Publicidad

¡Todos a moverse! Sugerencias para tener una familia activa

¡Todos a moverse! Sugerencias para tener una familia activa
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El sedentarismo es enemigo de la buena salud y de la diversión. Sin embargo, no siempre nos apetece salir a pasear o a hacer ejercicio, es normal y hay momentos para todo. ¿Y qué hay de visitar un museo o salir a hacer compras? Cuantas más ideas tengamos sobre cómo ser una familia activa, más posibilidades tendremos de dejar el sofá o el ordenador y ponernos en movimiento.

Hemos de aprovechar nuestras rutinas diarias para incluir a los niños en ellas, de modo que ir a la compra o cocinar puedan ser un motivo de compartir tiempo. Nuestro entorno ofrece múltiples actividades, paisajísticas y culturales, ¿las vamos a desaprovechar? No es necesario viajar a kilómetros de distancia para descubrir y aprender, ese aprendizaje lo tenemos muy cerca. Veamos unas cuantas sugerencias para ponernos en movimiento con los niños.

  • Descubrir los paisajes de vuestro entorno. Una excursión, andando, en bici o en coche, nos puede acercar a esos paisajes tan cercanos que los niños (e incluso muchas veces nosotros) desconocemos.

  • Descubrir la cultura de vuestro entorno. Los museos, las iglesias, los centros culturales, las exposiciones... Consultad la agenda cultural de vuestra localidad, pues a menudo ofrecen actividades familiares.

  • Pasear por la ciudad o por los alrededores, acercarse a las afueras, a la playa o a la montaña... ofrece muchas posibilidades de contacto con el entorno.

  • Hacer senderismo con los niños, una variante de lo anterior, más en contacto con la naturaleza.

  • Buscar actividades después de la escuela, actividades extraescolares (siempre en su justa medida) u otras que estén programadas eventualmente en vuestra localidad.

Familia en el museo
  • Ir en bicicleta, con el casco colocado y todas las medidas de protección, andar en bicicleta en familia es una estupenda manera de ponerse en movimiento.

  • Ir sobre patines, también con toda la seguridad necesaria, para los más mayorcitos que ya han aprendido a ir sobre ruedas.

  • Practicar un deporte (aparte de las sugerencias anteriores). Como actividad extraescolar o no, para las tardes o los fines de semana, ¿les habéis preguntado a los peques qué deporte les gusta más o les apetecería hacer?

  • Bailar con los niños: existen muchas razones para mover el esqueleto y lo pasaremos genial al ritmo de su música favorita.

  • Ser activos en casa, ayudar a limpiar, a colocar la compra, ordenarse su habitación, hacer la cama...

  • También en casa podemos realizar un montón de juegos sencillos y divertidos con los hijos.

  • Hacer la compra y cocinar juntos, una manera de implicar a los niños en una importante tarea familiar.

  • Jugar con una mascota activa, que aportan muchos beneficios a los niños.

  • Organizar una yincana, un juego en el que se busquen tesoros, se superen pruebas...

  • Hacer carreras, jugar al pilla-pilla, a la pelota y un montón de juegos tradicionales y al aire libre que activan el organismo, cuerpo y mente.

  • Comer saludablemente, un complemento imprescindible para que el cuerpo esté preparado para ponerse en movimiento.

Como veis, existen muchas maneras de poner en marcha a los niños y tener una familia activa, huyendo del sedentarismo. También existen momentos para la relajación, de hecho es muy necesaria y además poniendo en práctica estos consejos, disfrutaremos de ese relax y descanso más todavía.

Fotos | iStockPhoto
En Bebés y más | Diez consejos para motivar a tus hijos a realizar actividad física

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir