Compartir
Publicidad

¿Cómo debe ser un buen desayuno para rendir en el cole?

¿Cómo debe ser un buen desayuno para rendir en el cole?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para comenzar el día con energía es indispensable un buen desayuno, sobre todo para poder afrontar el colegio y las clases matinales y, en general, durante toda la infancia. Pero, ¿cómo es un buen desayuno para rendir en el cole?

Desayunos "homeschoolers"

Nosotros somos mal ejemplo sobre este tema, puesto que mi hijo no desayuna para ir al cole, pues es homeschooler. Pero si hacemos buenos desayunos.

Nosotros no tenemos que estar en el colegio a las nueve de la mañana. Educarse en casa permite que los horarios sean mucho más flexibles y que las actividades se organicen según los gustos o las necesidades de cada familia. Y no somos muy madrugadores. Pero si acostumbramos a desayunar muy bien antes de comenzar las actividades y las clases de todos los días. Y eso es fundamental para todos los niños.

Tenemos tiempo para desayunar de forma contundente y empezar el día con energía. La clave, no ir apurados y, aunque para los homeschoolers suele ser más sencillo, los niños que van al cole también necesitan tiempo por la mañana para comer y por supuesto, comer bien.

Si van corriendo y llegan tarde es complicado que desayunen tranquilos, por eso, mi primer consejo es que todos os levantéis con tiempo de sobra para sentaros juntos en la mesa y disfrutar de los alimentos.

Yo soy de esas personas que por las mañanas van en funcionamiento lento, me acueste a las diez o a las cuatro, antes de las siete de la tarde las neuronas las tengo adormiladas. Y además, desayunar nada más levantarme, realmente, me da hasta naúseas. Prefiero dejar pasar una hora y entonces, ya recuperada, hacer un desayuno que casi podríamos calificar como comida.

Mi hijo, si quitamos lo del café, que lógicamente no toma, es parecido. Para que deayunara para salir a las ocho habría que levantarlo con mucho tiempo de antelación. Ahora no madrugamos ni nos gusta hacerlo, desayuna algo bebido y a la hora de haberse levantado es la hora de tomar un desayuno más contundente que la propia cena.

Si vuestros hijos son también de los que a primera hora van con un funcionamiento lento y les cuesta ponerse a desayunar, lo mejor es levantarlos antes y poder dedicarle el tiempo que merece el desayuno, sentados todos juntos y con tranquilidad, disfrutando de platos apetitosos y variados.

El desayuno, cuando más se parezca a una comida, mejor

Nosotros, si tenemos alguna clase o compromiso antes del mediodía, lo programamos hacia las doce, y si nos levantamos a las nueve, a las diez nos tomamos unos filetes o una buena ensalada completa.

De hecho, es dificil saber que es nuestro desayuno y que nuestra comida. Y esa creo que es otra de las claves, que, aunque en España es menos habitual, si lo hacen en otros países en los que he vivido: el desayuno, cuando más se parezca a la comida, mejor. Desde luego lo que si resulta preocupante es que más de la mitad de los niños no hacen un buen desayuno y eso merma sus energías en el día que comienza y desequilibra su nutrición.

Pero yo en eso si soy bastante clara, los horarios y distribución de las comidas son un hecho cultural, lo importante es distribuir los alimentos a lo largo del día de forma equilibrada, no dejar muchas horas sin comer, y empezar las actividades con energía, sea con pollo asado y crema de calabacín, sea con leche, magdalenas y manzana.

Por eso, antes de recargar bien las energías no hacemos grandes actividades, las clases de equitación, las matemáticas o el piano son siempre después de una colación abundante. De todos modos, lo de hacer un desayuno contundente aunque es común en muchas familias de homeschoolers (spaguettis, tortillas, burritos, platos combinados, bocadillos, ensaladas, caldo, unas croquetas, bandejas de fruta y zumos naturales) también se puede hacer en las demás casas, basta tener un poco de tiempo para organizarse y no intentar darse la comilona con el tiempo corriendo en nuestra contra.

Desayunos y colegio

Y si los niños tienen que ir a clase a primera hora de la mañana es muy importante, sin duda, que hagan un desayuno bien completo y nutritivo, que les de energía.

La hora del patio puede ser un buen momento para completar el aporte de energía de la mañana, pero siempre dependerá del apetito del niño a esas horas y de lo rápido que coma, porque pasarse el recreo con el bocadillo en la mano y sin poder jugar es un poco triste. Por eso, mi consejo, madrugar un poco más y sentaros todos a la mesa a difrutar de una comida variada, colorida y rica.

Puede ser pan de pueblo con aceite, un poco de queso y un plato de sandía un día y otro un lomo a la plancha, champiñones y una naranjada casera. ¿Suena apetitoso?

Vamos ahora a nuestras recomendaciones para que el desayuno les permita llegar al cole con energía:

Variedad, clave para mantener el apetito

Si todas las mañanas tomamos la misma leche, el cacao y las galletas es dificil ver el desayuno como una comida apetitosa, incluso si eso nos gusta. Para que el desayuno se convierta en uno de los pilares de la alimentación diaria y hacerlo completo la clave es la variedad.

Primero, variedad de sabores. Unos días puede ser salado como un sandwich de york y queso, un huevo a la plancha con salchichas, unas medias noches de jamón con tomate o un trozo de pastel de salmón. Otros días puede llevar tarta de manzana, bizchocho casero, galletas de chocolate o un muesli con frutos secos y pasas.

Segundo, las bebidas. Parece que por la mañana es casi obligatorio tomar un vaso de leche, pero hay niños, igual que adultos, que la leche no les sienta bien o no les gusta. No hay que obsesionarse, se pueden tomar otras bebidas como "leches" vegetales, zumos naturales o infusiones. Lo que cuenta, al final, es que el niño reciba un aporte de todos los nutrientes a lo largo del día y que el desayuno incluya vegetales, hidratos y proteínas suficientes como para cubrir su gasto energético de la mañana. Y también importante: hay que beber agua.

Espero que estos consejos os animen a hacer buenos, ricos, coloridos y sabrosos desayunos en familia. De verdad que son una clave para el rendimiento en las actividades de la mañana y especialmente, para poder rendir en el cole.

En Bebés y más | Desayuna y aprueba… prueba a desayunar, nueva campaña para promover el desayuno entre los niños, ¡Despierta y Desayuna!, nueva campaña para fomentar un desayuno saludable, Errores frecuentes en la alimentación infantil, Guía para una buena alimentación infantil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos