Compartir
Publicidad
Publicidad

Viajar con niños: playa, ciudad, campo y montaña

Viajar con niños: playa, ciudad, campo y montaña
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continuamos con nuestro Especial Viajar con niños en Bebés y más, en esta ocasión con algunos consejos más para escoger el destino adecuado, que marcará el estilo de viaje: playa, ciudad, montaña o campo.

En lugar de destino puede estar condicionado por nuestra preferencia por viajes largos o cortos, porque por ejemplo la playa o las montañas con nieve pueden quedar a cientos de kilómetros de nuestro lugar de residencia y estar descartado por ese motivo.

Pero en principio, si podemos elegir, veamos lo que nos espera en estos destinos diferentes y lo que debemos llevar en la maleta si nos dirigimos a la playa, a la ciudad, al campo o a la montaña con niños, sin olvidar que lo fundamental es que nos adaptemos a sus necesidades.

castillodearena

Viajar a la playa con bebés y niños

La estrella de los viajes vacacionales es la playa. Para que nuestra estancia en la playa sea divertida y saludable, no hemos de olvidar en la maleta los protectores solares, ropa adecuada, gafas de sol, sombrilla...

Pero sobre todo evitemos las horas centrales del día al sol. Este consejo forma parte de las precauciones básicas para protegerse de las radiaciones solares y prevenir un golpe de calor. A los bebés y niños hay que manternerlos bien hidratados en todo momento, pues son más sensibles a la falta de líquidos.

Allí, aunque seguramente nos llevaremos algunos juguetes, pensemos que no son necesarios y que podemos aprovechar las inmensas posibilidades de jugar con la arena y el agua, hacer castillos de arena (y derrumbarlos), disfrutar en la piscina, siempre con la precaución de no dejar a los niños desatendidos ni un momento, para prevenir accidentes que nos puedan amargar las vacaciones. Aquí os recordamos los consejos de seguridad en la piscina con niños.

No es conveniente pasar demasiado tiempo en la playa (sobre todo si nos pillan esas horas centrales de sol), pero en cualquier caso, si llevamos comida hay que conservarla en buenas condiciones, protegiendo los alimentos del calor, en una nevera portátil. Como hemos comentado anteriormente, es imprescindible que llevemos una buena cantidad de agua para hidratarnos.

Viajar a ciudades con bebés y niños

Los viajes a ciudades con bebés y niños son una experiencia extraordinaria, cómoda pues encontramos todas las facilidades y entretenimiento para todos los públicos. El transporte público será nuestro aliado, pero no hay mejor manera de conocer una ciudad que recorrerla a pie, dentro de lo posible.

En la ciudad no están restringidos ni los museos ni los parques infantiles, hay tiempo para cada cosa y siempre adaptando nuestra visita a las necesidades y gustos del niño. Es conveniente acudir a las oficinas de turismo o informarnos por Internet acerca de las actividades que se realizan para niños los días de nuestra estancia.

En cuanto a los museos, muchos de ellos tienen recursos y visitas adaptadas a los más pequeños, una buena manera de que disfruten de la visita. Elegiremos las horas tranquilas, iremos a su ritmo y les animaremos a interpretar lo que ven. Aquí os dejamos otros consejos para visitar con niños un museo.

En una ciudad se pueden disfrutar en mil y un rincones, a la hora de la comida (sea estilo picnic, sea en restaurantes "amigos de los niños"), hasta dentro del alojamiento, aunque posiblemente estemos muy cansados como para seguir jugando una vez regresemos de nuestra jornada. Un buen descanso es fundamental para seguir descubriendo la ciudad al día siguiente.

niños ciudad

Viajar al campo o montaña

Unimos campo y montaña en este apartado pues, aunque sabemos que son entornos diferentes, los unimos por su entorno de naturaleza. Ambos son destinos adecuados para hacer actividades como senderismo, o simplemente pasear rodeado de naturaleza, observando la fauna propia del lugar.

A los niños les suele encantar este tipo de viajes en los que le entretenimiento es el entorno. Además, la mayoría de estos destinos están preparados para los niños, con actividades pensadas para ellos (paseos en bicicleta, en caballos, pequeños parques con animales...). Un viaje tranquilo, para disfrutar del entorno, en el que las casas rurales son las protagonistas como modo de alojamiento.

En estos viajes iremos preparados con calzado cómodo (mejor evitar zapatos sin estrenar que puedan hacerles daño, como os dijimos en los consejos para preparar la maleta) y lociones contra los insectos que pueda haber, como mosquitos, especialmente en verano. Para nuestras excursiones, imprescindible llevar los alimentos y líquidos necesarios, así como protegerse del sol y hacer los descansos pertinentes.

Un carrito todoterreno o mochilas portabebés son los indicados para pasear o hacer excursiones por los lugares menos cómodos con un bebé.

No obstante, no nos olvidamos de la nieve. Los viajes a la montaña con nieve suponen descubrir un entorno muy diferente (normalmente, otros estarán acostumbrados a la nieve) del que quedará un recuerdo imborrable. Pasar unos días de nieve con los niños puede ser muy divertido.

Los bebés y niños siempre deben tener una ascensión lenta para darles tiempo a que su cuerpo se aclimate a la menor presión. Aunque no tengan edad de esquiar, pueden disfrutar jugando con la nieve o en el trineo, o simplemente paseando con los padres.

No necesitamos otra precaución que la necesaria para proteger a los pequeños del frío y también de las radiaciones solares. Y, por supuesto, de las caídas en la nieve, para lo cual deberán llevar calzado adecuado y nosotros acompañarlos en todo momento.

No obstante, hay que señalar que los viajes a la alta montaña no son adecuados para bebés que padezcan anemia o que tengan problemas de corazón, aunque sean leves, ya que la adaptación a la menor cantidad de oxígeno en el aire puede hacer que su aclimatación sea inadecuada. Tampoco podemos llevarlo si tiene dolor de oídos, ya que con el cambio de presión se podría agravar el problema.

En cualquier caso, escojáis viajar con niños a la playa, la ciudad, el campo o la montaña, seguro que disfrutaréis de unas vacaciones en familia teniendo en cuenta cuál es el mejor destino para vosotros y preparando el viaje con todo lo necesario.

Fotos | bealete, Carissa GoodNCrazy, Pink Sherbet Photography en Flickr-CC En Bebés y más | Viajar con niños en avión y en crucero, Viajar con niños en coche y en tren, Recomendaciones y buenas prácticas para viajar con bebés y niños, Recomendaciones para viajar con niños: adaptarnos a sus necesidades, Viajar con niños: viajes cortos, viajes largos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos