Sigue a Bebesymas

Nueces

En la actualidad parece claro que el omega-3 es un ácido graso esencial para un completo desarrollo y funcionamiento del cerebro humano, por ello se insiste en que la dieta de la mujer embarazada debe ser rica en este nutriente. Así le aportará los beneficios al bebé en la última etapa de gestación y también a través de la lactancia materna durante su crecimiento.

A mí personalmente el pescado azul me gusta, y, si bien limitando su ingesta durante el embarazo, no tuve problema en comerlo de vez en cuando. Sin embargo, hay gente que por motivos variados no quiere o no puede comer pescado. Para estos casos hay alternativas.

Una de ellas son los preparados lácteos (no se les puede llamar “leche”) enriquecidos en omega-3. A éstos se les añade aceite de pescado, y particularmente me resultan de un sabor sumamente desagradable. El contenido del único cartón que compré se fue por el fregadero enseguida. No conseguí encontrar a nadie que le gustara para no desperdiciarlo.

Existen otras opciones quizá más atractivas y seguro que más naturales. Las semillas de lino (que además ayudan a evitar el estreñimiento), los cañamones, las nueces (también ricas en vitamina E y cobre) y las semillas o pipas de calabaza.

Estas opciones me atraen mucho más que otras alternativas, como los suplementos dietéticos en forma de cápsulas de aceite de pescado.

También existen otros alimentos que aportan el ácido graso omega-3. En el mercado existen algunas galletas y cereales enriquecidos con este ácido, a base de extracto de aceites de pescado o de alguno de los productos que he citado (lino o nuez). El sabor de estas galletas y cereales no se ve alterado significativamente, y si añadimos lino o nuez al desayuno pues lo que hacemos es aportar más variedad al muesli.

También hay huevos con suplementos de omega-3, aunque no los he probado. Éstos han visto aumentado su cantidad de ácidos grasos mediante cambios en la alimentación de las gallinas: el pienso se mezcla con aceite de pescado, de algas (¿una gallina comiendo productos del mar?) o de lino.

De cualquier modo, recordemos que para una dieta equilibrada hay que consumir alimentos variados. No podemos pasarnos los días comiendo nueces sin medida.

En Bebés y más | Nuevo estudio sobre los beneficios del pescado en el embarazo
En Bebés y más | El pesacdo, un alimento limitado en el embarazo
En Bebés y más | Las embarazadas deben limitar la ingesta de algunos pescados
En Bebés y más | ¿En qué conste una dieta equilibrada?

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario