Compartir
Publicidad
Publicidad

El primer juguete: sus propias manos

El primer juguete: sus propias manos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hacia el tercer mes, el bebé ha alcanzado grandes progresos y se vuelve más activo. Observamos en él un gran interés por todo lo nuevo: personas, juguetes, situaciones diferentes y hay algo en especial con lo cual estará fascinado: sus propias manos y dedos. Comenzará a observarlas detalladamente, a chuparlas, las agitará cuando ve algo que le gusta y podrá separarlas y juntarlas.

A medida que avanza el reflejo de "asir" comienza a desaparecer con lo cual el bebé puede ver los dedos individualmente en vez de verlos en posición de puño.

El descubrimiento de sus manos es el primer paso para tener conciencia de sí mismo. Sus manos serán su primer juguete. Un buen ejercicio para contribuir al desarrollo psicomotor es colgar un móvil de tal manera que el bebé pueda alcanzar y tocar las figuras con sus dedos. Muestrále sus manos repitiendo "Estas son tus manos, las manos de...", muéveselas, haz que de palmitas, dale masajes en las manos, dile que son lindas mientras las tocas.

También recuerda los bonitos juegos de manos como "cinco lobitos", "la araña", "torticas" u otros que se jueguen en tu región. Recuerda que este momento sus manos son su principal centro de interés y todo lo relacionado con ellas le encantará.

En bebés y más | Estimular las manos de un bebé En bebés y más || Desarrollando habilidades

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos