Sigue a Bebesymas

coche con niño

Cuando vamos a hacer un viaje con niños o irnos de vacaciones podemos sucumbir a la tentación de llevar demasiadas cosas. Sin embargo, dependiendo del destino y del medio de transporte hay cosas que nos van a ser imprescindibles, pero siempre con la premisa básica de llevar lo justo y necesario.

De viaje

Lo que debemos preparar para el viaje dependerá mucho del tiempo de transporte, del medio que usaremos y de la edad del niño.

Lo primero a tener en cuenta es la comida de nuestro hijo. Si es un bebé que toma exclusivamente el pecho, la comida la tenemos resuelta. Si nuestro hijo toma biberón hay que contar con llevar en un botecito bien cerrado la leche en polvo y prever tener agua de botella adecuada y pensar donde calentaremos la leche.

Si ya toma sólidos es sencillo darles durante el trayecto alimentos que no necesiten preparación previa ni ser calentados, como un plátano o galletas, pero, si el niño toma papillas, deberíamos tenerlas ya hechas y en buena conservación. Si les damos potitos, es el momento de ponerlos en la bolsa. Yo siempre aconsejo poner algo de más y cierta variedad, por si precisamente el niño ese día rechaza algún alimento concreto o se nos cae la comida.

Además, habría que poner toallitas, los pañales que vayan a usar, pañuelos de papel, un buen babero grande, y, para los ratos que estemos caminando o estirando las piernas, un porta bebés, preferentemente un fular y una muda de ropa por si se mancha o vomita.

Aunque haga calor es muy posible que, especialmente en el tren o el avión, haga fresco con el aire acondicionado. Así que, o usamos el fular para arroparlo o deberíamos llevar un pareo grande que haga de manta ligera. Lo digo debido a que las mantas de los medios de transporte público siempre me dan un poco de repelas y son de telas poco agradables al tacto para un bebé.

Hablábamos en el tema anterior sobre los objetos de ocio, especialmente valiosos para que el niño no se aburra demasiado en el viaje: cuentos, un muñeco, lápices y papel, el DVD con un par de películas, dependerá de la edad del niño y sus costumbres.

En el destino

Volvemos a la comida, pues, con los bebés y los niños, habrá cosas que tengamos que tener previstas.

Si toma lactancia materna, poco es necesario. Sin embargo para la algunas mamás llevar un sacaleches puede ser útil, por lo menos a mi me sacó de algún que otro apuro. Incluir, si los usamos, algunos discos de lactancia si no queremos comprarlos en el destino o para los primeros días, también viene bien.

Aunque podamos comprar leche y biberones en el destino, seguramente vayamos a tener que llevárnoslos de casa para ir adelantando. Tendremos que tener prevista la forma en la que vamos a esterilizar biberones y tetinas.

Además son muy últiles unos aparatitos que sirven para calentar el biberón o la comida y hay un aparato, el Babycook que, para los que usan papillas, las prepara con mucha facilidad y podremos hacerlas en la misma habitación del hotel o el apartamento, garantizándonos que coma alimentos naturales.

Cuando vamos a colechar el tema del sueño está resuelto. Pero si creemos que la cuna es imprescindible deberíamos hablar con el alojamiento de destino para confirmar que habrá una disponible o podemos incluir una cuna de viaje que no pese mucho.

Para los paseos lo imprescindible es el portabebés o la mochila, que permitirán que nuestro hijo nos acompañe donde vayamos y dormirá tan ricamente además. Si usamos sillita de paseo a partir de que el niño se siente, depende un poco, yo cuando he viajado y necesitaba una, he preferido comprarme una silla de esas baratas y dejarla luego en el destino en vez de ir acarreándola.

Las toallitas y pañales seguramente los podremos comprar, de no ser que prefiramos pañales de tela o ecológicos, que puede resultar mejor llevárnoslos desde casa.

Vamos a hablar sobre la salud. Habría que tener ya la protección solar que use el niño y además un pequeño botiquín con lo más básico para las dolencias más comunes, porque, cuando está malito no tendremos que andar buscando la farmacia a media noche, como suele pasar.

Y para terminar, si no hemos viajado en coche, es indispensable contar con un sistema de retención adecuado en el destino si vamos a hacer algún desplazamiento. Algunas empresas de alquiler tienen sillas de auto bajo pedido, pero si no es el caso, vamos a tener que llevárnosla. Se trata de un artículo de primera necesidad junto con los alimentos para el bebé.

Especial Viajar con niños

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios