Compartir
Publicidad

Los bits de inteligencia para bebés en plena explosión del lenguaje

Los bits de inteligencia para bebés en plena explosión del lenguaje
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los flash-cards o bits de inteligencia son "tarjetas de información visual" acompañadas de un estímulo auditivo. Inventadas por Glenn Doman, un fisioterapeuta estadounidense, creador del método de estimulación temprana que lleva su nombre, busca estimular al niño para que aprenda los conceptos en ellas representados al tiempo que mejora la atención, facilita la concentración y desarrollar su capacidad memorística.

Existen bits de todo tipo: letras, números, bits para aprender arte, música, otros idiomas... También los podemos personalizar, haciéndolos nosotros mismos en casa.

Pero, más allá de que queramos poner en práctica o no el método Doman, los bits de inteligencia pueden convertirse en un juego muy divertido para los bebés que están en plena explosión del lenguaje, aprovechando sus ganas infinitas de conocer nuevas palabras.

¿Eso qué'é?

Esa es la frase que pronuncia mi hijo pequeño desde hace meses desde que se levanta hasta que se acuesta. Y antes que él lo preguntaba su hermano. Y sin lugar a dudas muchos de vuestros hijos estarán ahora mismo en esa misma fase, descubriendo el mundo a pasos agigantados, preguntándoos a todas horas ¿eso qué es? con los ojitos abiertos como platos y deseando aprender nuevos conceptos y palabras.

Así fue como descubrí yo los bits de inteligencia. Mi hijo mayor preguntaba por todo, una de nuestras actividades favoritas era ir por casa en brazos y él señalando y preguntando. Un día me senté en el ordenador para buscar libros con imágenes sencillas para poder saciar sus preguntas sin tener que estar pasillo arriba pasillo abajo todo el día y descubrí los flashcards de Usborne (aunque hay muchísimos en el mercado y podéis escoger los que más os gusten o hacerlos vosotros mismos).

Un juego barato e inagotable

Sin duda alguna, los bits de inteligencia han sido uno de los juegos que más hemos utilizado en casa (y uno de los más baratos). Primero los utilizó hasta la saciedad mi hijo mayor y como sobrevivieron medianamente bien, ahora los ha heredado el pequeño.

Aunque existen verdaderos métodos que indican los minutos de exposición diaria a las tarjetas, no necesitamos seguir ningún programa de estimulación de inteligencia si no nos apetece. Podemos utilizarnos cómo nos parezca, simplemente cuando veamos que el niño está receptivo y dejándolo cuando empiece a perder el interés.

Juegos que se pueden hacer:

  • Primero, simplemente usándolos para aprender las primeras palabras, que corresponden a conceptos sencillos y cotidianos: mesa, libro, cama, vaca, coche, etc.

  • Describir las imagénes: una mesa azul, una cama grande, una niña que está contenta.

  • Aprender los colores: pelota amarilla, coche rojo, silla azul, etc.

  • Aprender los primeros números, bien con los bits que los incluyen o bien sumándolos nosotros (por ejemplo cogiendo a la vez las tarjetas de los dos niños)

  • Inventar historias: el niño está muy contento porque va a montarse en el coche rojo para irse a su casa.

  • Aprender palabras en inglés. Si nos apetece, podemos repetir también las imagénes pronunciando su correspondencia en inglés (o en otro idioma).

Como véis, los bits de inteligencia son un recurso divertido, versátil y económico con el que acertar a la hora de hacer un regalo de Navidad ideal para los peques en plena explosión del lenguaje.

Foto | Amazon.co.uk En Bebés y Más | Qué son los bits de inteligencia | Bits de inteligencia y estimulación temprana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio