Compartir
Publicidad

Los niños juegan cada vez menos

Los niños juegan cada vez menos
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace algunas semanas apareció una noticia que me entristeció porque el titular, que es el mismo que hoy replico en esta entrada, habla de un hecho muy grave: los niños juegan cada vez menos.

Ayer mismo se celebró la Navidad y cientos de miles de niños de todo el mundo recibieron cientos de miles de regalos, la mayoría juguetes, destinados a proporcionar a los niños diversión, alegría y felicidad, y también, aunque muchos padres no lo crean, aprendizaje y desarrollo a raudales.

Los juguetes son las herramientas del juego. Gracias a ellos (pero no exclusivamente gracias a ellos, puesto que se puede jugar sin juguetes), los niños pueden jugar y desarrollar su imaginación, su creatividad, su inteligencia, su psicomotricidad y su sentido de pertenencia a una sociedad, entre otras muchas cosas. Es decir, mediante el juego los niños aprenden a vivir y a entender la sociedad en la que viven mientras se desarrollan, siendo felices en el camino.

Y llegamos los padres y les robamos horas de juego

Leyendo de nuevo los tres primeros párrafos de esta entrada, cualquier padre que quiera que su hijo se desarrolle correctamente, que entienda la sociedad en la que vive, que conozca las diversas normas sociales, que aprenda diversos conceptos del día a día y que además sea feliz procuraría que el juego formara parte de la mayor parte del día de sus hijos.

Sin embargo, nuestras limitadas mentes adultas no son capaces de darse cuenta de que "no por mucho madrugar amanece más temprano", que quiere decir que no por proporcionar a los niños más horas de estudio, más rutinas y más actividades dirigidas (actividades con normas y horarios, normalmente las extraescolares) van a ser más listos ni van a crecer antes.

nina-en-tobogan.jpg

El ritmo endiablado en el que vivimos los adultos es especialmente dañino para nuestros cuerpos, no sólo físicamente sino también, y sobretodo, psíquicamente. El estrés es una de las causas de enfermedad más importantes del siglo XXI, porque provoca muchos problemas físicos que no son valorables con pruebas médicas (cuando somatizamos transformando en problema físico un problema que se origina en nuestra mente).

Y este estrés y su prima hermana la ansiedad, que hasta ahora eran de aparición casi exclusiva en la edad adulta, aparecen en edades cada vez más tempranas.

Los juegos son cada vez más sedentarios e individuales

Volviendo a la noticia que comentaba al iniciar la entrada, se trata de un estudio realizado por la empresa juguetera Famosa, en el que participaron cerca de 1.200 familias.

En el estudio se observa, además de que los niños juegan ahora menos que nosotros los adultos cuando éramos pequeños, que están aumentando los juegos sedentarios e individuales.

Famosa explicó que evidentemente, tras observar las conclusiones del estudio, utilizarán los resultados para diseñar sus nuevos juguetes. Esto podría hacer pensar que, como los niños cada vez juegan más solos y de manera más sedentaria, la firma se va a dedicar a hacer juguetes que animen a los niños a jugar con otros niños y que promuevan que el juego sea más físico, proporcionando más movimiento.

Sin embargo la lógica dice que Famosa es una empresa juguetera cuyo objetivo no es hacer que los niños se desarrollen mejor, que sean menos obesos o que mantengan mejores relaciones con sus iguales, sino crear juguetes y venderlos. Si yo fuera el "señor Famosa" y viera en una encuesta que los niños tienden a jugar de manera más individual y sedentaria crearía juguetes que se adaptaran a dicha tendencia, con lo que conseguiría que los niños jugaran aún más individualmente y aún más sedentariamente.

Aunque juegan menos, a los padres ya les parece bien

Podemos leer también que aunque los niños tienen ahora menos tiempo para jugar, la mayoría de los padres considera que ese tiempo es suficiente. Evidentemente, es algo lógico, ya que son los mismos padres los que, apuntándoles a diversas actividades, les están robando ese tiempo de juego libre que los niños tanto necesitan.

faro-nino-adulto.jpg

Como dice la viñeta que podéis ver aquí: "los niños que hacen cosas de niños serán los adultos que harán cosas de adultos", de lo que se desprende que los niños que hacen cosas de adultos serán los adultos que harán cosas de niños.

Un sinónimo de "niño" es "infante", al periodo de vida que viven los infantes se le llama "infancia" y cuando los padres luchamos demasiado por controlarla se llega a denominar "infancia robada".

Prohibido no jugar

La Asamblea General de las Naciones Unidas dijo en 1959:

Jugar es un derecho de la infancia y los adultos hemos de velar por su cumplimiento en todos y cada uno de los niños y niñas.

Este texto fue ratificado en 1990 en el Parlamento Español, así que podría decirse que está terminantemente prohibido que los niños no jueguen.

Ayer fue 25 de diciembre, los niños tienen seguramente juguetes nuevos con los que jugar estas navidades y con los que jugar, también, el resto del año.

Déjales que jueguen y, sobretodo, juega con ellos. Si te preocupa su desarrollo y si quieres hacer lo mejor por tus hijos (como queremos todos los padres), dales la posibilidad de que jueguen mucho y dales tiempo para que jueguen contigo. Aunque parezca mentira, ese es el mejor regalo que puedes hacerles.

Imagen | Faro Fotos | Emrank, Axel Bührmann en Flickr En Bebés y más | El juego (no el deporte) es el mejor ejercicio para los peques, La importancia del juego (y del humor) para la sociedad, La importancia de responder a los primeros juegos del bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos