Publicidad

Sara Carbonero irá a cubrir el Mundial de Brasil dejando a su hijo en España: ¿esto es la conciliación laboral y familiar?

Sara Carbonero irá a cubrir el Mundial de Brasil dejando a su hijo en España: ¿esto es la conciliación laboral y familiar?
27 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los padres de niños pequeños llevamos tiempo pidiendo a gritos que se mejoren nuestras condiciones laborales para que podamos pasar más tiempo con nuestros hijos, para poder cuidarles sin tener que dejarlos en manos de terceras personas y, en definitiva, para verles crecer.

No es una cuestión baladí, no es un capricho, es lo que cualquier psicólogo recomendaría a un Estado si sus gobernantes preguntaran qué es mejor a nivel evolutivo y emocional para los niños y ya no solo eso, es lo que los padres queremos para nosotros y nuestros hijos, tener tiempo para darles cariño, amor y una educación.

La respuesta de los gobernantes, hasta la fecha, ha sido algo así como "sí, tranquilos, que tendremos en cuenta el problema y crearemos ayudas para que los padres puedan conciliar el trabajo con la vida familiar". Y por un tiempo lo hicieron. ¿Cómo? Fatal, creando miles de plazas de guardería para que nuestros hijos pasaran ahí el día mientras nosotros seguíamos trabajando igual. Vamos, lo que en mi pueblo llamaríamos "conciliación laboral y familiar muy mal entendida".

Ahora trasciende la noticia de que Sara Carbonero irá a cubrir el Mundial de Brasil dejando en España a su hijo de cinco meses y al hablar de ello explica que "no soy la única mujer que concilia trabajo y maternidad". Y claro, yo que soy padre también y que me gusta como mínimo tratar de sentar las que considero las bases de la que debería ser la opinión pública, pues no me callo: ¿esto es la conciliación laboral y familiar?

Ella puede hacer lo que quiera

Seguro que me querréis decir esto: ella puede hacer lo que quiera. Por supuesto, claro que puede hacerlo. Faltaría más. Es su madre, él es su bebé y oye, el padre hace lo mismo, se va al Mundial de Brasil un mes entero (si es que van pasando las eliminatorias) y deja al mismo niño en España. Pero si a esto se le llama conciliar la vida familiar con la laboral, pues no, a mí no me lo parece.

Conciliar la familia con el trabajo sería adecuar la jornada laboral de alguna manera que permitiera poder pasar más tiempo con tus hijos. Algo así como una reducción de jornada para la madre y el padre (y estaría bien que recibieran alguna ayuda compensatoria, por la pérdida de poder adquisitivo), como poder modificar el horario del trabajo para poder atender a tu hijo por la mañana o no llegar a las ocho de la tarde, cuando el niño ya duerme, etc.

Incluso poder, si es posible, hacer parte del trabajo en casa, para no separarte tanto tiempo de tu hijo o al revés, poder llevarte a tu hijo, si es posible, al trabajo. Sé que suena raro porque no estamos acostumbrados, pero hay muchos, muchos trabajos, donde un bebé no molestaría lo más mínimo.

Eso no es conciliar

Así que no, irte 2-3 semanas, o cuatro si España llega a la final, a otro país, dejándote atrás al niño, eso no es conciliar la vida familiar con la laboral. Eso es hacer lo mismo que harías si no fueras madre, con la única diferencia que te conectarás vía webcam para ver a tu hijo.

Conciliar sería llevártelo contigo a Brasil y tener la posibilidad de trabajar cubriendo solo los partidos y los entrenamientos de España, por ejemplo. Eso te dejaría tiempo para cuidar de tu bebé. Podrías estar con él mientras trabajas y alguien podría estar a su cargo cuando has de aparecer en antena.

Y si la idea es cambiar mentalidades, salir con el bebé en la televisión mientras entrevistas a los futbolistas. Quizás hasta algunos le harían carantoñas y la sociedad entendería que los bebés y la maternidad no están reñidos con una vida normal, que parece que siendo madre o padre te tengas que esconder de los demás hasta que el niño es mayor. Así, además, incluso el padre podría pasar muchos ratos con él.

Nada cambia...

Así que, como bien has dicho, Sara: "Nunca me he planteado dejar de trabajar, me gusta mucho lo que hago, hay tiempo para todo. Sólo espero que haya buena conexión Wi-Fi en el hotel, para no perderme nada de lo que haga Martín estas semanas." Hay tiempo para todo, claro, pero el que sale perdiendo es el de siempre, el pequeñito que no entiende por qué sus padres, de repente, desaparecen casi un mes de sus vidas. Ojalá haya buena conexión Wi-Fi, pero lo peor no es lo que tú te vas a perder. Lo peor es lo que tu hijo se va a perder, que es a sus padres.

Repito: eso no es conciliar el trabajo con la familia. Eso es hacer lo mismo que los adultos que no tienen hijos. Eso es seguir dando coba a un sistema que está montado para que los más débiles e indefensos sean los que siguen sufriendo las consecuencias.

Vía | El Mundo
Foto | Trendencias
En Bebés y más | Los niños españoles salen del colegio más tarde que la mayoría de europeos, "¿No debería ser al revés?": niños que van a buscar a sus padres al trabajo, El tiempo de calidad y la cantidad de tiempo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir