Compartir
Publicidad

Insomnio en bebés por dormir en sitios inadecuados‏ como la cama de los padres o sus brazos, dice un estudio

Insomnio en bebés por dormir en sitios inadecuados‏ como la cama de los padres o sus brazos, dice un estudio
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El sueño en los bebés es y será seguramente durante mucho tiempo un tema complicado de abordar porque de igual modo que unos estudios dicen que dormir con los bebés es positivo otros vienen a decir que es negativo y que llega a producir incluso insomnio.

Un estudio actual, realizado en el Hospital “Virgen de la Luz” de Cuenca concluye que el 51% de los bebés con problemas de insomnio duerme en un lugar inadecuado, como la cama de los padres o incluso en sus brazos.

Seguro que después de haber leído lo que acabo de escribir en negrita muchos habréis dado ya la vuelta a la tortilla al asunto, de igual modo que yo se la voy a dar, pero antes de entrar en materia vamos a seguir explicando un poco más lo que nos quieren decir con este estudio.

Resultados y conclusiones del estudio

Según explican, con estos datos se demuestra que los hábitos de sueño inadecuados (ya sabéis, todo lo que sea que alguien duerma tocando a un bebé, o cerca de él) están relacionados con el insomnio y otros trastornos de sueño. Esta comunicación ha sido galardonada con el premio a la mejor comunicación en el área de Sueño (no quiero pensar entonces cómo era la peor…).

En el estudio han participado más de 200 familias y como malos hábitos se ha comentado que el 18% de los niños de 15 meses se va a la cama a las 23:00 horas o más, que el 4,7% de los bebés de seis meses duerme en la cama de sus padres, siendo el 8,2% cuando los niños alcanzan los 15 meses.

Otra conclusión del estudio revela que existe una baja prevalencia de trastornos del sueño en la población, un 7,9% del total, y que dichos trastornos son síntomas del insomnio. Para evitarlo recomiendan que los padres enseñen a dormir a sus hijos correctamente, vamos, algo que ya hemos oído muchas veces de los profesionales dedicados al sueño de los niños.

Girando la tortilla de los resultados que han obtenido

Dicen que el 51% de los niños que tienen insomnio lo tienen porque duermen con sus padres o en brazos. Esto hace que quede un 49% restante que hace las cosas “bien”, es decir, que duerme en su cuna, en su habitación y abrazando a un muñequito para sentirse seguro y tranquilo.

De una muestra de 200 niños un 7,9% tiene problemas de insomnio, es decir, unos 16 niños. De esos 16 niños, el 51% dormía con los padres o en brazos y el 49% en la cuna. En cifras aproximadas, 8 de esos niños dormían en un sitio teóricamente inadecuado y 8 dormían en un sitio adecuado. ¿Es esto suficiente como para decir que el insomnio en los niños viene provocado por colechar o dormir en brazos? Evidentemente no.

Digamos que la conclusión a la que llegan: “los malos hábitos provocan insomnio” es de lo más absurdo que he podido leer este año, y eso que ya se está acabando, porque según su estudio yo también podría decir que dormir en la cuna provoca insomnio, porque los mismos niños duermen mal por culpa de la cuna que por culpa de los brazos o el colecho.

De esto se deduce que no parece que una cosa tenga que ver con la otra. Es más, es muy posible que (cocinando aún más la tortilla por la otra cara) muchos de los niños que tienen insomnio duerman con los padres porque así duermen mejor. Siendo esto así, dormir con los padres, en la misma cama o en sus brazos, es una consecuencia del insomnio y no al revés, es decir, no tienen insomnio porque duermen con sus padres, sino que duermen con sus padres porque tienen insomnio.

Haciendo esta reflexión podríamos concluir que dormir con los padres en la misma cama o en sus brazos es algo beneficioso porque los niños con problemas de sueño llegan a dormir igual de bien (o igual de mal) que los niños que tienen menos problemas de sueño y duermen en su cuna (en ambos casos sólo 8 de cada 200 niños sigue durmiendo mal). Así que, bajo mi punto de vista, este estudio que trataba de demostrar que es mejor poner a los niños a dormir en su cuna acaba demostrando que lo recomendable es lo contrario, que duerman con los padres y en sus brazos.

Con respecto a los otros malos hábitos, como que el 18% de los niños de 15 meses se duerman a las 23:00 de la noche, habría que saber a qué hora se despiertan. Recuerdo siempre a una amiga mía que me decía “Armando, todo el mundo dice que lo hacemos fatal, mi hijo se duerme casi a las 00:00 de la noche, pero es que no consigo que se duerma antes”. Entonces yo le pregunte: “¿Y a qué hora se despierta?”, a lo que me respondió que como ella trabajaba en turno de tarde, aprovechaban por la mañana para dormir hasta tarde los dos, levantándose entonces entre las 10:00 y las 11:00 de la mañana. Evidentemente, le dije que no veía dónde estaba el problema.

Actualización: Ciertamente, como ha comentado Alicia Navarro en su comentario, los cálculos que he realizado no son correctos, porque he dejado de lado a los bebés que duermen bien que no colechan, que son mayoría. Si hay 200 niños y entre un 4,7 y un 8,9% de ellos colechan, esto corresponde a unos 18 niños. Es decir, 18 duermen con sus padres y 172 en la cuna. De los 18 niños, 8 son los que duermen mal, como hemos comentado anteriormente, y de los 172, son 8 también (recordad que eran 16 los que dormían mal). Visto así sí parece que dormir con los niños provoca insomnio. Sin embargo, como he comentado anteriormente, los niños suelen dormir con los padres precisamente porque duermen mal o se despiertan mucho. Alicia Navarro comenta en su comentario que en su caso fue así, yo he vivido lo mismo, pues nosotros empezamos a colechar cuando vimos que nuestro hijo dormía mejor con nosotros que solo y la mayoría de padres que duermen con sus hijos explican lo mismo: “duermo con ellos porque así dormimos todos mejor”.

Vía | ABC
Foto | Oksidor en Flickr
En Bebés y más | Niños que se provocan el vómito por la noche para no estar solos (conclusiones), El nefasto método de Supernnany para dormir a los niños, El Dr. Estivill evitó seguir su método con su nieto (y consigo mismo)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio