Publicidad

Técnicas de reproducción asistida recomendadas cuando el origen de la infertilidad es masculino

Técnicas de reproducción asistida recomendadas cuando el origen de la infertilidad es masculino
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Según los datos estadísticos, la infertilidad afecta a un 17% de las parejas de nuestro país, siendo compartidas las causas médicas que la propician. Así, en el 40 por ciento de los casos el problema estaría en el hombre, en el otro 40 por ciento el origen residiría en la mujer y en el 20 por ciento restante, el origen sería desconocido.

Tras analizar hace unas semanas las principales causas de infertilidad masculina, hoy vamos a centrarnos en las técnicas de reproducción asistida que se recomiendan cuando el problema radica en el hombre. Para ello, hemos hablado con el doctor Jan Tesarik, director de la clínica MarGEN, especialista en medicina reproductiva y director de la clínica MARGen de Granada.

"La clave del éxito está en elegir la técnica de reproducción más adecuada en cada caso"

Existen diversas técnicas de reproducción asistida; desde las más sencillas y económicas, hasta las más complejas. La elección de una u otra dependerá de cada caso individual, y como dice el doctor Tesarik, de su correcta elección dependerá el éxito del tratamiento.

En este sentido, deberán tener en cuenta factores como el grado de gravedad de las anomalías detectadas, la edad de la pareja, su historia clínica, el tiempo que se lleva intentando embarazo de manera natural... pero sobre todo, el origen de la infertilidad, puesto que las técnicas varían si el problema radica en la mujer o en el hombre.

"Cuando la infertilidad es masculina habrá que elegir la técnica de laboratorio más adecuada, mientras que si es femenina, la elección concierne sobre todo a técnicas de la estimulación ovárica y tratamientos después de la fecundación"

No obstante, además de valorar el origen masculino o femenino de la infertilidad, el doctor Tesarik insiste en la importancia de evaluar otros criterios adicionales, como la edad de la mujer u otras causas menores asociadas, antes de elegir la mejor técnica de reproducción.

Técnicas de reproducción asistida si la infertilidad es masculina

infertilidad masculina

Así pues, y atendiendo a la puntualización hecha en epígrafe anterior, cuando el origen de la infertilidad es masculina las técnicas que el doctor Tesarik recomienda en función de la gravedad del problema son:

Medicamentos

Si existen anomalías de espermatozoides poco severas, se puede recetar al hombre ciertos medicamentos y luego buscar el embarazo de forma espontánea.

Inseminación artificial

La Inseminación artificial es la más sencilla entre las técnicas de reproducción asistida. Consiste en depositar en el cuello uterino de la mujer los espermatozoides de su pareja por medio de instrumental adecuado.

Durante este procedimiento, la muestra de semen es tratada previamente en el laboratorio, y al depositarla en el útero la distancia que los espermatozoides deben recorrer hasta el óvulo se reduce. Por ello, la técnica está indicada en los casos en los que el hombre presenta anomalías leves o moderadas en la calidad o movilidad de los espermatozoides.

Fecundación in vitro (FIV)

La Fecundación in vitro convencional es una técnica que consiste en unir el óvulo y el espermatozoide fuera del cuerpo de la mujer para conseguir la fecundación y el desarrollo embrionario inicial. Cuando se produce la fecundación y se desarrollan los embriones, se selecciona el número adecuado para introducirlos en el útero.

Aunque esta técnica está especialmente indicada en casos de infertilidad femenina, también suele elegirse en casos de mala calidad espermática moderada, como ante un recuento de espermatozoides bajo o con defectos morfológicos.

FIV con ICSI

La FIV con inyección citoplasmática de un espermatozoide (ICSI) consiste en seleccionar un espermatozoide para cada uno de los óvulos disponibles e inyectarlo dentro de su citoplasma utilizando una micro-aguja.

Según explica el doctor Tesarik, esta técnica suele ser la elegida en casos de infertilidad masculina severa, si bien él considera importante tener en cuenta que en ocasiones "la fecundación forzada con un espermatozoide de mala calidad podría comprometer el desarrollo embrionario posterior" (según un estudio que dirigió y publicó en 2002 en la revista Human Reproduction)

FIV con IMSI

A diferencia de la ICSI, la FIV con inyección citoplasmática de un espermatozoide seleccionado morfológicamente (IMSI) se utiliza para seleccionar exclusivamente los espermatozoides morfológicamente normales, incluso en aquellos casos en los estos últimos representen menos de 1% del total.

Por tanto, la IMSI se recomienda cuando existen anomalías extremadamente severas del semen o cuando se ha utilizando previamente la técnica ICSI sin éxito, si bien el doctor Tesarik recomienda su utilización en todos los casos de Fecundación In Vitro, "con el fin de evitar las anomalías de la progenie menos frecuentes, pero no por tanto menos graves".

En comparación con la ICSI, la IMSI es una técnica mucho más cara para el paciente ya que requiere de un equipamiento especial y de personal de laboratorio más especializado; de ahí que muchas clínicas no incluyan esta opción entre sus tratamientos. Sin embargo, según un reciente estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine, la técnica IMSI elevaría hasta 15 veces el éxito de embarazo con respecto a la ICSI.

La edad y el tabaco, dos factores importantes a tener en cuenta

infertilidad

En contra de lo que se suele creer, la edad del hombre también influye a la hora de lograr un embarazo, pues como explica el doctor Tesarik, "la calidad de los espermatozoides disminuye con el tiempo, si bien lo hace de una manera más paulatina en comparación con la bajada de la calidad y cantidad de óvulos en la mujer".

Así, los hombres de edad avanzada a menudo presentan una disminución del número, de la motilidad y del porcentaje de los espermatozoides morfológicamente normales en el eyaculado. Para paliarlo se requiere del empleo de técnicas más sofisticadas como ICSI o IMSI.

También es importante tener en cuenta los daños que provoca el tabaco y la exposición a ciertas sustancias tóxicas en el ADN de los espermatozoides:

"En estos casos es preciso realizar un examen de la fragmentación del ADN de los espermatozoides y, si el daño es alto se procederá a aplicar tratamientos medicamentosos y realizar la FIV mediante la IMSI, eventualmente combinada con otros métodos para seleccionar espermatozoides sanos"

Foto | iStockphoto

Agradecimientos | Jan Tesarik, director de la clínica MarGEN, especialista en medicina reproductiva y director de la clínica MARGen de Granada.

Más información | Customized Assisted Reproduction Enhancement (CARE) for Women with Extremely Poor Ovarian Reserve (EPOR); Human Reproduction; Lancet

En Bebés y Más | La infertilidad, una enfermedad que afecta tanto física como psicológicamente, Desde el primer bebé probeta hasta la modificación genética: 40 años de avances y polémica en la medicina reproductiva

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios