Publicidad

¿Por qué los niños se cortan el pelo?

¿Por qué los niños se cortan el pelo?
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Aún recuerdo como si fuera ayer el día que mi hijo Yago vino con un trozo de pelo en una mano y unas tijeras de manualidades de su hermana en la otra. Era su trenza, que llevaba dejándola crecer desde que era un bebé. No tendría más de cuatro años. Lo más curioso de todo, es que sin decirle yo nada se puso a llorar pidiéndome que se la agarrara de nuevo a su pelo, que no quería quitársela.

Precisamente no se sabe exactamente por qué algunos niños se cortan ellos mismos el pelo. Así nos lo explica Noelia Sosa González, psicóloga Infantil y de Familia del Centro Psise de Madrid, al señalar que "las razones pueden ser muy diversas y van a depender del niño y de su edad".

Razones por las que los niños se cortan el pelo

La psicóloga infantil señala estas explicaciones, como principales:

  • Puede ser porque están experimentando, explorando y aprendiendo el uso de las tijeras. Es similar a cuando les das unas pinturas y terminan pintando el suelo, las paredes, los armarios y todo lo que vean a su alrededor. Pues con las tijeras algo similar, comienzan cortando en el papel y luego van cortando otras cosas como por ejemplo el pelo de las muñecas o incluso el suyo propio.

  • Porque es un juego. Alrededor de los dos años los niños ya comienzan a realizar juegos simbólicos y las primeras representaciones que realizan son aquellas más cercanas a su propia experiencia. Por ejemplo, juegan a cocinar, a hacer de mamá o papá, maestra o maestro, enfermero o enfermera y por qué no, también a ser peluqueros.

  • También puede ser porque han visto a un amigo con un corte de pelo nuevo y quieren ver un cambio también en ellos. Esta razón es más común en niños mayores, es decir, a partir de los 6 años. Antes es poco probable ya que el concepto de la autoimagen todavía no está desarrollado del todo.

  • ¿Para llamar la atención? ¿Por qué les gusta el peligro? Son preguntas habituales que se hacen los padres. Pero para la experta la llamada de atención no es algo común en niños menores de 10 años: "de pequeños utilizarán antes otras estrategias que una qué podría suponer un peligro intencional".

"Los niños no comprenden el significado del peligro o que algo puede hacerles daño antes de los 4 años, por lo que coger una tijera y cortarse ellos mismos el pelo no supone un peligro para ellos".

La percepción del peligro es una concepción cultural y familiar que los niños comienzan a comprender alrededor de los 4 años en sus formas más simples y que siguen elaborando hasta los 10 a 12 años.

A qué edad y en qué niños es más habitual

Pelo Nino

Esta costumbre puede aparecer entre los 3 y los 6 años aproximadamente, aunque un niño puede cortarse el pelo pasada esta edad. Y estaría principalmente relacionada con un aspecto de diversión.

Aunque no se puede hablar de predisposición de algunos niños como algo genético, se podría decir que es más probable que se corten el pelo en algún momento en su vida los niños que qué son más activos o le gusta experimentar más:

"Pasaría igual que con el tema de las pinturas: hay niños que a quien les gusta probar todo, son más inquietos y si les sientas en una mesa con pinturas terminan en pintando la bañera. Pues con el tema de las tijeras sería igual".

¿Cómo debemos actuar los padres?

Noelia Sosa recomienda que si descubrimos que nuestro hijo se ha cortado el pelo, actuemos de una manera asertiva:

"Podemos ver por qué lo ha hecho y explicarle que las tijeras pueden ser peligrosas y qué es importante que las utilicemos para cortar papel y no para otros usos como cortarnos el pelo porque nos podemos hacer daño".

Añade que es una buena oportunidad para hablar del peligro y trabajar en su percepción, ya que aunque se aprende con la edad, el entorno y la familia influyen en cómo se ve.

Nos sugiere que actuemos igual que si vemos a nuestro hijo coger un cuchillo e intenta cortar la mesa o se pone a jugar con él:

"Le explicaríamos que ese no es su uso y por qué no debe usarlo sin la supervisión de un adulto y que se usa para cortar por ejemplo la tortilla o la comida. En el caso del corte de pelo haríamos exactamente lo mismo, pero señalándole cuál es el uso de las tijeras".

Resumiendo: como en otras etapas del desarrollo de nuestro hijo, lo importante, según nos señala la psicóloga infantil, es practicar la paciencia y la empatía con nuestro hijo. Hay que evitar que se lastime, pero recordando que no hay una razón concreta para que se haya cortado el pelo, por lo que no hay que darle más vueltas a la cabeza de lo necesario. No hay que confundirlo con "tirarse del pelo", que sí puede ser por ansiedad. Pero ese es otro tema aparte.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | 15 videotutoriales para aprender a cortar el pelo en casa a bebés, niños y niñas durante la cuarentena, Qué hacer (y que no) si nuestro hijo se mete un objeto en la nariz

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio