Publicidad

El riesgo de hipertensión en el embarazo aumenta un 50 por ciento si la madre vive en una zona con mucho tráfico

El riesgo de hipertensión en el embarazo aumenta un 50 por ciento si la madre vive en una zona con mucho tráfico
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Un nuevo informe del Programa Nacional de Toxicología de Estados Unidos (NTP) sugiere que la contaminación del aire relacionada con el tráfico aumenta el riesgo de que una mujer embarazada sufra hipertensión.

Se trata de un trastorno importante que puede provocar un parto prematuro o incluso poner en riesgo la vida del bebé si termina desarrollándose preeclampsia o eclampsia. de ahí la importancia de evitar la contaminación.

Los peligros de la contaminación

La doctora Brandy Beverly, autora principal e investigadora del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental, señala:

"Cuando estas mujeres están expuestas a la contaminación del tráfico durante todo el embarazo, la probabilidad de desarrollar preeclampsia aumenta aproximadamente un 50 por ciento".

Examinaron los componentes de la contaminación, como el óxido de nitrógeno, monóxido de carbono, carbono negro y carbono elemental, y también parámetros como la densidad del tráfico y la proximidad de las madres a las carreteras principales.

Los resultados sugieren que las mujeres que viven a menos de medio kilómetro de una carretera principal o en zonas de alta densidad de tráfico pueden tener un mayor riesgo de desarrollar hipertensión del embarazo.

La contaminación atmosférica relacionada con el tráfico (TRAP) proviene de la combustión de combustibles fósiles por parte de los vehículos de motor. Estas emisiones de los vehículos son mezclas de gases y partículas que se inhalan fácilmente y que tienen efectos adversos para la salud. Se sabe que es un factor de riesgo importante para las enfermedades cardiovasculares, incluyendo la hipertensión.

Cómo afecta la hipertensión en el embarazo

Embarazo

La hipertensión gestacional, inducida por el embarazo, es un trastorno que afecta el desarrollo normal de la gestación. Se define como la aparición de tensión alta en una embarazada después de las 20 semanas de embarazo, sin que exista un diagnóstico previo.

Se considera hipertensión si los valores son superiores a 140/90 (tensión arterial asistólica o máxima/tensión diabólica o mínima).

Estos desórdenes son bastante comunes y aunque la mayoría son leves, otros pueden constituir un serio riesgo para la salud de la madre y del bebé. Por esa razón, se controla la tensión en el embarazo durante las revisiones.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre todos los estados hipertensivos del embarazo, la preeclampsia, al igual que la eclampsia, sobresale como una de las principales causas de morbilidad y mortalidad maternas y perinatales.

Las mujeres con hipertensión durante el embarazo tienen más probabilidades de tener un parto prematuro. Sus bebés corren un mayor riesgo nacer con bajo peso y sufrir problemas de salud a largo plazo, asociados con el nacimiento prematuro.
  • La preeclampsia, o presión arterial alta con proteína en la orina o deterioro de la función hepática o renal, en la segunda mitad del embarazo.

  • Si la preeclampsia empeora y provoca convulsiones, se convierte en eclampsia, una afección grave para la madre y el niño que puede ser mortal.

Este estudio surgió a petición de pediatras y especialistas que querían saber hasta qué punto la contaminación del aire afecta a la salud de los niños.

Vía | National Institute of Environmental Health Sciences

Fotos | iStock

En Bebés y Más | La hipertensión en el embarazo aumenta el riesgo de obesidad infantil, Sufrir diabetes e hipertensión en el embarazo podría predisponer a desarrollarlas más adelante, Un recién nacido tiene más riesgo de ser ingresado en la UCI si su madre está expuesta a la contaminación del aire antes del parto

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios