Sigue a Bebesymas

David

Habíamos llegado a los primeros reyes de Israel en nuestro repaso por el Antiguo Testamento para ofreceros sugerencias de nombres femeninos para los bebés que llevaron las antiguas heroínas de la Biblia.

Hoy llegamos al rey David y a las mujeres de su vida, que fueron muchas. David nos aparece retratado en la Biblia como un hombre valiente e inteligente, pero al que sus pasiones llevan a veces a cometer verdaderos pecados, actos terribles y acciones llenas de egoísmo. Sensible también, lleno de amor por la música y la poesía, era un hombre lleno de atractivo y que trataba de ser justo, aunque no siempre lo fuera.

Entre las pasiones que le arrebatan sin duda están las del amor y la carne, aunque muchas veces sus amores tenían más que ver con la política que con el corazón. Sus esposas y concubinas fueron muchas y ahora presentaremos a las más conocidas, relatando sus historias.

David nació en Belén, su padre era Isai, bisnieto de Booz y Ruth, y tataranieto de Rahab y Salmón, descendiente de Judá. Habiendo desagradado a Dios el rey Saúl el profeta Samuel busca un próximo rey y elegirá a este muchacho.

David llegará a ser el rey de Israel y trasladará la capital a la ciudad que será conocida como Jerusalén. Pero vamos a centrarnos no en él, sino en sus esposas, que fueron muchas, y en su hija, de tristísimo destino.

Las mujeres de David son quizá uno de los grupos femeninos mejor retratados en la Antiguedad. Varias contemporáneas que viven sus vidas dependiendo, casi siempre, de los caprichos y las políticas de los hombres y que se adaptan, como pueden, a sus designios. La vida del harén oriental, las malas relaciones entre las esposas, los enfrentamientos entre los hijos de diferentes mujeres, la ambición y el deseo, todo se mezcla en este fresco apasionante.

No son mujeres felices, y aunque algunas lograrán cumplir sus deseos y acumular poder, la mayoría sucumben a la soledad o dormitan, convertidas en objetos que se toman y se dejan, con las que se comercia y se gana apoyo de la tribu a la que pertenecen.

Mical, hija de Saúl

Mical es la primera de sus esposas, aunque el matrimonio no se consumaría nunca. Su nombre proviene del hebreo Mikha’el, que significa “¿Quién es como Dios?”, igual que Miguel. Es decir, en español sería Micaela, un nombre precioso. Vamos a conocerla un poco más.

Mical era hija del rey Saúl. La Biblia nos cuenta que estaba enamoradísima de David, que era uno de los hombres de confianza de su padre pero que ya había despertado en él el odio y los celos. Cuando Mical manifiesta su amor los dos hombres no se escandalizan de que fuera tan poco recatada, pero ambos, cada uno por separado, deciden aprovecharse de ella para lograr sus objetivos. Saúl para tenderle una trampa al pretendiente al trono, David para conseguir sus propósitos.

Saúl se la ofrece como esposa, lo que supone una alianza política interesantísima para David, pero le pide los “prepucios de cien filisteos”. David mata a 200 y ofrece esa parte de sus cuerpos como el doble de la dote pedida por el rey. Y Saúl debe entregarle a Mical como esposa.

Mical salva a David

Sin embargo la aventura no queda aqui. Saúl prepara una emboscada y Mical se entera: piensa enviar por la noche un grupo de hombres que maten a David mientras duerme. Ella alerta a su esposo que escapa y ella trata de engañar a los asesinos colocando un ídolo en la cama. Cuando Saúl lo descubre se enfurece con su hija, que considera que lo ha traicionado. Ella le dirá que David le obligó a dejarlo marchar amenazándola de muerte. Mical será casada con otro hombre, al considerarse que David la había repudiado y este nuevo esposo parece que si la amó.

David no vuelve a acordarse de ella durante mucho tiempo, hasta que llega a serle necesaria en su harén como parte de las alianzas políticas que le harían unificador de todo Israel. Hace que se le arrebate a su esposo, que la sigue llorando desesperado hasta tener que volverse por temer por su vida, y ella es conducida a Jerusalem donde entrará a forma parte del harén real.

Aunque se menciona que Mical no tuvo hijos hay un pasaje en el que se cita a cinco hijos de ella que fueron asesinados posteriormente por orden del rey, no queda claro y es motivo de dudas.

David y el Arca

El amor desgraciado de Mical

Mucho tiempo después volvemos a saber de ella. David, enardecido de júbilo, danza ante el Arca y ella comenta lo inapropiado que le parece su comportamiento. David le dirige palabras duras y llenas de desprecio y después de eso no volvemos a saber de ella, pero no es dificil imaginarla llevando una vida solitaria, sin el respeto de su esposo ni hijos que la amen. Parece que nunca aquel amor de adolescencia se cumplió.

Posiblemente Mical se arrepintió muchas veces de haber confiado en su corazón y habérselo entregado al hermoso arpista de su padre, pero sobre todo de no haber callado su amor. Pagó caro haber sido tan espontánea. Seguramente, cualquier mujer que haya sufrido un desengaño amoroso puede identificarse con Mical.

Seguiremos en el próximo tema presentando más heroínas de la Biblia, siguiendo con otras de las esposas del rey David y sus historias, esperando que disfrutéis de la lectura y que, también, os sirvan de inspiración como nombres femeninos para bebés.

En Bebés y más | Nombres femeninos para bebés: personajes del Antiguo Testamento (I), (II) y (III), (IV), (V), VI, VII

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario