11 errores que podemos cometer al viajar en coche con los niños en vacaciones
Consejos

11 errores que podemos cometer al viajar en coche con los niños en vacaciones

HOY SE HABLA DE

Llegan las vacaciones y uno de los planes que no falta en la mayoría de las familias es hacer un viaje. Aunque hay muchas formas de hacerlo, los viajes en coche son uno de los que más se disfrutan, en especial cuando tenemos bebés y niños pequeños, pues resulta muy práctico y cómodo.

Pero para que todos podamos disfrutar del viaje y trasladarnos con tranquilidad, hay ciertas cosas que debemos tomar en cuenta para evitar algunas cosas que no son recomendables. Te compartimos 11 errores comunes que podemos cometer al viajar en coche con los niños en vacaciones.

Vestirles con ropa incómoda o que no es adecuada

Una de las cosas que nos gusta de viajar en coche, es la comodidad que éste proporciona a diferencia de otros medios de transporte. Sin embargo, algunos padres cometen el error de vestir a los niños con ropa que no siempre es cómoda o adecuada.

Lo recomendable para viajes en coche, es que bebés y niños vistan prendas en telas suaves y frescas, que no les aprieten ni les incomoden y que cubran todas las zonas por las que pasan los arneses de la silla para el coche y cinturones de seguridad.

Un ejemplo de ropa inadecuada a veces se presenta en el verano, ya que algunos padres que van a la playa dejan a sus hijos viajar solo con el bañador puesto. Esto puede ser peligroso para los niños, pues al no haber otra prenda que cubra el cuerpo, el cinturón de seguridad o los arneses de la silla pueden provocar quemaduras por fricción en caso de colisión.

Pretender hacer todo el viaje de un tirón

Uno de los errores más comunes al hacer un viaje familiar es el creer o pensar que podemos hacer todo el viaje de un tirón. Sin embargo, las paradas son necesarias para todos, pero en especial para los bebés.

En el caso del conductor y otros pasajeros, las paradas nos ayudan a estirar las piernas y despabilar un poco. Pero en el caso de los bebés son muy importantes, pues viajar por demasiadas horas en su silla para el coche podría ser peligroso por el riesgo de asfixia postural.

La recomendación es que al viajar con bebés hagamos paradas cada hora y media, sacándolos de su silla para que se estiren, cambien de postura y se oxigenen.

No pensar en cómo entretener a los niños

Los viajes largos suelen ser, en ocasiones, aburridos para los niños y desesperantes para los bebés. Por ello, es importante que parte de la planificación del viaje incluya el pensar en cómo les vamos a entretener durante el camino, para evitar malos ratos y disfrutar el momento en familia.

En el caso de los bebés, podemos optar por hablarle o ponerle música suave, así como llevar algún peluche que le aporte tranquilidad. Para los niños, las canciones infantiles (aquí te dejamos la letra de 25 canciones populares), los chistes cortos, adivinanzas y trabalenguas, así como algunos juegos de palabras o de conteo suelen funcionar de maravilla.

Llevar objetos sueltos en el interior del coche

Si notaste que en el punto anterior no incluimos objetos para entretener a los niños, es por una razón muy importante pero que no todos conocen. Al viajar en coche debemos evitar llevar objetos sueltos como bolsos, juguetes, tablets y móviles, pues podrían resultar fatales en caso de accidente.

La razón, es que en caso de colisión o frenazo brusco conduciendo a 50 km/h, el peso de los bultos sueltos en el interior del coche puede llegar a multiplicarse por 30 ó 40, convirtiéndolos en peligrosos proyectiles que pueden causar graves lesiones o incluso la muerte.

No empacar un botiquín

Aunque todos esperamos que nuestro viaje transcurra sin incidentes, hay muchos bebés y niños que sufren de mareos al viajar en coche, además de otras situaciones que pueden presentarse, por lo que un error es viajar sin un botiquín.

En él, habremos de incluir aquellos medicamentos que podamos necesitar durante el viaje, así como material de curación básico y también ir preparados con un cambio de ropa para cada niño, de modo que en caso de necesitarlo no tengamos que abrir las maletas para buscarlo.

Olvidar bloquear puertas y ventanillas

Otro error que podemos cometer al viajar en coche con niños pequeños, es no activar el bloqueo para las ventanillas ni poner el seguro para niños en las puertas traseras del coche. Es un paso muy importante para garantizar la seguridad de todos y evitar situaciones que puedan distraer al conductor.

Conducir bruscamente

Por más prisa que llevemos, nunca debemos conducir de manera brusca o acelerada cuando viajemos con niños (en realidad, ni cuando viajemos sin ellos). Además de aumentar la probabilidad de mareos o lesiones en bebés y niños, ponemos en riesgo la seguridad de nosotros y los pasajeros de otros vehículos.

Llevar a los niños sin su silla

Llegamos al objeto más importante al viajar en coche con los niños: la silla. Todos los niños, desde recién nacidos hasta que miden por lo menos 135 centímetros, deben viajar en coche utilizando una silla homologada a su estatura y peso, sin importar qué tan largo o corto sea el trayecto. Sin excepciones.

Que no esté bien instalada la silla

¿Sabías que el 63% de los niños no viaja correctamente cuando va en coche debido a un mal uso de la sillita? Muchos padres creen que basta con que los niños viajen sentados en su silla, pero de nada sirve tener una silla homologada en peso y altura, si no está correctamente anclada al vehículo.

La instalación dependerá de cada marca, ya sea ISOFIX (que es el caso de la mayoría de las sillas y coches) o bien, con el cinturón de seguridad. Es importante recalcar que la silla debe permanecer fija en el asiento, por lo que cualquiera que sea la forma de instalación, debemos asegurarnos que vaya completamente tensa y sin tener dobleces ni holguras.

No usar correctamente los arneses y cinturones

Similar al punto anterior, tenemos otro error que frecuentemente se comete con las sillas para el coche. En este caso, se trata de los arneses y cinturones que sujetan a bebés y niños en sus sillas y alzadores. Tenemos que asegurarnos que estén bien colocados, sin torceduras y con la tensión justa, para garantizar que puedan proteger a los niños en caso de accidente o choque.

Voltearles antes de tiempo

Finalmente, un error que es muy frecuente entre los padres: voltear hacia el sentido de la marcha la silla de los niños antes de tiempo. La recomendación es que los niños viajen a contramarcha por lo menos hasta los cuatro años de edad, de acuerdo con las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría.

Foto de portada | iStock

Temas
Inicio