Sigue a Bebesymas

consejos para papás primerizos y lactancia materna

En mis consejos anteriores para papás primerizos os hablé de la lactancia materna y de la importancia que tiene contactar con un grupo de apoyo. Hoy os contaré como conseguir dar el pecho sin interferencias que pueden perjudicar a la lactancia materna.

Inumisión

Pues parece sencillo pero la costumbre social, más que los problemas concretos, suele ser el mayor enemigo de la lactancia materna y lo que más problemas crea.

No temáis volveros insumisos y antipáticos si es necesario, porque como hagáis caso de todos los consejos de quien no sabe y dejéis que se os meta en casa un continuo chorreo de visitas va a ser complicado superar el más leve problema. Recordad que la intimidad en el postparto es una necesidad natural.

A más ignorante, más prepotente

Ignorad a los opinólogos. La mayoría de quien os dará consejos no ha amamantado o lo habrá hecho brevemente; la mayoría de quien se atreverá a opinar (y hasta a meteros el dedo en la teta si os descuidáis) no tiene ni idea de lactancia y lo que os diga solo servirá para confundiros e infundiros inseguridad. Consejo clave: en lactancia, a más ignorante más prepotente con sus consejos.

Si necesitáis información: formaros y acudir a grupos de lactancia, pero evitad que nadie que no sepa sobre lactancia opine y que os cuente mitos falsos sobre este tema que os puedan hacer cometer errores o tener inseguridad.

Tirad el reloj

El estómago de un bebé es minúsculo y hay que darle a demanda, es decir, cada vez que pida y cada vez que se incomode. Si no quiere teta no mamará, tan sencillo como eso. No contéis los minutos ni limitéis las tomas. Los bebés deben comer cuando quieran, sin normas externas. No se empachan, y si han mamado demasiado, ya se librarán de ello. Consejo clave: tirad el reloj.

Piel con piel

Dad el pecho a libre demanda, a ser posible accesible directamente al bebé (nudistas si hace falta), portead para mantenerlo cerca del cuerpo y dormid con él para favorecer la lactancia nocturna, básica para que tome bastante leche y para que se produzca bastante leche. El contacto físico debería ser no solo a través de las ropas, al bebé le gusta sentir nuestro cuerpo. El consejo clave: piel con piel todo el tiempo posible.

No hace falta visitar al recién nacido

Las visitas que quieren conocer al bebé deben ser muy limitadas. El bebé no necesita conocer a nadie y si necesita estar a solas con su mamá, sin interrupciones y dejando que ella descanse cuando el bebé duerme. Las visitas pueden ser de ayuda sin son de las que traen pucheros, o se llevan la colada y la traen planchadita, o de las que pasan a llevarte la cena a la cama y a pasar la fregona. Los profesionales aconsejan que los recién nacidos no reciban visitas.

Las visitas que vienen a tomar café, coger al bebé y meterse en si duermes con él mejor para cuando cumpla el niño 18… bueno, al menos para cuando la lactancia esté perfectamente asentada. Consejo clave: las visitas, más adelante, gracias. Entre que se decepcione un adulto por no ver al recién nacido y ponerle la zancadilla a la lactancia vosotros elegir.

Duerme cuando duerma tu bebé

El bebé dormirá y se despertará para comer sin importar si es de día o de noche. Y eso, que es lo normal y lo sano en un bebé, agota. El bebé necesita el contacto físico y estar en brazos todo el tiempo posible. Y eso, que es lo normal y lo sano en un bebé, agota. La única forma de estar más o menos bien es descansar cuando el bebé duerme. Y no quiero decir pasar la escoba, ordenar la casa o cocinar. Digo descansar y preferiblemente dormir.

La mamá que quiera amamantar debería tener un tiempo para ello. Y eso no es “no hacer nada”, es atender y nutrir a su hijo, lo más importante del mundo. Si está reventada y estresada por mil cosas que hacer no podrá centrare en la lactancia completamente, fluir con su hijo y eso, si eres primeriza y surge un problema con el pecho, aunque sea leve, puede suponer que la fuerzas no te lleguen a más.

Así que lo ideal es que, en lo posible, la madre no tenga que ocuparse de otra cosa que se su bebé en exclusiva especialmente si amamanta, pero igualmente si no lo hace, como ya os contaré en el siguiente post. Consejo clave: duerme cuando duerma tu bebé.

Contrata ayuda si la necesitas

Muchas familias, con la llegada de un bebé, se sienten superadas por problemas de organización casera. Un lactante recién nacido demanda mucho y la mamá, además, está recuperándose y está falta de descanso.

La limpieza del hogar, la colada, la compra y la cocina son cosas que no dejan de ser necesarias por mucho que bajemos nuestra exigencia. La organización es vital pero en algunos casos contratar ayuda externa es la solución mejor.

La pareja va a tener un papel importantísimo en el éxito de la lactancia, siendo quien deba asumir esas tareas de forma solitaria en muchas ocasiones. Pero dado que la baja de paternidad en España es casi tan ridículamente corta como corta es la de maternidad, a veces no va a poder hacerse cargo de todo. Pero, a pesar de ello, debe recordar que la tarea de la madre es atender al bebé, amamantarlo y cuidarlo y que, durante un tiempo, muchas cosas de trabajo antes compartido debe hacerlas otro.

Existen servicios variados que pueden ser de mucha ayuda para las familias: doulas, personas que hagan las tareas del hogar, servicios de lavandería y planchado, catering a domicilio… todas, si nuestra economía las permite, deberíamos contemplarlas.

Contratar ayuda externa es una inversión que hay que tener en cuenta, no solo porque puede ayudar a mantener la lactancia (y os aseguro que se ahorra dando el pecho en dinero para leche y en gastos médicos), sino porque a la larga van a hacer que una familia descansada sea más feliz. Puede que valga la pena dedicar dinero a esto en vez de a cambiar de coche o a planear unas vacaciones especiales.

Estos son mis consejos para los papás primerizos en relación con los posibles problemas de la lactancia materna. En la próxima ocasión, vendrán unos consejos para esos papás primerizos que, por la razón que sea, den biberón.

En Bebés y más | Los 10 pilares de un puerperio feliz, Consejos para superar el cansancio de los primeros días después del parto, Durante el puerperio, flexibilidad de horarios

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios