Compartir
Publicidad
Publicidad
El escalofriante nuevo desafío entre los niños: desaparecer durante 48 horas
Noticias

El escalofriante nuevo desafío entre los niños: desaparecer durante 48 horas

Publicidad
Publicidad

Cuando son utilizadas de manera responsable, las redes sociales pueden ser una gran herramienta para diferentes aspectos de nuestras vidas. Pero cuando no se hace un uso correcto o no le enseñamos a nuestros hijos cómo hacerlo, es posible que puedan ser fuente de situaciones preocupantes.

Ahora un nuevo reto en redes sociales está atrayendo a los jóvenes y atormentando a sus padres: el desafío de desaparecer durante 48 horas.

El desafío de las 48 horas

Diversos medios reportan la aparición de un nuevo y peligroso reto en las redes sociales, y en el que ya se encuentran participando algunos jóvenes. Llamado "El desafío de las 48 horas", el reto consiste en desaparecer por 48 horas sin que sus padres sepan de ellos. Como si eso no fuese suficiente, además se les otorgan puntos por cada mención o mensaje publicado en redes sociales relacionados con su desaparición.

De acuerdo con información de Belfast Live, se han reportado varios casos en Irlanda, y en entrevista para el sitio web, una madre cuenta que su hija y un grupo de amigos ya participaron, dejando una impresión muy fuerte en su familia, quien pasó por una ansiedad al no saber nada de ella durante días.

La chica de 14 años desapareció en un condado y fue encontrada con sus amigos 55 horas después en una ciudad de otro condado. "Estaba aterrorizada de que pudieran estar muertos, los hubiesen violado, secuestrado o asesinado", cuenta la madre angustiada.

Desde su punto de vista, es preocupante que los chicos lo ven como si fuese algo gracioso y no comprenden la gravedad y el riesgo que conlleva hacerlo. Afortunadamente no les ocurrió nada, pero en todo el tiempo que estuvieron desaparecidos pudo haberles ocurrido algo grave.

¿Cómo usan las redes sociales tus hijos?

Pexels Photo 38471

El tema de las redes sociales y el uso que le dan niños y adolescentes siempre es uno complicado. Y es que al estar ellos utilizándolas, tienen acceso a miles de cosas que quizás aún no comprenden o no son recomendables para su edad. Actualmente, tres de cada cuatro niños tiene un móvil a los 12 años, haciendo uso de las redes sociales desde muy temprana edad y antes de los límites legales (en España, por ejemplo, la edad mínima para usar las redes sociales son los 14 años).

Sin duda como padres debemos aplazar el mayor tiempo posible el uso de redes sociales con nuestros hijos, sin embargo considero que más que pensar en prohibirles, nuestro trabajo es enseñarles a hacer un uso correcto. No podemos por ejemplo, estar revisándoles los mensajes del móvil todo el tiempo para vigilar qué hacen y qué no.

Nuestra principal responsabilidad como padres, además de cuidarles, es educarles, y dentro de eso se incluyen las redes sociales. Debemos ayudarles a saber diferenciar lo que es real, de lo que no lo es. Mostrarles que no porque se trate de un mundo virtual, quiere decir que todo vale o que son libres de hacer lo que les venga en gana sin pensar en las consecuencias.

Más que censurarles, lo importante es educarles, para que así sepan realmente cómo actuar. Hay ciertos puntos que son clave que podemos explicar a nuestros hijos para prevenir su participación en desafíos como éste y muchos otros que han aparecido en los últimos años:

  1. No porque algo esté en Internet, quiere decir que sea verdad.
  2. Las personas pueden no ser quienes dicen ser en realidad.
  3. No hay que confiar en desconocidos y mucho menos dar datos personales.
  4. Nadie está obligado a cumplir ni seguir modas o retos, no necesita la aprobación de los demás.
  5. Ante cualquier duda, lo mejor es consultar con tus padres.

Enseñarle a nuestros hijos a diferenciar e identificar los posibles peligros que pueden encontrar en línea o las cosas que puedan afectarles en su vida personal, es clave para que ejerzan un buen uso de las redes sociales.

Algo que además debemos tener en cuenta, es el cultivar la seguridad en ellos mismos. Cuando un niño se siente seguro de sí mismo, no necesita la aprobación de los demás. Que sepan que no necesitan seguir o hacer ningún reto ridículo para sentir que son aceptados por sus iguales.

En el caso particular de este terrible desafío, es importante hablar con ellos y explicarles de los posibles peligros a los que pueden enfrentarse si participan en algo así, donde se encuentren incomunicados con sus familias y nadie sepa en dónde se encuentran. Como padres debemos fomentar una buena relación con nuestros hijos, para que sepan que, cuando deseen hablar con nosotros, siempre estaremos dispuestos a escucharles y tengamos una buena comunicación.

Foto | Pexels
Vía | Cuatro
En Bebés y más | ¿Sabes lo que tus hijos están viendo ahora mismo en la red? Una impactante (y espeluznante) campaña, Miles de adultos se hacen pasar por niños para acosar a otros: el vídeo viral sobre grooming que tus hijos tienen que ver, El “tiempo de pantalla” es algo más que poner límites

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos