Estas son las cosas que no debes hacer en verano cuando utilices la silla de coche de tu hijo

Estas son las cosas que no debes hacer en verano cuando utilices la silla de coche de tu hijo
Sin comentarios

Ya sea por el excesivo calor, o porque se trate de un trayecto corto de la playa o piscina hasta nuestra vivienda, muchos padres cometen el error de sentar a sus hijos en la sillita del coche solo con el bañador, es decir, sin ninguna otra prenda de ropa puesta.

También hay otros errores frecuentes cuando viajamos con niños en esta época del año, como colocar una toalla sobre el asiento para evitar que la silla se moje o el niño sude, o no cuidar y proteger del sol, el calor y la humedad el sistema de retención infantil en el que viajan nuestros hijos.

Fundación Mapfre alerta de que este tipo de prácticas tan habituales en verano pueden poner en riesgo la seguridad del niño en carretera, por lo que es fundamental comprender qué implicaciones tienen y por qué debemos evitarlas.

Ropa adecuada y tirantes de la silla o cinturón bien ajustados

Si en invierno alertamos del riesgo que supone para la seguridad del niño viajar en el coche con excesiva ropa de abrigo, en verano ocurre justamente lo contrario: viajar sin ropa o hacerlo solo con el bañador podría ponerle en peligro en caso de frenazo brusco o colisión, pues al no haber otra prenda que cubra el cuerpo, el cinturón de seguridad o los arneses de la silla están en contacto directo con la piel, pudiendo provocar quemaduras por fricción.

También es muy importante ajustar correctamente los arneses de la silla durante el verano, ya que es probable que tengan algo de holgura con respecto al uso que le hemos dado en los meses de invierno, en los que los niños llevan prendas de ropa más gruesas que los tejidos livianos de esta época del año.

Recordemos que el adecuado ajuste de los arneses de la silla (o del cinturón de seguridad en caso de que el niño ya no necesite sillita) es fundamental para que esta cumpla con su función de retener correctamente el cuerpo en caso de accidente. Si los arneses no están bien ajustados podría producirse el llamado 'efecto submarino', con el consiguiente riesgo de lesiones.

Este efecto también se produce cuando colocamos una toalla sobre el asiento de la silla para que el niño viaje más cómodo, no sude o no moje la silla si su bañador está húmedo. Al elevar la altura del niño colocando una toalla debajo, los arneses o el cinturón ya no quedarán correctamente ajustados, provocando que el cuerpo pueda deslizarse por debajo en caso de accidente, o que la banda pélvica presione la zona abdominal y ocasiones graves lesiones.

Por todo ello, desde Fundación Mapfre aconsejan secar bien al niño cuando volvamos de la piscina o la playa, ponerle ropa adecuada antes de sentarle en su silla y comprobar el correcto ajuste de los arneses o cinturón de seguridad.

Protege y cuida la silla del coche de tu hijo, especialmente durante el verano

silla del coche

Los expertos también aconsejan cuidar y velar por un buen estado de conservación de los sistemas de retención infantil (SRI) que utilizan los niños. En este sentido, el verano es quizá una época del año especialmente sensible por varios motivos: la humedad, el calor y la arena.

Desde Fundación Mapfre aconsejan "limpiar la sillita después de los desplazamientos a la playa para evitar que haya arena, humedad u otros elementos que puedan afectar de una u otra forma a la seguridad y funcionamiento del SRI".

Igualmente, debemos ser muy cautelosos con el sol y las altas temperaturas, pues los materiales con los que están fabricados las sillas sufren y se degradan antes con una excesiva exposición al sol. Por ello, es importante atender siempre a la fecha de caducidad de la silla, teniendo en cuenta que si está expuesta al sol y al calor a menudo, su velocidad de degradación será mayor.

Para minimizar en lo posible el impacto negativo del sol y el calor sobre el SRI, podemos seguir las siguientes recomendaciones:

  • Aparcar en zonas de sombra.
  • Utilizar cortinillas laterales o parasoles.
  • Cubrir la silla con una funda térmica protectora que bloquea los rayos de sol y absorben el calor.
  • Si no damos a la silla un uso frecuente, lo más recomendable es retirarla del coche y guardarla en casa. Eso sí, a la hora de volverla a utilizar debemos asegurar su correcta instalación atendiendo a las indicaciones del fabricante.

En definitiva, la seguridad de nuestros hijos en carretera no pasa únicamente por utilizar sistemas homologados e instalarlos correctamente, sino revisarlos con frecuencia y hacer un buen uso de ellos para evitar cometer errores que puedan poner a los niños en peligro.

Fotos | iStock

Vía | Fundación Mapfre

Más información | Fundación Mapfre

En Bebés y Más | Top Tether, Low Tether y la pata de apoyo en las sillas de coche: por qué son muy importantes para la seguridad del bebé, 11 claves sobre las sillas de coche para viajar seguros con niños

Temas
Inicio