Compartir
Publicidad

¿Qué hacer si tengo piojos durante la lactancia?

¿Qué hacer si tengo piojos durante la lactancia?
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos hablado mucho en el blog de los casos de pediculosis en los niños, pero, ¿qué hacer si estás dando pecho y tienes piojos? No se trata de un caso excepcional o exclusivo de entornos desfavorecidos. Puede que tengas hijos que se hayan contagiado en el cole y a su vez te hayan pasado los piojos a ti, o puede que trabajes con niños pequeños y haya habido pediculosis...

El caso es que vamos a intentar librarnos de los piojos, pero de una manera segura. Lo primero que hay que hacer es controlar al resto de la familia para ver de dónde han venido los piojos e iniciar el tratamiento juntos. La madre ha de saber que existen productos seguros durante la lactancia para eliminar los piojos.

Os recordamos que contra los piojos hay que establecer un tratamiento que incluya productos como locines, cremas, champús..., eliminar manualmente las liendres y repetir el ciclo a los siete-nueve días, según indique el producto en sus instrucciones.

Para las madres lactantes no hay ningún riesgo en el uso de peines finos especiales para tratar la pediculosis, pero, ¿qué hay de las lociones antipiojos? Estas contienen productos químicos que podrían transmitirse al bebé, por ello hay que estar seguros de que la crema o loción que usamos es inocua.

Lociones antipiojos seguras durante la lactancia

Hemos estado consultando la página web de e-lactancia, donde aparece un grupo de productos denominado "Ectoparasiticida, insecticida repelente". Aquí se habla de varios productos, con nivel de riesgo diferente para la lactancia. Veámoslos uno a uno.

  • El componente de la mayoría de lociones antipiojos, la permetrina (incluida en productos como Sarcop, Kife-P), aparece con un nivel de riesgo cero para la lactancia.

Recordemos que la permetrina se utiliza para tratar los piojos y los ácaros que se adhieren a la piel en adultos y niños de dos meses o más. Sería por tanto también adecuada para el bebé si ya ha alcanzado esta edad y también tiene piojos; por suerte, muchos bebés aún no tienen el pelo suficiente para que los piojos puedan encontrar en su cabecita un lugar seguro y apetecible. He de decir, no obstante, que en algunas fuentes no recomiendan este producto para niños menores de dos años.

  • El mismo nivel cero de riesgo presentan los componentes "Piretrina, Flor del pelitre, Piretro de Dalmacia, Chrysanthemum" que también se usan como ectoparasiticidas y que aparece como inocuos durante la lactancia.
Piojos

Productos antipiojos no seguros durante la lactancia

  • Hay que llevar cuidado, porque en el mismo listado hay productos con nivel de riesgo 1: Bencilo benzoato, Butoxilo Piperonilo, Malation (Prioderm). Nos indican que existe pocas probabilidades de absorción cutánea a la leche, pero que no hay que poner los productos en el pecho o limpiar este después de la aplicación.

En muchas ocasiones la piretrina (nivel de riesgo cero) aparece combinada con el butoxilo (nivel de riesgo uno) en un champú: mejor escoger productos que no los combinen.

  • En el listado de e-lactancia incluso encontramos un componente con nivel de riesgo 2, que no sería recomendable en ningún caso durante la lactancia: Lindano, Hexacloruro gammabenceno (en productos como Yakutin, Kife). Aquí señalan que es un insecticida de gran liposolubilidad, se absorbe mucho por la piel y no se recomienda en recién nacidos ni lactantes menores de dos meses. Si se usa, lavar bien el pecho antes de dar de mamar.

Eliminar los piojos por completo

En cualquier caso, mira bien el prospecto del producto que uses para repetir el proceso una vez transcurridos los días pertinentes (suelen ser entre siete y diez) para evitar que las liendres no eliminadas anteriormente eclosionen y los piojos vuelvan a campar a sus anchas.

En el caso de la mamá con piojos, es prudente un tratamiento preventivo al mismo tiempo en las personas que comparten la misma cama con ella. Hay que repetir el tratamiento al cabo de los días que indique el producto en concreto, porque no existe ningún pediculicida que sea completamente ovicida (es decir, que mate los huevos, las liendres). La revisión diaria con el peine antiliendres es muy recomendable.

Como hay que evitar el contagio por contacto (cabeza a cabeza o cabello a cabello) conviene llevar el pelo recogido por una temporada, también para evitar que, sin darnos cuenta, el bebé pueda llevarse a la boca un mechón de pelo que lleva impregnado el producto antipiojos.

Hay que lavar almohadas, cojines, toallas y la ropa que haya estado en contacto con nuestra cabeza los días anteriores, por si quedara algún piojo que pudiera pasar al bebé o a otros miembros de la familia.

En definitiva, no son agradables para nadie, pero los piojos nos preocupan un poco más si estamos dando pecho al bebé. Existen maneras seguras de acabar con los piojos durante la lactancia, y esperamos que estos consejos te ayuden a ello.

Fotos | viviannguyen_ y Vince Smith en Flickr En Bebés y más | Piojos: mitos y verdades sobre la pediculosis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio