Publicidad

El curioso origen de la palabra "embarazada" en varias lenguas

El curioso origen de la palabra "embarazada" en varias lenguas
1 comentario

Publicidad

Publicidad

La dulce espera del embarazo no siempre es tan dulce, eso lo sabemos. Y el embarazo no era muy distinto hace unos cuantos siglos, cuando la evolución del lenguaje les puso el nombre con el que hoy lo conocemos. Por eso en el fondo de esos nombres en distintas lenguas se pueden rastrear significados asociados a 'carga' e incluso 'enfermedad'.

Pero, ¿cuál es ese origen de la palabra "embarazo" en las distintas lenguas? La etimología nos puede decir mucho acerca de cómo conciben las culturas una realidad (o al menos cómo lo hacían hace siglos), en este caso el de la mujer embarazada.

Si bien con el paso de los siglos se va perdiendo el significado originario, en la base de la palabra se puede rastrear una denotación. No se trata del significado personal subjetivo que el embarazo puede tener en cada caso particular, sino de algo más general, cultural, que puede que le diera nombre a esa realidad.

Lo que sucede e que esas realidades sí pueden haber sufrido cambios con el paso del tiempo a veces incluso los orígenes no están nada claros... por lo que podemos hacer hipótesis curiosas.

Embarazada, preñada, encinta

En castellano según Joan Coromines la etimología de la palabra "embarazo" y "embarazada" proviene de "embarazar" que significa 'impedir, estorbar'. A su vez, esta palabra se documenta primero en leonés o portugués "embaraçar", derivado de 'lazo, cordel, cordón'. ¿Tendrá que ver más con el cordón umbilical que con el sentido de "impedida"?

Por otro lado, según el mismo diccionario etimológico "preñada" proviene del latín "praegnas" con el significado de 'encinta', 'embarazada', 'que está a punto de brotar' o 'lleno'.

De origen incierto es la palabra "encinta". Aunque se sabe que proviene del latín tardío "incincta", este a su vez de "inciens" ('ceñido'). El habla popular asoció este término a un derivado de "cignere" ('ceñir', interpretándolo como si significara "no ceñida") o o como derivado de "incingere" ('rodear algo, como las fajas y cintas que solían ponerse las mujeres embarazadas).

Con la misma raíz que "embarazada" tenemos palabras como "embarazoso", que se relaxionaría por ejemplo con la palabra inglesa "embarrassed", vergonzoso. ¿Tanta vergüenza daba estar embarazada? No me extraña que siga siendo un tema tabú...

Lenguas eslavas: el embarazo como carga

Las palabras para designar la idea de embarazada en las lenguas eslavas comparten la misma raíz etimológica de 'carga'. Así lo vemos en el caso del ruso, donde la palabra más comúnmente usada para designar "embarazada" es "beremenaya".

Esta palabra significa "embarazada" en un sentido figurado: el significado literal de esta palabra es muy distinto, asociado a un significado casi religioso de 'carga' o 'castigo'. Lo cual me recuerda a la maldición bíblica de "parirás con dolor"...

Pero, ¿es una carga para la mujer el embarazo? Bueno, diría que en ocasiones para algunas mujeres podría serlo. Y, literalmente, cargar con unos cuantos kilos más sí lo hacemos...

Pero lo que está claro es que la raíz original de la palabra se aleja mucho del significado actual que se le da a la palabra y que tendrá unas connotaciones diferentes según las mujeres.

Entre la vida y la muerte

En la República africana de Malaui encontramos otro curioso origen. El embarazo visto como algo que puede dar la vida, pero también traer la muerte. La palabra tiene la connotación de 'enfermedad'.

En chichewa, el idioma de Malaui, existen tres palabras que designan "embarazo": "pakati", "matenda" y "wodwala". Pues bien, las tres llevan implícita la idea de enfermedad. El significado literal de "paraki" es "entre la vida y la muerte". Por su parte, "wodwala" se refiere a alguien que está enfermo.

Por desgracia, en este país y en otros del mundo en desarrollo, el embarazo efectivamente tiene bastantes más posibilidades de acabar mal que en otros lugares...

Pero aunque nos sintamos tentados de dar esa explicación para la raíz de la palabra, lo cierto es que en sus orígenes tan peligroso era dar a luz en África como en cualquier lugar de Europa.

Embarazadas distintas razas

Embarazo y felicidad en China

Por fin un significado menos deprimente (algunos dirán menos real). En China, una de las palabras en mandarín que designan a la embarazada es "youxi" y significa "tener felicidad". La palabra está compuesta por dos caracteres chinos: 'you' (que significa 'tener') y 'xi' (que significa 'felicidad').

Resulta poético que al unir ambos caracteres obtengamos la palabra 'embarazo'. Aquí sí, hablamos de dulce espera o de "estado de buena esperanza" que diríamos en nuestro idioma.

Pregnant

La palabra “pregnant” que significa embarazada en inglés también puede referir, por ejemplo, a algo que está cargado de significado o emoción. Proviene de una palabra en latín que significa 'antes de nacer'. Con el tiempo, "pregnant" ha adquirido otros significados.

El azar de la evolución de las palabras puede haber hecho que esta palabra inglesa se "cruzara" con otra de origen francés y que suena parecida a "pregnant" para expandir su significado.

Estómago grande

Aquí un origen realista y poco subjetivo de la palabra "embarazada". En este caso en la lengua de la tribu amazónica pirahã, donde "koohiaaga" es la palabra correspondiente a embarazada y significa "estómago".

Cuando los habitantes de esta comunidad se refieren a una mujer con "su estómago grande", están queriendo decir que se encuentra en estado.

De todas formas, pensemos que muchas palabras que usamos hoy se alejan de sus significados literales. Y cada persona añade los significados subjetivos a los términos, así que tanto en españa como En China o en Malaui una mujer puede considerar el embarazo más o menos carga, más o menos enfermedad, más o menos feliz...

En cualquier caso, el origen de la palabra "embarazada" o "embarazo" en las distintas lenguas es muy curioso. Aunque tengamos en cuenta que también muchas etimologías son hipotéticas, ya que el paso de los siglos puede difuminar los orígenes lingüísticos.

Vía | BBC Fotos | Thinkstock En Bebés y más | Cuando la palabra "embarazada" era tabú en televisión (y qué poco hemos cambiado), Embarazada sí, enferma no

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios