Compartir
Publicidad

Nuevas ayudas en Alemania: guardería hasta los tres años o dinerito para los padres

Nuevas ayudas en Alemania: guardería hasta los tres años o dinerito para los padres
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Metidos como estamos en plena crisis económica mundial y viendo recortes que nos están dejando con el culo al aire y que están haciendo que el nivel de pobreza infantil sea cada vez más elevado, sorprende ver que en otros países tienen en cuenta a las familias y a los niños.

En Alemania han decidido que, desde esta misma semana, los padres de hijos menores de tres años puedan solicitar una plaza de guardería o, si prefieren quedarse con el niño en casa, perciban una ayuda de 100 euros mensuales.

Polémica por dar dinero a cambio de quedarse en casa

Curiosamente, la polémica viene a raíz de la segunda decisión. El gobierno pretendía hacer una gran inversión en guarderías para ofrecer una plaza a todos los niños menores de 3 años. Teniendo en cuenta que algunos padres iban a preferir no hacer uso de este derecho y educar a sus hijos en casa al menos hasta esa edad, decidieron que había que hacer algo por estas familias, que podrían sentirse discriminadas, y resolvieron ofrecer la mencionada ayuda económica.

Los opositores, en cambio, creen que es excesiva y ya la han bautizado como la "prima del fogón" ya que consideran que es una manera de incentivar a las madres para que se queden en casa, como hacían nuestras madres y abuelas tradicionalmente, yendo en contra de la integración de las mujeres en la vida laboral. Añaden, que ese dinero debería destinarse a ampliar la red de guarderías y contratar más personal.

La realidad, hasta ahora (y desde el jueves, que es cuando se inició la tramitación de estas ayudas) es que son muy pocas las familias que han solicitado el dinero, pues al parecer la mayoría de la población tiene más necesidad de una plaza de guardería.

¿La "prima del fogón"?

madre-e-hijo-licencia-creative-commons.jpg

Le diré a Miriam, mi mujer, que a ver qué leches ha hecho en casa tantos años con los tres niños, si resulta que muchas veces la comida la he tenido que hacer yo. Se queda en casa, para estar con los fogones, y me encuentro con que al final me tengo yo que encargar de la comida y muchas otras cosas.

Está claro que retrógrados hay en todas partes, incluso en Alemania, donde consideran que una mujer (u hombre, que también puede ser) que no trabaja los primeros años de la infancia de su hijo se queda en casa para cocinar y tener la casa limpia porque, total, el niño se cría solo.

Quizás habría que explicar a estos políticos que lo más lógico y recomendable es que el niño esté con sus padres hasta los 3 ó 4 años, que es cuando un niño empieza a socializar con otras personas y que, de hecho, para entonces, ni siquiera se recomienda que exista una separación, sino que el niño interaccione con otros niños en presencia de los padres.

Quizás habría que explicarles que 100 euros no cubren ni de broma lo que cuesta una plaza de guardería y que los padres que lo perciban estarán siendo discriminados igualmente.

Y quizás haya que explicarles que estar con los niños y darles una educación emocional en sus primeros años es algo que jamás podrá pagarse con ningún dinero, primero porque no hay guardería en el mundo que tenga un sola cuidadora para un solo niño, segundo, porque resulta que esa cuidadora es la madre, y el niño no sufre ni tiene que hacer periodo de adaptación ninguno y tercero, porque cuidar de un niño no es estar tirada en el sofá levantándote sólo para encender el fogón, sino algo mucho más intenso, valioso y a la vez cansado y agotador.

¿Recuerdan ustedes, señores políticos, cómo tiemblan cuando se acerca el verano, momento en que sus hijos pasarán el día en casa con ustedes? Pues multipliquen esa sensación por 365 días... sorprende que haya quien lo haga con gusto, ¿verdad? Pues sí, es duro a veces, pero lo hacen por el bien de sus hijos porque, curiosamente, es lo más lógico para su evolución y su desarrollo.

Porque, vamos a ver, ¿trabajamos para vivir o vivimos para trabajar?

Mientras tanto, en España...

Mientras tanto, en nuestra tierra, ni nos dan ayudas económicas por tener hijos, ni plazas de guardería, ni nada de nada. Los políticos salen a hablar el 1 de Agosto, cuando la gente está empezando sus vacaciones o preparando las maletas y, por si fuera poco, empezamos a verles más como "El Club de la Comedia" que como a gente seria.

Fin de la cita, o fin de la entrada.

Vía | Antena 3 Foto | Htlcto, subactive_photo en Flickr En Bebés y más | 300.000 nuevas plazas de guardería: ¿este es el camino?, Noruega decide "tirar" 10 millones de euros para que en España haya una mejor conciliación, ¿Habéis decidido no tener más hijos a raíz de la crisis?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos