Compartir
Publicidad

Infusiones y suplementos naturales procedentes de plantas durante el embarazo: ¿son inocuos?

Infusiones y suplementos naturales procedentes de plantas durante el embarazo: ¿son inocuos?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quién no ha escuchado la recomendación de tomar alguna infusión durante el embarazo para mitigar el ardor, para descansar mejor, para la circulación… El ECEMC (Estudio Colaborativo Español de Malformaciones Congénitas) ha elaborado un documento informativo sobre el uso de infusiones y suplementos naturales procedentes de plantas durante el embarazo.

En dicho documento se hace hincapié en que no se habla de la medicina complementaria y alternativa (la acupuntura, la quiropráctica, el masaje o la homeopatía) sino a hierbas medicinales y productos naturales que muchas mujeres consumen durante el embarazo, entre otras razones por miedo a que la medicina tradicional afecte al feto.

Las infusiones son ampliamente consumidas durante el embarazo en países como estados Unidos, Australia o España, y eso parece preocupar a los profesionales, porque no se puede confiar plenamente en que son inocuas.

Lo primero que hay que recordar es que una inmensa mayoría de los principios activos que contienen los medicamentos se extraen de las plantas. Por ello, el uso de algunas de las infusiones y otros productos naturales que se ofrecen para diferentes problemas de salud, se basa en el conocimiento del efecto que tienen esos principios activos en los fármacos.

Consideraciones sobre los remedios naturales durante el embarazo

Sin embargo, estos llamados “remedios naturales” tienen también algunos problemas, que adquieren más importancia durante el embarazo:

  • Al consumir las hierbas en infusiones (u otras formas de presentación como cápsulas, pastillas…), es difícil calcular las dosis que contienen de cada principio activo. Es cierto que, a priori, la dosis en una infusión no debe ser alta. Pero esa dosis no siempre será igual: dependerá de la procedencia de la planta, del momento en que se recolecte, de la concentración con la que se prepara la infusión, y del número de veces que se ingiera esa infusión al día.
  • La calidad y concentración de un suplemento de hierbas puede variar entre dos lotes del mismo producto y entre productos de diferentes fabricantes.
  • La mayoría de las sustancias que se extraen de los vegetales y son los principios activos de los medicamentos pueden ser venenos a ciertas dosis. Por ello, para formar parte de un medicamento, han tenido que pasar por una serie de procesos en los que se determinan sus características y sus efectos. Luego pasan por estudios experimentales y ensayos clínicos, para determinar las dosis que tengan efecto terapéutico y sean seguras. No es fácil, y sería muy costoso, realizar unos estudios similares sobre la seguridad y los potenciales efectos de los productos “naturales”.
  • Algunos preparados de plantas medicinales (especialmente de otros continentes) pueden contener metales pesados tóxicos o fármacos añadidos y no declarados.
  • Si se está tomando algún fármaco, hay que consultar al médico sobre una posible interacción. Incluso cuando se toman de forma y en dosis adecuadas, las hierbas pueden interaccionar con algunos medicamentos. Una interacción que se puede traducir en disminuir la eficacia terapéutica de esos fármacos, potenciar efectos adversos o favorecer su toxicidad si se sobrepasan ciertas dosis.

Consejos sobre el consumo de hierbas durante el embarazo

Empezando por el té, el café y el mate, que deben utilizarse teniendo en cuenta que la dosis máxima de cafeína no debe pasar de 100 mg/día (incluyendo en el cálculo otras bebidas que contienen cafeína), entre las hierbas más usadas también están las que se aplican para la depresión, la ansiedad y las alteraciones del sueño.

  • Para la tila, el poleo menta y la valeriana se recomienda un uso moderado, ya que pueden tener efectos adversos en combinación con otros medicamentos, hepatoxicidad…
  • La equinácea o la hierba de San Juan (hiperico) no se recomiendan porque pueden tener efectos adversos como alergias, problemas hepáticos, interacción con otros medicamentos…
  • La manzanilla parece no tener riesgos, aunque en los posibles efectos se señalan posible exacerbación del asma, entre otros.
  • El anís es aceptado en dosis muy bajas y un uso esporádico. Puede tener efectos adversos en pacientes con epilepsia y producir actividad estrogénica.

Recordemos que el ECEMC investiga las causas por las que se producen los defectos y malformaciones congénitas que se observan en niños recién nacidos.

El documento con la información sobre el consumo de infusiones y suplementos naturales durante el embarazo ha sido elaborado por el Departamento de Farmacología de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Esperemos que sirva para que las infusiones y “remedios naturales” no se tomen a la ligera.

Más información | Fundación 1000
Foto | Dustin and Jenae en Flickr-CC
En Bebés y más | Infusiones durante el embarazo, El ABC del embarazo, Medicamentos en el embarazo: evitarlos en la medida de lo posible

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos