Puertas y ventanas abiertas de forma permanente en las aulas: la nueva recomendación de Sanidad y Educación para combatir la Covid

Puertas y ventanas abiertas de forma permanente en las aulas: la nueva recomendación de Sanidad y Educación para combatir la Covid
Sin comentarios

En septiembre del 2020 los Ministerios de Sanidad y Educación y FP publicaban el documento de consenso sobre 'Medidas de prevención, higiene y promoción de la salud frente a covid-19 para centros educativos en el curso 2020-2021', que ha estado vigente hasta hace solo unos días cuando se ha actualizado.

Entre las diferencias con el texto antiguo, la recomendación de la ventilación natural, es decir, apertura de puertas y ventanas de forma permanente en los centros educativos para evitar así la transmisión del SARS-CoV-2, frente al "ventilar con frecuencia durante al menos 10-15 minutos al inicio y al final de la jornada escolar, durante el recreo y, siempre que sea posible, entre clases".

Se enfatiza en la importancia de la ventilación natural

Las recomendaciones emitidas ahora explican de forma más detallada cómo ha de ser la ventilación en los colegios e institutos e introducen algunos cambios por "la nueva evidencia sobre la transmisión del SARS-CoV-2 por aerosoles", que "hace necesario enfatizar la importancia de la ventilación". Estas son las novedades más destacadas:

  • "La ventilación natural es la opción preferente".

  • Se recomienda la ventilación cruzada y si es posible "de forma permanente". El nuevo documento dice que "es más recomendable repartir los puntos de apertura de puertas y ventanas que concentrar la apertura en un solo punto". Es decir, se recomienda la apertura de puertas y/o ventanas opuestas o al menos en lados diferentes del aula, para favorecer la circulación de aire.

Muchos centros educativos ya aplican esta ventilación natural de forma continua desde el principio de curso, haga o no frío.
  • Ventanas abiertas aún sin calefacción, "en situaciones de alta transmisión comunitaria de SARS-CoV-2". Se debe valorar la priorización de la ventilación natural por su efectividad en la prevención de la transmisión por encima de aspectos como las condiciones de temperatura y humedad necesarias para el confort térmico o a los requerimientos de eficiencia energética".
  • En caso de que la ventilación natural no sea suficiente, "se puede utilizar ventilación forzada (mecánica), debiendo aumentarse el suministro de aire exterior y disminuir la fracción de aire recirculado al máximo, con el fin de obtener una adecuada renovación de aire".

  • Se pueden utilizar filtros o purificadores de aire (dotados con filtros HEPA) "únicamente si no es posible conseguir la ventilación adecuada mediante ventilación natural o mecánica". Antes de llegar a este punto, es mejor valorar el uso de otros espacios que sí permitan circulación del aire.

  • Si es necesaria ventilación forzada, hay que asegurarse de que los filtros de aire estén bien instalados para asegurar un adecuado caudal de aire, y que los equipos tengan un adecuado mantenimiento.

  • Para realizar actividades que aumentan la emisión de aerosoles como gritar, cantar o hacer ejercicio físico, la actualización recomienda realizarlas siempre que sea posible en el exterior y, si no lo fuera, garantizar una adecuada ventilación, mantener la distancia y el buen uso de la mascarilla.

Recomendaciones para alumnos de riesgo

Educacion Distancia
  • Los alumnos que presenten alguna patología considerada por Sanidad y Educación como "patologías de especial riesgo para Covid-19", podrían quedar exentos de la educación presencial si así lo deciden sus padres tras una evaluación médica. Se incluyen, entre otros, niños con formas graves de parálisis cerebral infantil, enfermedades mitocondriales, metabólicas u otras enfermedades crónicas que pueden agravarse con infecciones.
Esta actualización incluye un listado de las patologías que se consideran de "especial riesgo para Covid-19" y que eximen a los alumnos de las clases presenciales.
  • Se necesita un informe clínico o en un certificado médico del pediatra para justificar la exención del niño o adolescente a la educación presencial.

Es decir, la familia no podrá decidir por su cuenta y riesgo si su hijo acude o no al colegio. Según la actualización del Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Educación y FP, para que el niño se ausente los padres deben presentar un certificado médico del profesional de referencia de su patología crónica grave o de informes clínicos previos donde se recoja alguno de los problemas de salud de la lista de patologías de especial riesgo para la Covid-19, especificado en este documento.

Vía | 'Medidas de prevención, higiene y promoción de la salud frente a covid-19 para centros educativos en el curso 2020-2021'

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Por qué es más importante que nunca ventilar tu casa a diario, aunque haga frío, Actividades extraescolares en tiempos de COVID: qué debes tener en cuenta antes de matricular a tu hijo, Los niños no son súper contagiadores de Covid-19: un gran estudio del Hospital Vall d'Hebron lo confirma

Temas
Inicio