Sigue a Bebesymas

Niños comiendo

Come saludablemente. Este podría ser el mejor consejo para que los niños aprendan a comer saludablemente. Si en casa se sigue una alimentación adecuada, difícilmente vamos a ofrecerles a nuestros hijos otros tipo de comida.

Tanto cuando empieza la alimentación complementaria como cuando crecen y ya comen lo mismo que toda la familia, hay que ser unos padres conscientes de la importancia de lo que comen y beben los niños cada día. Los anuncios de la tele o el entorno tendrán una influencia limitada en este aspecto, si partimos de una buena base.

Porque aunque los niños nos pidan la comida basura que ven en los anuncios, o quieran chuches a todas horas como algún amigo, ahí estaremos nosotros para saber que no les conviene, y hacérselo entender. Lo cual no quita que alguna que otra vez hagamos concesiones.

No hablamos de consejos para que los niños elijan comidas saludables. Cuando crecen, tal vez serían capaces de atiborrarse de dulces durante un par de días, e imagino que pocos padres están dispuestos a ello, ni aun cuando al tercer día los niños hayan aprendido por ellos mismos que no han hecho bien.

Los padres somos los responsables de lo que se compra en el supermercado y de lo que se pone en la mesa para comer. Y con unos hábitos establecidos, que no son arbitrarios sino que tienen una base fundamentada en pro de la salud familiar, lograremos que, cuando crezcan, entiendan cómo hay que comer saludablemente y sigan con esos hábitos nutricionales.

Niño comiendo

Consejos para que los niños aprendan a comer sano

Pero como a los niños no podemos “convencerlos” con enciclopedias o pirámides nutricionales, vamos a enumerar una serie de consejos para que los niños aprendan a comer saludablemente.

  • Si tú comes bien, ellos comen bien. El ejemplo, como hemos dicho, es el mejor consejo. Les enseñamos sin darnos cuenta, y con el tiempo esa “enseñanza” queda.
  • Involucra a tus hijos en la alimentación familiar. A la hora de hacer la lista de la compra, de coger los productos en el supermercado, de elegir las frutas y verduras, algunos ingredientes para el plato del día, ayudar a preparar ensaladas… Existen muchas recetas deliciosas y sanas para niños que no solo podemos degustar juntos sino también colaborar en su preparación. Cuanto más se diviertan e involucren, más aprenderán de estas experiencias y querrán repetirlas.
  • Habla con ellos, enséñales por qué es necesario que coman frutas y verduras, por qué muchos dulces pueden hacerles daño, por qué hay que poner poca sal en las comidas… Conforme van desarrollando el lenguaje ellos mismos nos irán preguntando sobre los alimentos, o las etiquetas de los productos, los precios, de dónde proceden…
  • Preparemos snaks y aperitivos saludables, ya que a los niños les vienen bien estos tentempiés en algún momento del día. Bocadillitos, frutas y vegetales, frutos secos crudos, yogurt, barras de cereal al horno…
  • Una cocina divertida, platos y mesas divertidos, comer es divertido. La presentación de los platos es clave para que los niños acepten y disfruten de los alimentos.
  • Sin miedo a lo nuevo, sin miedo a lo que no nos gusta. No transmitamos nuestros gustos a nuestros hijos, intentemos que prueben de todo, que haya una oferta variada y no repetitiva de alimentos y platos.
  • Favorezcamos un entorno saludable, implicándonos en el menú escolar, haciendo nuestras observaciones o peticiones a los responsables escolares, políticos, de los medios de comunicación, de las empresas… El cambio empieza con pequeños gestos que, sumados, darán sus frutos y redundarán en una mejor alimentación no solo para nuestros hijos sino para todos los niños.

Todos estos consejos establecerán unas bases sólidas para que los pequeños disfruten comiendo de manera sana. Probablemente no estarán exentos de caer en “tentaciones” en el futuro (como caemos casi todos en alguna ocasión), pero mientras no haya excesos (y este también es un punto importante para enseñarles) no existirán riesgos para la salud.

En definitiva, podemos hacer mucho para que nuestros hijos aprendan a comer saludablemente, crezcan fuertes y adquieran unos hábitos que le ayuden a mantenerse sanos a lo largo de su vida, así como a transmitir esos mismos hábitos a las generaciones futuras.

Fotos | Oakley Originals y Josephers en Flickr-CC
En Bebés y más | Consejos prácticos para que los niños coman más vegetales, Cinco ideas fáciles para cocinar con niños, Decálogo de la dieta mediterránea para niños

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario