Si llora, "no entres en la habitación, es teatro": las indignantes recomendaciones para dormir al bebé del hospital Niño Jesús de Madrid
Noticias

Si llora, "no entres en la habitación, es teatro": las indignantes recomendaciones para dormir al bebé del hospital Niño Jesús de Madrid

HOY SE HABLA DE

Actualización 25/11/2019: El Hospital Infantil Universitario Niño Jesús ha anunciado que su Comité Editorial "matizará" en breve los aspectos mencionados en la versión online de su guía 'Trastornos del comportamiento de niños y adolescentes.'

En Bebés y más hemos hablado en diversas ocasiones acerca del sueño del bebé, que gracias a la evidencia científica que ha sido investigada, analizada y publicada en las últimas décadas, hemos podido comprender cómo es el sueño de bebés y niños, para ayudarles a llevar mejor esos primeros años.

Por ello, nos resulta indignante el documento que el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid ha presentado: 'Trastornos del comportamiento de niños y adolescentes. Guía práctica para padres', en la que se incluyen recomendaciones acerca del sueño, y que insinúa que el hecho de que un bebé o niño necesite a sus padres para poder dormir significa que padece un trastorno del sueño.

Las "recomendaciones" para dormir al bebé

De acuerdo con Gaceta Médica, el Hospital Niño Jesús presentó una guía en la que habla sobre 21 trastornos de comportamiento de niños y adolescentes, con la finalidad de que ésta sea de utilidad para los padres, ofreciéndoles herramientas que les permitan detectar a tiempo y actuar ante ciertos problemas de comportamiento. Hasta ahí todo suena bien.

Sin embargo, en el apartado dedicado a los trastornos del sueño, habla del insomnio en los niños, mencionando que es "el trastorno de sueño más habitual" en ellos, y que la causa de éste es "no haber adquirido hábitos adecuados para dormir cuando era más pequeño, en el segundo o tercer semestre de la vida".

Y claro, como es una guía con "recomendaciones" para los padres, incluye algunos consejos para que los padres puedan "reeducar" a los niños para dormir, donde nos encontramos con algunas perlitas que nos han dejado indignados, entre las que se encuentran las siguientes:

  • No acunes ni mezas a tu bebé para ir a dormir.
  • No le duermas en brazos.
  • No interpretes el despertar de tu bebé como hambre, sed o miedo.
  • Si se despierta no le cojas ni le des de comer, se acostumbrará a ello.
  • Si al llevarle a su cama llora desesperadamente cada noche, déjale en su cuna o cama y sal del cuarto. No entres en la habitación, es teatro, espera al menos cinco minutos. Si al entrar se calla, no le cojas ni le hables, sal diciendo "ahora a dormir".
  • Si se despierta cada noche y te reclama para que le duermas, déjale llorar 30 minutos. Después entra para comprobar que está bien, algunos vomitan del enfado. No le hables, no le cojas, sal de la habitación y dices “ahora a dormir”. Así durante tres periodos de media hora. Antes del tercer día tu hijo no te reclamará, habrá aprendido a dormir sin tu ayuda.

Esta clase de consejos, que sinceramente parece increíble que en 2019 sigan repitiéndose, y peor aún, desde una institución de salud en la que muchos padres pueden confiar y guiarse, realmente no son beneficiosos para el bebé ni van a ayudar a que duerma mejor.

Como lo hemos hablado en muchas ocasiones, los bebés necesitan apego, seguridad y calor durante sus primeros meses y años, necesitan sentir ese contacto humano por parte de sus padres o sus cuidadores para dormir mejor y sentirse tranquilos.

Y reafirmamos lo que muchas veces hemos repetido: los bebés no manipulan ni chantajean con su llanto, no es teatro y si lloran es porque es su manera de comunicarte que realmente tienen una necesidad que debe ser atendida o hay algo que les molesta o simplemente, porque te necesitan a ti.

Las reacciones en redes sociales

Desde luego, las reacciones en redes sociales ante las absurdas e indignantes recomendaciones para tratar el "insomnio" en bebés y niños no se han hecho esperar. Álvaro Bilbao, neuropsicólogo y padre de tres hijos ha dejado muy claro en su cuenta de Twitter que simplemente estas recomendaciones no son adecuadas:

Efectivamente, que un bebé necesite a sus padres para poder dormir no es un trastorno de sueño, es una necesidad propia de su edad y de una etapa en la que requiere calor, apego y contacto humanos para poder sentirse tranquilo y seguro.

Por otro lado, también tenemos a Pilar Martínez, consultora internacional de lactancia (IBCLC), farmacéutica y madre de dos, quien ha compartido en su cuenta de Instagram lo indignante que resultan estas recomendaciones y su experiencia como madre al hacer colecho con su hija:

También, Isabel de Una madre molona, quien tiene tres hijos y es educadora en disciplina positiva ha compartido en su cuenta de Instagram una imagen de una noche en la que sus hijos no dormían, y explica por qué no debemos hacer caso a esos consejos que nos dicen que no les cojamos en brazos:

Pero no solamente expertos en el tema han manifestado su indignación en relación a esta guía en la que tratan como trastorno del sueño el hecho de que un bebé necesite a sus padres. También se ha iniciado una petición en Change.org titulada "Revisen la Guía de Trastornos del comportamiento de niños y adolescentes del HNJ de Madrid", donde miles de personas ya han dejado su firma para que revisen ese documento.

¿Cómo ayudar a que nuestro bebé duerma bien?

Madre Besa A Bebe Con Chupete

El sueño de los niños, como hemos comentado en otras ocasiones, es evolutivo: es un proceso que va evolucionando dependiendo de las necesidades tanto fisiológicas como emocionales del niño en cada etapa de desarrollo.

Pero también debemos recordar esto: el sueño de cada niño es único y diferente, y no por estar en tal o cual edad o etapa significa que ya dormirá de cierta manera y por lo tanto, eso de seguir métodos para dormir no es realmente recomendable.

Habrá bebés que desde pequeños duerman casi toda la noche, pero habrá otros que simplemente continuarán despertándose por las noches hasta pasados los dos o tres años. La crianza en brazos no termina cuando nuestros hijos dejan de ser bebés. Además, recordemos algo sumamente importante: los bebés y niños no se acostumbran a los brazos, los necesitan.

Así que si quieres ayudar a que tu hijo duerma mejor, además de asegurarte que no tenga hambre y que esté limpio y cómodo, dale lo que más necesita: tus brazos y compañía. Que estando acompañado, con brazos, mimos y atención, él se sentirá tranquilo, feliz y por ende, dormirá mejor.

Foto | iStock
En Bebés y más | ¿Por qué el bebé se despierta por las noches más que antes?, A los seis meses, un 38 por ciento de los bebés no duerme ni seis horas seguidas por la noche, Carta de una mamá que ya no tiene bebé de brazos, para las madres que aún lo tienen

Temas
Comentarios cerrados
Inicio