permitieron donar hasta que cumpliera el año. Así que fui donante de leche durante seis meses".

  • ¿Tuviste alguna duda durante el proceso?

"Personalmente no tuve dudas, pero como asesora sé que muchas madres temen que si donan leche vayan a quitársela a sus hijos. Esto no es así, y es importante que las madres entiendan que a mayor estimulación (mediante la succión del bebé por un lado, y el sacaleches por otro), mayor será la producción".

  • ¿Qué supuso para tí la experiencia?
"Cuando lees en las noticias la cantidad de prematuros que se benefician de la leche materna donada, te sientes tremendamente satisfecha de haber podido hacerles semejante regalo"
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio