Sigue a Bebesymas

lonchera_desayuno_escuela.PNG

Es muy posible que sea en vacaciones cuando habéis aprovechado para que vuestro hijo aprenda nuevos y saludables conceptos de alimentación, teniendo más tiempo, se puede dedicar a realizar un desayuno en familia disfrutando de alimentos saludables y compartiendo los primeros minutos de la mañana conversando.

Una vez comiencen las clases escolares se puede hacer igual, sólo es necesario levantarse un poquito antes y dedicar quizá un poco menos de tiempo que ahora, pero los hábitos nutricionales saludables deben seguirse todo el año, y un buen desayuna es la “gasolina” que nos ayuda a iniciar el día.

El desayuno que los niños llevan a la escuela no tiene que ceñirse a un bocadillo, un sándwich o bollería, con esto de que debemos cuidar el medio ambiente y ponerles el desayuno en un envase reciclable, las opciones se multiplican, gana nuestro hijo y gana el planeta.

Ahora que todavía les quedan muchos días de vacaciones, podéis preparar una lonchera o tupper a su gusto, pintándola, escribiendo su nombre, haciendo dibujos… Hay que explicarle que después servirá para llevar un desayuno muy bueno que le ayudará a crecer sano y fuerte.

Son muchas las opciones y la variedad de alimentos que pueden llevar para desayunar en la escuela, los tuppers nos dan muchas posibilidades, incluso algunas nos permiten dejarlas preparadas con anterioridad, con lo que por la mañana no habrá problema ni falta de tiempo.

Iniciamos la lista con los energéticos frutos secos, fruta (entera o troceada), compota de manzana natural, yogur, palitos de apio rellenos de queso y pasas (un poco americano), queso en lonchas o en daditos, hummus con pan de pita… También se pueden hacer combinados con un trozo de piña, uno de queso y otro de jamón. Suena delicioso ¿verdad?

Se nos ocurren muchos más, es necesario aportarles combinaciones apetecibles, pero claro, siempre hay que adecuarse un poco al paladar del pequeño, es posible que si le ponemos para tomar en el colegio algo que no le gusta, lo deje, a no ser que tengamos la garantía de que los profesores van a preocuparse de que se lo coman.

Ya que los papás no estamos en la escuela a la hora del desayuno, precisamente cuando muchos niños en lo primero que piensan es en jugar, deberemos preguntar a los profesores y naturalmente, hablar con nuestro hijo, preguntarle a qué juega durante el recreo, si le da tiempo a tomar el desayuno para después poder jugar, si le gusta más una cosa u otra para desayunar, etc.

Vía | Cita previa
Más información | Ediets
En Bebés y más | Hábitos de desayuno infantil
En Bebés y más | Para conseguir que desayunen

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario