MD EyeCare, la app con la que puedes detectar un retinoblastoma y otras enfermedades oculares en bebés y niños

MD EyeCare, la app con la que puedes detectar un retinoblastoma y otras enfermedades oculares en bebés y niños
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Los niños pequeños rara vez se quejan de ver mal o poco, aunque su visión sea realmente escasa o tengan alguna enfermedad visual. Esto es normal, ya que la mayoría de veces conviven con ellas desde bebés y lo han normalizado. Por eso una aplicación como la que hemos descubierto llamada MDEyeCare, puede suponer corregir a tiempo y evitar tratamientos más largos, costos más altos y por consiguiente, menos posibilidades de obtener buenos resultados a largo plazo.

¿En qué consiste?

MDEyeCare es una aplicación con la que, mediante una fotografía altamente sofisticada, podría ayudar en la detección temprana de problemas visuales en niños, permitiendo tener un tratamiento a tiempo y mejores resultados.

Un estudio realizado en 2019, en el cual se comparó su efectividad frente a otra aplicación para la detección de patologías visuales, dio como resultado que la aplicación podría detectar la leucocoria en etapas tempranas de retinoblastoma, y que en estadios tardíos logra detectar el 100% de los tumores.

¿Qué enfermedades puede detectar MD EyeCare?

Miopia

Retinoblastoma

El retinoblastoma es el tumor ocular más común en los niños y suele presentarse entre los seis meses y el año y medio de edad. Debido a que los niños no expresan pérdida de la visión, se puede llegar a su diagnóstico varios meses o años después, cuando ya es demasiado tarde para preservar el ojo, incluso sus vidas corren peligro.

Errores refractivos

Son cambios en la forma en que el ojo enfoca.

Vicios de Refracción

Son cambios en la forma en que el ojo enfoca.

Miopía:

Una persona miope ve claramente los objetos cercanos, pero de lejos los ve borrosos. La miopía es una condición que se presenta en personas que tienen globos oculares de gran diámetro o curvatura excesiva en las córneas. El hecho de entrecerrar los ojos tiende a hacer que los objetos distantes parezcan más nítidos.

Hipermetropía:

Las imágenes se enfocan en teoría detrás de la retina y, por lo tanto, la visión de cerca se vuelve borrosa. Se debe a que el diámetro del globo ocular es más pequeño de lo normal o la córnea es demasiado plana.
La mayoría de los niños tienen hipermetropía al nacer (hipermetropía fisiológica), un defecto que se corrige a medida que se desarrolla el ojo.

Si no se detecta y se trata a tiempo, puede provocar dolores de cabeza y/o vista cansada.

La hipermetropía infantil no tratada puede ser causa de estrabismo (desalineación de los ojos) y ambliopía (también llamada ojo vago). La hipermetropía se corrige fácilmente mediante el uso de gafas convergentes.

Astigmatismo

En estos casos, la córnea está anormalmente curvada, lo que provoca que la visión sea borrosa. El astigmatismo dificulta ver los detalles finos, ya sea de cerca o de lejos.

En los niños, el astigmatismo no corregido en un solo ojo puede causar ambliopía (debilidad o disminución de la visión), y su tratamiento suele implicar el uso de anteojos o lentillas.

Estrabismo

Es la pérdida del paralelismo entre los ojos. Esto evita que ambos ojos miren al mismo punto del espacio, lo que provoca una visión binocular incorrecta, y puede afectar negativamente a la percepción de la profundidad.

Cuando el estrabismo es congénito o se desarrolla en la infancia, puede causar ambliopía, una condición en la que no hay un desarrollo adecuado de las estructuras neurológicas encargadas de la visión, por eso, cuando llega a la edad adulta a pesar de corregir la patología que derivó en la ambliopía, la visión ambliópica en ese ojo es insuficiente y no se corrige.

Esta enfermedad es reversible durante la infancia y en ocasiones la adolescencia es adecuada con medidas terapéuticas, que en el caso del estrabismo suele ser la terapia con parches y eventualmente el uso de lentes. En casos más severos, se accede a la cirugía.

¿Como se usa MD EyeCare?

Aunque puede ser utilizada por cualquier persona, se debe seguir el método indicado para utilizar esta aplicación, y posteriormente la foto debe ser valorada por un oftalmólogo

  1. Se debe ubicar el móvil a un metro de distancia, a la misma altura que el niño.
  2. Se deben enfocar los ojos del niño tocando la pantalla.
  3. Se debe apagar la luz, debemos espera hasta que el sensor llegue a la barra verde y en ese momento, hacer la foto.

Es importante tener en cuenta de que ante cualquier señal que identifiquemos como anormal en los ojos de nuestros bebé o de nuestro niño, es fundamental consultar con el pediatra o con el oftalmólogo a la mayor brevedad posible, ya que en caso de problemas visuales, cuanto antes se lleve a cabo un tratamiento, más posibilidades hay de lograr resultados exitosos.

Imagen | prostooleh

Temas
Inicio