Compartir
Publicidad

Consejos para disfrutar de tu embarazo en la playa

Consejos para disfrutar de tu embarazo en la playa
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un embarazo veraniego puede ser una experiencia muy placentera, pero también es cierto que lanzarse a la playa con una tripa importante no tiene nada que ver con aquellos veranos de soltera tostándonos al sol sin más preocupación que desplazarnos del chiringuito a la hamaca y de la hamaca a la orilla.

Embarazada la playa es otra cosa, la verdad, pero también se puede pasar de lo lindo siguiendo estos consejos para disfurtar de tu embarazo en la playa.

Cuándo y cómo

Desde luego las horas más agradables para escaparse a la playa en avanzado estado de gestación son pronto por la mañana o al atardecer, para evitar las horas de más calor y el sol más fuerte.

Las últimas horas de la tarde son también las mejores para prevenir los bajones de tensión a los que somos tan propensas durante el embarazo.

Si pese a nuestro barrigón nos atrevemos a desafiar la playa en las horas punta del mediodía conviene siempre asegurarse una sombra adecuada.

Bikini o bañador

Con las precauciones adecuadas no hay nada de malo en lucir embarazo y tripa en un bikini normal pero conviene tener en cuenta que la luz muy fuerte puede incomodar el ritmo de sueño del bebé en la tripa.

Además, cuando la piel está ya muy tirante el riesgo de quemaduras solares en esta zona es mayor por lo que debemos aplicar crema con un factor alto de protección frecuentemente.

Si vamos a estar al sol en la playa en las horas centrales del día un favorecedor bañador premamá que nos permita cubrir la tripa será nuestra mejor opción.

El agua, nuestro elemento

La deshidratación es quizá el mayor enemigo de la mujer embarazada en la playa. Debemos acordarnos siempre de llevar agua fresca en abundancia y de beber con frecuencia.

El agua del mar es ideal para paliar el edema, refrescarnos y reducir la retención de líquidos. No te prives de nadar en el mar y pasear por la orilla.

De cara al sol

El estado hormonal de la mujer embarazada afecta también a la producción de melanina en la piel. Es posible que al ir cogiendo color aparezcan cloasma gestacional y otras manchas solares por lo que conviene aplicar cremas con los filtros adecuados.

La exposición al sol oscurece también la línea alba que lucimos algunas mujeres en el abdomen por lo que si prefieres evitarlo es mejor decantarse por un bañador que cubra la tripa.

Los indispensables

Uno de los mayores retos de una emabarazada en la playa es la postura a adoptar. Incorporarse, sentarse o tumbarse en la arena pueden transformase en deportes de riesgo en los últimos meses de embarazo.

Para mí la mejor opción, más digna que rodar de la hamaca a la arena, son las sillas plegables de toda la vida. Nos proporcionan un descanso adecuado para nuestras maltrechas espaldas sin convertir el levantarse en una tarea titánica.

La sombrilla dominguera es también un gran aliado de la embarazada para darnos la sombra que seguro agradeceremos para reguardarnos del sol y del calor.

Como pez en el agua

Nadar en el mar es un deporte excelente para la mujer embarazada pero siempre extremando la precaución. Por un lado hay que evitar que las olas fuertes nos golpeen en la tripa o la espalda.

No conviene tampoco alejarse demasiado de la orilla ya que durante el embarazo es común sufrir calambres en las piernas que podrían dificultarnos la vuelta a tierra firme.

Con niños pequeños

Todos estos consejos están muy bien pero ¿qué pasa cuando además de lucir una hermosa barriga llevamos a cuesta otros niños pequeños? La cosa se complica. Mucho. En particular si alguno de los niños no nada todavía con soltura.

En nuestro caso, con cuatro niñas y un embarazo de ocho meses, no renunciamos a la playa que tanto disfrutan las niñas pero voy siempre acompañada e intento evitar entrar y salir del agua con alguna de las pequeñas en brazos.

Siguiendo estos consejos podrás disfrutar de tu embarazo en la playa sin correr ningún riesgo innecesario.

Foto | Chris Moseley en Flickr En Bebés y más |Embarazada en verano, todo son ventajas, ¿Es malo para una embarazada que el sol le dé en la tripa?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos