Niños y niñas practican más deporte entre los 12 y los 14 años, aunque en el caso de ellas la participación es cuatro veces menor

Niños y niñas practican más deporte entre los 12 y los 14 años, aunque en el caso de ellas la participación es cuatro veces menor
Sin comentarios

Durante los últimos veinte años, el nivel de actividad física de los niños ha disminuido de forma generalizada. Numerosos estudios han analizado el impacto de esta realidad en su bienestar físico y mental. Además, este aspecto ha cobrado especial relevancia durante la pandemia del Covid-19 y la consiguiente reducción de los niveles de actividad física entre la población.

Según el informe “Youth Sport Participation Trends in Europe”, elaborado por la Leeds Beckett University de Reino Unido y en el que también han participado investigadores de la Universidad Europea de Madrid, las chicas hacen cuatro veces menos deporte que los chicos, especialmente en la adolescencia. ¿Por qué sucede y cómo puede evitarse?

Las chicas practican cuatro veces menos deporte que los chicos, tanto en la infancia como en la adolescencia

deporte en la adolescencia

El estudio, enmarcado dentro del proyecto Erasmus+ ICOAHCKIDS+, ha contado con la participación de 5,5 millones de niños y adolescentes de 27 países del mundo, con edades comprendidas entre los cinco a los 18 años. Se ha llevado a cabo entre los años 2017 y 2020 y se han analizado la práctica de hasta 18 deportes diferentes.

Los datos analizados han concluido que las niñas y las adolescentes practican cuatro veces menos deporte que los chicos, y que en ambos sexos la edad de máxima participación son los 12 años.

La recopilación de datos se ha llevado a cabo en dos etapas:

  • Por un lado, se solicitó a los países participantes que aportasen datos de participación de los deportes que más practicaban los niños y adolescentes de su territorio.

Por ejemplo, en el caso de España los deportes más practicados por niños y adolescentes son el atletismo, el baloncesto, el fútbol y la natación. La variedad es mucho más amplia en países como Estonia, Croacia o Alemania, donde también es habitual la práctica de otras disciplinas deportivas como la danza, el ciclismo, el bádminton, el tenis o deportes acuáticos.

  • La segunda etapa del estudio consistió en estructurar los datos obtenidos en el primer punto atendiendo a la edad de los participantes y a su sexo.

Así, se vio que el nivel de máxima participación deportiva en niños y niñas se alcanza entre los 12 y los 14 años. En el caso de los varones, la práctica deportiva disminuye considerablemente a partir de ese momento, aunque se retoma de nuevo a los 18 años. En cambio, en el caso de las niñas la disminución sucede entre los 14 y los 16, si bien en cualquiera de las edades analizadas la práctica de deportes es cuatro veces más baja que en chicos.

En cuanto a las preferencias deportivas según el sexo, los deportes de máxima participación femenina son el voleibol, la danza, la natación, el atletismo y el esquí. Por su parte, los chicos prefieren mayoritariamente el fútbol, seguido de otras disciplinas como la lucha libre, el boxeo, el baloncesto o el tenis de mesa.

Es la primera vez que se realiza una investigación de estas características, cuyo objetivo ha sido el de analizar la participación deportiva entre los jóvenes así como los deportes más elegidos, conocer cuáles son las barreras que frenan la práctica de deporte a partir de una determinada edad y reducir al máximo las tasas de abandono.

Cómo fomentar el deporte en la infancia y adolescencia, especialmente entre las chicas

deportes

El deporte tiene incontables beneficios para todos, pero muy especialmente para niños y adolescentes. Se ha demostrado que además de lo positivo que resulta para combatir el sobrepeso y la obesidad, mantener los huesos fuertes y favorecer una buena salud, practicar deporte mejora el rendimiento escolar y el estado anímico, favorece la socialización y ayuda a revenir el acoso escolar, y contribuye a mejorar el comportamiento y atención de adolescentes con TDAH.

Sin embargo, y a pesar de todo lo positivo que aporta, son numerosos los estudios que se han realizado hasta la fecha y que alertan de que el 80% de niños y adolescentes en todo el mundo no practica la actividad física recomendada por la OMS, siendo especialmente preocupante en el caso de las chicas.

Los motivos por los que las chicas practican menos deporte que los chicos son varios, pero especialmente se encuentran los estereotipos y prejuicios de género, la limitación de ofertas deportivas para que ellas puedan elegir libremente y la falta de referentes femeninos en comparación con los masculinos.

Para intentar mitigar esta destacable diferencia, los expertos proponen intervenir desde el área escolar y los clubes deportivos aumentando las horas de educación física, reformulando la oferta de deportes incluidos en los programas y desarrollando actividades que incentiven la participación voluntaria de las niñas.

Los padres también jugamos un importante papel, pues además de ser figuras referentes y dar ejemplo a nuestros hijos, es importante que fomentemos la práctica de deportes en familia, les demos la oportunidad de elegir la actividad física que más les gusta de forma libre y no convirtamos el deporte en una obligación.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Los niños con mejor forma física tienen cerebros más grandes, lo que implica mayor rendimiento cognitivo, ¿Tu hijo es poco habilidoso para el deporte? Posibles causas y 11 consejos para ayudarle, El deporte en la adolescencia: cuáles son sus beneficios y cómo podemos fomentar su práctica entre nuestros hijos

Temas
Inicio