Compartir
Publicidad

Qué características tienen que tener las televisiones para estar en el salón de casa

Qué características tienen que tener las televisiones para estar en el salón de casa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como se puede ver en la imagen los niños están muy atentos a la televisión que como todos sabemos ocupa un lugar destacado en el salón. Los retos que se presentan para las familias es conocer qué características tienen que cumplir las televisiones que formarán parte de los hogares en los próximos años. Y es que una vez realizada la transición de las televisiones de tubo a las de pantalla plana parece que la próxima tendencia en el ocio familiar doméstico son las Smart TV con sus aplicaciones, con sus mandos funcionales, con controles por voz y con las últimas tecnologías que rápidamente dominan y aprenden, si les dejamos (y creo que hay que dejarles), los peques en casa.

Las nuevas televisiones vienen equipadas además con juegos y aplicaciones infantiles específicas, por ejemplo, se puede encontrar la aplicación de Pocoyó que permite a los más pequeños disfrutar de sus aventuras.

Como dice Miguel Ángel Uriondo en su recomendable blog la clave de las nuevas televisiones son la conectividad y las aplicaciones que incluyan.

Para conectar todos los dispositivos electrónicos que hay por casa lo mejor es que tenga muchas conexiones HDMI aunque las USB tampoco vienen nada mal. Además que incluya las entradas por componentes para consolas como la Wii o el euroconector para reproductores de vídeo.

Y sobre las aplicaciones, que incorporen acceso a contenidos como vídeos, música y entretenimiento. Los niños aprenderán rápido cómo aprovechar esas funcionalidades y seguro que se hacen fuertes con ellas. Muchas empresas además admiten pago por suscripción con lo que si están disponibles sus servicios a través de aplicaciones en la televisión ésta se convierte en una ventana más para acceder a ellas de forma rápida y sencilla.

En el precio me parece que es donde las diferenciaciones se amplían y quizá haya que ser muy exigente tanto con el centro comercial en el que se adquiere como en las capacidades y conexiones que ofrece la televisión.

Y por último el mando de la televisión, y es que estos dispositivos tienen que ser muy intuitivos y prácticos. En las televisiones que tengo en casa hace tiempo que me he rendido a utilizar solo dos botones: subir y bajar canales y subir y bajar el volumen. Y es que el resto de botones no me parecen nada comprensibles y útiles. Creo que es muy importante que el mando se acompañe de menús sencillos y bien organizados en la pantalla. Para los niños actuales espero que el desarrollo del control remoto de la televisión sea un reto sobre el que trabajar porque en mi opinión desde que le quitamos el cable al mando a distancia y le pusimos pilas apenas hemos evolucionado.

En todo caso la televisión tiene algo que consigue que, como las niñas de la imagen, cualquier contenido que se reproduzca a través de esa ventana digital reclama nuestra atención y dedicación.

Y aunque la tecnología es cada vez más extraordinaria y llena de posibilidades la televisión no está exenta de riesgos porque como decía Groucho Marx:

La televisión ha hecho maravillas por mi cultura. En cuanto alguien enciende la televisión, voy a la biblioteca y me leo un buen libro.

Ahora quizás lo que hacemos ya no es apagarla sino conectar cualquier dispositivo y utilizarla como un periférico más.

Vía | Miguel Ángel Uriondo Imagen | greekadman

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos