Compartir
Publicidad

¿Todos los niños tienen un trastorno mental?

¿Todos los niños tienen un trastorno mental?
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pues no exagero. Según el nuevo manual de Psiquiatría DSM, realizado por especialistas americano, considerado la "biblia de la Psiquiatría" yo diría que si: todos los niños tienen un trastorno mental.

Pero con los niños han sobrepasado, en mi opinión, la línea. No hablo ya de los diagnósticos crecientes de déficit de atención e hiperactividad de niños a los que no se permite tener vidas de niño, ni de la medicación exagerada a la que se les somete según algunas voces, no. Hablo de un nuevo trastorno: tener más de tres rabietas a la semana durante un año.

Tratorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo

Hablo del nuevo trastorno que se incluirá ahora en el catálogo del DSM: los niños con un mínimo de "tres episodios semanales de irritabilidad, arrebatos y berrinches durante más de un año" serán diagnosticados con el trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo."

El DSM ya se anunciaba como muy polémico y por considerar patológico cualquier comportamiento humano que implique emociones que no sean una plácida aceptación de lo que nos pase y una sensación de bienestar inalterable. Y considerado patológico, poder medicarlo con algún psicofármaco que restablezca el equilibrio más que cure un posible problema.

Preocupación ante la medicalización de la infancia normal

Pensando si soy muy radical he estado buceando en la red y me alegra poder decir que no soy la única que manifiesta una gran preocupación por la medicalización de la infancia también entre los profesionales de la salud infantil.

Os remito, por ejemplo, al magnífico blog que coordina el doctor Jose Cristóbal Buñuel, Pediatría Basada en Pruebas que se hace eco de este sentimiento.

Añade el doctor Buñuel información sobre lo comentado en el último Curso de Actualización de la Asociación Española de Pediatría celebrado en Madrid, en la mesa redonda de "Dividencias", ya se hizo mención al DSM-V como posible "hacedor" de nuevos trastornos psiquiátricos infantiles al convertir algunos comportamientos en enfermedades mentales. Estaré atenta a los comentarios que desde los organismos médicos españoles se haga al nuevo DSM.

¿El diagnóstico sin pruebas científicas?

Atención, por lo que he averiguado este diagnóstico no se basa en pruebas científicas ni en ningún análisis médico, sino en los datos sobre el comportamiento del niño.

El diagnóstico del "trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo" se realizará fundamentalmente sobre el testimonio de los adultos que están a cargo el niño, no existen ni un solo marcador biológico ni prueba médica, ni un control previo del ambiente y comportamiento de los adultos que pueda demostrar que existe este trastorno o que las rabietas (tres por semana) son un comportamiento patológico.

De todos modos, estaré atenta por si debo rectificar, pero, en principio no parece que existan pruebas médicas que revelen ningún problema de salud demostrable y además, ¿es que no es normal que los niños pequeños tengan rabietas y estas se deben muchas veces a su proceso natural de crecimiento o, como mucho, a factores y problemas no mentales del niño, sino médicos o del entorno?

Tres rabietas por semana no creo que sean un trastorno

No, el niño que tenga rabietas tres veces por semana durante un año puede ser etiquetado y seguramente medicado por eso si sus padres lo llevan a un psiquiatra que esté a favor de aceptar que este trastorno existe y que no tenga, parece ser, ni idea de la evolución emocional de los niños normales.

De todos modos, en cuanto llegue a mis manos el DSM, como os digo, os comentaré con detalle en lo que se van a basar los diagnósticos, pues con la definición que ahora se maneja parece que todos los niños podrían entrar en ella.

Por lo que he visto hasta ahora me parece que la empatía hacia los niños no es el fuerte de los autores del DSM.

Recordadlo. Los niños que tienen fuertes berrinches y rabietas, que gritan, pierden el control y desobedecen al adulto tienen ahora algo llamado trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo.

Al final va a resultar que ser niño es estar enfermo y que todos los niños tienen un trastorno mental. Estoy teniendo pesadillas con el SOMA de "Un mundo feliz".

En Bebés y más | Receta casi infalible contra las rabietas (Introducción), Receta casi infalible contra las rabietas (Conclusión), "Ni rabietas ni conflictos": nuevo libro de Rosa Jové

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos