¿Cuál es la mejor hora para que los niños se vayan a la cama?

¿Cuál es la mejor hora para que los niños se vayan a la cama?
Sin comentarios

El sueño es fundamental para el buen desarrollo de los niños. Un mal descaso repercute en su estado de ánimo volviéndoles más irritables, y también en su salud, ya que los trastornos del sueño están relacionados con alteraciones en su desarrollo cognitivo y emocional, afectando al rendimiento académico y a su comportamiento.

La pregunta que nos hacemos todos los padres es a qué hora deben irse los niños a la cama para estar descansados al día siguiente.

Al igual que los adultos, no todos los niños necesitan dormir la misma cantidad de horas. Además de la diferenciación por edades, porque no duerme el mismo tiempo un bebé recién nacido que un niño de cinco años, cada pequeño tiene sus propias necesidades fisiológicas de sueño. Algunos se despiertan como una rosa después de dormir siete horas mientras que otros necesitan 10 horas de sueño como mínimo.

¿Cuántas horas deben dormir?

De acuerdo a las diferentes edades de los niños se ha elaborado una guía estimativa de horas de sueño recomendadas. Así como se aconseja que los adultos duerman ocho horas diarias, cada rango de edad tiene su propia guía de horas.

horas-sueno

Vemos que no se recomienda que ningún niño menor de 12 años duerma menos de 9 horas. A partir de allí podemos calcular la mejor hora para que se vayan a la cama en función de a qué hora debe levantarse el niño al día siguiente.

Entre semana, la mayoría de los niños en edad escolar se tienen que despertar entre las 7 y las 8 de la mañana según la cercanía a la escuela y el tiempo que tardan en prepararse. En función de ello, podemos restar el tiempo para vestirse, desayunar y trasladarse y calcular a qué hora debemos acostarlo.

Suponiendo, por ejemplo, el caso de los niños de entre 1 y 5 años que entran a la guardería o al colegio a las 9 de la mañana, si calculamos una hora de preparación y traslado, es decir que se despiertan a las 8 y deben dormir un promedio de 12 horas (los más pequeños reforzarán con una siesta), lo aconsejable es que se vayan a la cama entre las 20 hs y las 20.30 hs.

Cada niño tiene sus propias necesidades de sueño

Dicho esto, como recomendación general, hay que tener en cuenta las individualidades de cada niño.

Los niños regulan ellos mismos sus propios tiempos de sueño; es decir, duermen lo que necesitan. Algunos se duermen cuando "se caen de sueño" y duermen del tirón, mientras que otros no se levantan descansados si no les hemos acostado la noche anterior a determinada hora.

También hay que tener en cuenta las rutinas de cada niño. No es lo mismo un niño que al día siguiente se queda en casa y si se ha dormido tarde no pasa nada, a lo sumo duerme una siesta más larga para recuperar, que uno que tiene que levantarse para ir a la guardería y tendrá un mal día si ha dormido poco.

Cada niño es un mundo y es posible que, con el tiempo, si les acostamos todos los días a la misma hora y siguiendo una rutina, vayan acostumbrándose a regular sus horas de sueño de acuerdo a sus propias necesidades.

Lo más sensato es observar al niño para estimar las horas de sueño que necesita dormir cada noche. Si vemos que le cuesta levantarse por las mañanas deberemos adelantar la hora de irse a la cama, en cambio si vemos que se despierta antes de tiempo descansado no habrá problema en que de alguna vueltita más por la noche.

Otro punto a matizar es que no es lo mismo acostarse que dormirse. Hay niños que se duermen enseguida mientras que otros dan vueltas un buen rato hasta cerrar los ojos. Tampoco es la misma situación todos los días, habrá días que estén más cansados, más estimulados o más excitados.

Nada de pantallas antes de dormir. La tele, el móvil o la tablet antes de irse a la cama no ayuda en nada a facilitar que el niño se relaje para irse a dormir. Lo más aconsejable es evitar las pantallas antes de la hora de acostarse y sustituirla por un cuento en la cama.

En Bebés y más | El sueño infantil cambia drásticamente a los dos años de edad, Melatonina para mejorar el sueño en niños: se vende sin receta, pero no hay que darla sin prescripción médica

Temas
Inicio