Sigue a Bebesymas

Decalogolactancia

Éste es el cartel que me encuentro en la página del Colegio de farmacéuticos de Madrid en la noticia de que “Los farmacéuticos de Madrid educarán sobre la nutrición en el embarazo y la lactancia”.

Pensaba que podía ser una buena noticia, sin embargo, al ver la imagen que probablemente ya se esté mostrando en las farmacias, me pregunto si mediante este decálogo nos informan o nos desinforman sobre lactancia.

Es un cartel que se encuadra en la cuarta edición del Plan de Educación Nutricional Farmacéutico (Plenufar), que en esta ocasión se va a dedicar a las situaciones de pre embarazo, embarazo y lactancia. En lo referido al Decálogo de la lactancia, el cartel me parece muy desafortunado por las razones que paso a enumerar.

En primer lugar, creo que debería haberse separado en carteles o folletos distintos las pautas para la lactancia materna y para la lactancia artificial. Es una cuestión de formas: si las veo al mismo nivel, me puede parecer q son igual de buenas (o malas), y eso no es correcto. Y más si en los términos enfrentados se colocan premisas incorrectas o incompletas que pueden llevar a confusión, como veremos.

Si hago folletos distintos, lo ideal sería ofrecer el de la LM a todas las embarazadas o mamás recientes, eso es lo que recomiendan los organismos de salud internacionales: suponer que toda mujer embarazada va a amamantar, e informarla y apoyarla para ello.

Si alguna de esas mamás pide información sobre lactancia artificial, o se han acercado a la farmacia precisamente para comprar leche de fórmula, se le podría dar el Decálogo de la LA junto al de LM si lo desean.

Información sobre lactancia materna

Respecto a los puntos que enumera la LM, creo que casi todos son mejorables, incompletos o confusos en mayor o menor medida:

  • Toda mujer sana está capacitada para la lactancia.

Es cierto, aunque también lo es que casi cualquier mujer enferma también está capacitada para la lactancia. Hay algunos casos de razones médicas para no amamantar, unos pocos problemas de salud de la madre que pueden desaconsejar la lactancia.

Pero una mujer enferma de gripe, diabetes, asma… puede dar de mamar. Hoy en día, casi todas las enfermedades maternas tienen algún tratamiento que se puede llevar a cabo sin tener que suspender la lactancia.

  • Beneficiosa para la madre y el bebé, se recomienda a demanda, hasta los 5-7 meses y un destete gradual.

Aquí la objeción la ponemos en las fechas que nos dan. La LM se recomienda en exclusiva hasta los 6 meses y como alimentación complementaria, frecuente y a demanda, hasta los dos años o más, así que esas fechas así planteadas no tienen mucho sentido.

Respecto al destete gradual, cierto que dejar de dar pecho de golpe no es bueno ni para el bebé ni para la madre, pero resulta cuanto menos curioso que al hablar de la leche de fórmula no se suponga ninguna reducción en las tomas hasta los tres años, como veremos, y aquí se hable de destete ya a los 5 meses.

  • La duración de las tomas dependerá del estado fisiológico del bebé. Consulte a su farmacéutico

Me quedo bastante perpleja ante este punto. Si la lactancia es a demanda, no hay que mirar relojes para saber cuánto dura la toma. ¿A qué se refieren con “el estado fisiológico del bebé” exactamente? ¿Al hambre, a las ganas de contacto? Que si mi bebé tiene más hambre o quiere estar más tiempo al pecho, pues la duración de la toma se alargará. ¿Para qué exactamente he de consultar al farmacéutico?

Puede que también se refiera a que si el bebé está enfermo mame menos, es algo normal (como que otras veces quiera mamar más a menudo). Pero si el bebé está constipado, con fiebre, con diarrea… entonces hay que consultar al médico.

Me parece que son ganas de complicar lo sencillo. No pasa nada si el bebé un día hace una toma de 15 minutos y la siguiente de media hora (y no muestra signos de enfermedad). Además, en caso de duda, no digo que habrá farmacéuticos bien formados, aunque creo que se puede acudir a profesionales más capacitados para la información sobre lactancia materna.

Por ejemplo en las organizaciones, asociaciones, grupos de apoyo, guías de lactancia y recursos variados que encontramos constituidos por expertos: Asociaciones de Pediatría, la OMS, Unicef, la Liga de la Leche Internacional, LACMAT...

  • La alimentación de la madre: Variada, equilibrada, añadiendo un suplemento de 500 ml de leche o derivados al día, así como alimentos ricos en Omega 3.

En el cuarto punto coincido bastante, la alimentación de la madre ha de ser sana, variada y equilibrada, y se suele apuntar que hay que incrementar la ingesta de calorías y el consumo de calcio, aunque no necesariamente proveniente de los lácteos. El Omega-3 también es beneficioso durante la lactancia.

Pero, por ejemplo, no hacen referencia a otras vitaminas o minerales que se recomienda incrementar durante la lactancia o al único suplemento para la madre que recomienda la Asociación Española de Pediatría (AEPed), el de yodo.

  • No tomar medicamentos sin consultar al médico o farmacéutico.

En este punto estamos de acuerdo en cuanto a que no podemos automedicarnos, algunos medicamentos pueden ser perjudiciales durante la lactancia y no podemos tomar fármacos sin consejo. Además, podemos consultar la información online como la que ofrece el Servicio de Pediatría en la web del Hospital de Marina Alta sobre riesgos de los medicamentos para la lactancia materna.

Bebebiberon

Información sobre lactancia artificial

Respecto a los puntos referidos a la LA, me detengo en el primero, que es el que más ha llamado mi atención.

  • Cumple todos los requisitos nutricionales y abarca desde el nacimiento hasta los tres años.

De la leche de fórmula nos dice que cumple todos los requisitos nutricionales, sin embargo es la leche materna la que contiene prebiótico y probióticos de manera natural, defensas y muchas otras sustancias que ninguna otra leche tiene ni puede imitar y que se adaptan a las necesidades del bebé en cada momento.

Podemos decir que es que eso ya se sabe, que la LM es lo mejor, pero es que en este cartel comparativo no se ha hecho mención a ello en el primer apartado dedicado a la LM, quitando el punto de que es beneficiosa para la madre y para el bebé.

Por otro lado, mientras de la LM nos dice que se recomienda hasta los 5-7 meses, y después un destete gradual, aquí señala que la LA abarca desde el nacimiento hasta los tres años.

¿Significa una recomendación de dar leche de fórmula hasta los tres años, mientras que la LM de empieza a abandonar a los 5-7 meses? Recordemos que la LM se recomienda hasta los dos años o más, pero si un niño se alimenta con leche de fórmula puede pasar de la continuación a las leches de vaca antes (normales o “de crecimiento”, aunque éstas realmente sean innecesarias).

La leche de vaca entera sin tratar, en el caso de niños que no tomen leche materna, se puede tomar sustituyendo a la fórmula a partir del año de edad (algunos pediatras no la recomiendan hasta los 18 meses), ¿por qué en este punto se alarga la recomendación de leche de fórmula o LA hasta los tres años? Creo que la respuesta es evidente: responde a claros intereses comerciales.

  • Muy importante la correcta dosificación de la fórmula así como la higiene y la esterilización.

Respecto a los puntos siguientes no tengo demasiado que decir: efectivamente, hay que ser muy cuidadosos en la dosificación e higiene a la hora de preparar el biberón. Aquí os hemos traído las normas de la Asociación Española de Pediatría al respecto.

  • Se recomienda la utilización de aguas de mineralización débil.

También es mejor que el agua para bebés sea de mineralización débil.

  • Existen en las farmacias fórmulas especiales para distintas situaciones fisiológicas.

Hay en el mercado distintas leches de fórmula (aunque ojo, porque algunas opciones son tratamientos médicos). Debería ser el pediatra cuál es la leche que mejor se adapta al bebé y si por algún motivo se desea cambiar de leche, también debería consultar con el médico, pues los bebés podrían presentar molestias al cambio de fórmula.

  • Tu farmacéutico te asesorará ante cualquier cambio en la alimentación de tu bebé.

Podemos consultar al farmacéutico ante los cambios a introducir en su alimentación, pero como he dicho en el punto anterior, creo que debería ser el pediatra, quien hace el seguimiento de la salud de nuestro bebé, el más indicado para ello.

Conclusiones

En definitiva, vemos cómo a un cartel supuestamente informativo se le pueden encontrar objeciones evidentes, pues en lugar de informar adecuadamente puede confundir y llevar a interpretaciones erróneas.

Me da la impresión de que se ha hecho presuponiendo o dando por sabidas las ventajas e idoneidad de la LM, omitiéndolas, pero ensalzando la “corrección” de la LA (y por supuesto omitiendo sus riesgos), por lo que la balanza no me parece equilibrada.

Como es cierto que muchas veces para una primera consulta rápida pedimos consejo al farmacéutico antes que acudir al pediatra o a otros especialistas, creo que estos puntos deberían cuidarse especialmente.

Si desde el Colegio de Farmacéuticos (como desde cualquier lugar) se pretende informar sobre lactancia, materna y artificial, debería hacerse con datos más claros y objetivos, que realmente ayuden, orienten y apoyen a las madres que desean saber más acerca de la mejor forma de alimentar a su bebé.

Vía | COFM
Foto | Etsy Ketsy en Flickr
En Bebés y más | Recomendaciones para preparar correctamente el biberón, Lactancia materna, todo lo que necesitas saber, Códigos de sucedáneos de la leche materna, La leche artificial no es estéril

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios