Ser madre después de los 40: los riesgos de un embarazo a edad avanzada como el de Adriana Lastra

Ser madre después de los 40: los riesgos de un embarazo a edad avanzada como el de Adriana Lastra
Sin comentarios

Ayer conocimos la dimisión de la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, embarazada de su primer hijo a los 43 años. Ha anunciado que el motivo es por "cambios importantes" en su vida personal que exigen "tranquilidad y reposo" y que en las últimas dos semanas le han obligado a tomar una baja laboral que "se va a prolongar aún un tiempo".

Más allá de las cuestiones políticas que puede haber detrás de su renuncia, en las que no entraremos en este artículo, queremos hablar de un hecho muy frecuente en la actualidad, el de mujeres embarazadas después de los 40 años y los riesgos de una gestación a edad avanzada, como el de Lastra.

Cada vez más mujeres son madres después de lo 40

Ser madre pasados los 40 es una tendencia en alza en los últimos años, y no solo entre las famosas. Incluso no es extraño ser madre pasados los 45. De hecho en España nacen más bebés que nunca de mujeres de más de 45 años y ser madre cerca de los 50 es cada vez más frecuente.

Según datos del INE, la media de edad a la que las mujeres se convierten en madre en España es de 32,6 años. Las españolas retrasan la llegada del primer hijo a los 31,5 años, el segundo llega, de media, a los 33,5 años, el tercero a los 33,9 años y el cuarto o más a los 34,7 años de media.

De los 336.811 nacimientos registrados en 2021 en España, 36.055, un 10,7 por ciento, son hijos de madres de más de 40 años. Dicho de otro modo, una de cada 10 mujeres embarazadas tiene más de 40 años.

El número de mujeres que tuvieron a su primer bebé después de los 40 se multiplicó por ocho en los últimos 20 años.

Qué es un embarazo de riesgo y qué no lo es

embarazo-riesgo-40

La edad materna avanzada es un factor de riesgo en el embarazo. Una edad materna mayor a 35 años es considerada factor de riesgo medio, mientras que la edad más segura para concebir se sitúa entre los 20 y 25 años.

Otros factores que determinan que un embarazo sea de riesgo son: padecer enfermedades previas, embarazo múltiple, sobrepeso y obesidad, complicaciones que puedan surgir durante el embarazo (como diabetes gestacional, preeclampsia o eclampsia) y estilo de vida de la madre.

Es cierto que un embarazo a una edad avanzada aumenta el riesgo de sufrir complicaciones, pero es perfectamente posible llevar un embarazo saludable siguiendo las indicaciones médicas.

Pasados los 35 años es considerado un embarazo de riesgo medio, pero siguiendo las indicaciones médicas y acudiendo a los controles, es posible tener un embarazo sin mayores consecuencias.

Los riesgos de un embarazo después de los 40

  • Mayor probabilidad de abortos: las mujeres menores de 35 años tienen una probabilidad del 15% de tener un aborto involuntario, mientras que en las mujeres de entre 35 y 45 años las posibilidades aumentan a entre el 20 y el 35% debido a mayor probabilidad de que se produzcan anomalías cromosómicas. Una vez superada esta edad el riesgo aumenta hasta el 50%.
  • Hiperémesis gravídica: se trata de náuseas y vómitos extremos durante el embarazo que pueden llegar a provocar una pérdida de más del 5% del peso corporal. Algo que suele afectar a mujeres mayores de 35 años, aquellas que esperan mellizos o gemelos, aunque hay excepciones.
  • Mayor riesgo de preeclampsia y eclampsia: la preeclampsia que es una complicación del embarazo que causa hipertensión arterial, que si evoluciona sin ser controlada puede convertirse en eclampsia, el estado más grave de la enfermedad hipertensiva en el embarazo.
  • Prematuridad: el estudio más completo realizado a nivel europeo sobre esta temática analizó datos de 78.391 bebés recién nacidos de la provincia de Alicante, de los que 5.295 fueron prematuros. Llegaron a la conclusión de que las madres adolescentes y las mayores de 35 años tienen un mayor riesgo de tener hijos prematuros y de bajo peso.
  • Diabetes gestacional: es un tipo de diabetes que se da en el embarazo y que se detecta a través del test de O'Sullivan o test de glucosa en la semana 24-28 de embarazo. Sin embargo si existen algunos antecedentes como sobrepeso, familiar con diabetes, azúcar en la orina, hijo anterior con más de 4 kg. al nacer o edad superior a 35 años esta prueba se hace en el primer y tercer trimestre.
  • Restricción de crecimiento intrauterino: también llamado (RCIU), se refiere a un desajuste que impide el adecuado desarrollo del feto. En estos casos el feto pesa menos del 90% que otros bebés de la misma edad gestacional.
  • Desprendimiento de placenta: se trata de un problema grave que sucede cuando la placenta se separa de la pared del útero antes del parto. Además de la edad, otros factores que pueden dar lugar a este suceso es que la madre sea fumadora, hipertensa, cuando haya un exceso de líquido amniótico, en embarazos gemelares, entre otras causas.

Estos son algunos de los principales riesgos pero hay que señalar que cada embarazo y cada caso concreto debe tratarse con un especialista, y al igual que un embarazo a los 20 años puede tener complicaciones, también cabe la posibilidad que a los 40 no los tenga.

Foto | Wikimedia Commons

Temas
Inicio