Compartir
Publicidad

Guía para una buena alimentación infantil

Guía para una buena alimentación infantil
Guardar
13 Comentarios
Publicidad

Mucho se habla del peligro de una mala alimentación en la infancia, pero los padres necesitamos pautas claras y consejos que nos ayuden a evitarla.

He encontrado por casualidad en la web del Ministerio de Sanidad y Consumo muy buenas recomendaciones de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición para prevenir la obesidad y el sobrepeso y mantener un buen estado nutricional en la infancia.

Son estas:

  1. A diferencia de lo que creían nuestras abuelas, un niño obeso no es sinónimo de un niño sano, ya que se puede estar gordo y mal alimentado.

  2. Durante los primeros meses de vida (0-6 meses) la leche materna a demanda es el alimento ideal para el niño, ya que le aporta en cantidades suficientes, todos los nutrientes necesarios.

  3. Enseñe a su hijo buenos hábitos alimentarios desde el mismo momento que incorpora nuevos alimentos:

    • Ofrézcale alimentos variados y cada uno de ellos repetidas veces.
    • No sobrealimente al bebé.
    • No añada miel o azúcar a los sus biberones y frutas.
    • No agregue sal a su comida. Si lo hace, que sea sal yodada.
  4. En la etapa preescolar y escolar:

    • Adapte su horario a la comida familiar.
    • Evite los "picoteos" entre horas, sobre todo si se trata de alimentos ricos en azúcares y grasas (chuches, bollería, patatas fritas).
    • Evite darle o negarle determinados alimentos como premio o castigo.
    • Acostúmbrele al agua como bebida, en lugar de zumos artificiales y refrescos dulces.
    • Proporciónele una dieta variada rica en verduras y frutas.
    • Fomente el ejercicio físico regular.
    • Limite el tiempo que el niño pasa frente al televisor a menos de dos horas diarias.
    • Evite llevarle a sitios de comida rápida.
    • A partir de los cinco años seleccione lácteos semidesnatados, pues contienen los mismo nutrientes y menos grasa de mala calidad.
    • Desde el primer día de clase, acostumbre a su hijo a tomar un buen desayuno.
  5. Utilice buenas técnicas de cocción para toda la familia:

    • Cocine con poca grasa y evite las frituras.
    • Elija siempre la carne que no tenga grasa visible.
  6. Enseñe a sus hijos a comer despacio y sin distracciones (TV, videojuegos, etc.)

  7. Toda la familia debe implicarse en la práctica de los buenos hábitos alimentarios y en el tratamiento del niño obeso, ya que éste es el marco natural para cualquier aprendizaje.

  8. Enseñe a su hijo a comer con moderación y variedad: un poco de cada cosa y no mucho de una sola.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos