Publicidad

La alimentación de la mujer no solo influye en su fertilidad y desarrollo del embarazo, sino también en la salud del futuro bebé

La alimentación de la mujer no solo influye en su fertilidad y desarrollo del embarazo, sino también en la salud del futuro bebé
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Es un hecho que el estilo de vida y la alimentación afectan a la fertilidad, tanto masculina como femenina. Por eso, si estás buscando un bebé es importante que cuides con antelación tus hábitos alimenticios, pues no solo pueden influir a la hora de concebir y tener un embarazo saludable, sino también afectar a la salud de tu futuro bebé.

Hemos hablado sobre nutrición en el periodo preconcepcional con Elizabeth González, nutricionista especializada en fertilidad, embarazo y postparto, y fundadora de Slow Nutrición. La especialista nos aclara qué alimentos afectan negativamente a la fertilidad y cómo repercute en el bebé la alimentación de la madre, incluso años antes de quedar embarazada.

Cómo afecta la mala alimentación a la fertilidad de la mujer

La mala alimentación afecta a la fertilidad tanto de los hombres como de las mujeres, pero muy especialmente en el caso de estas últimas, pues una nutrición inadecuada no solo repercute en la salud reproductiva femenina, sino también en el buen desarrollo del embarazo y en la salud del bebé, tanto a corto como a muy largo plazo.

Elizabeth nos explica cómo, en el caso de las mujeres, la mala alimentación podría afectar a la calidad de los óvulos y a la reserva ovárica, producir desajustes en el ciclo hormonal y agravar patologías relacionadas con una disminución de la fertilidad, como el síndrome de ovarios poliquísticos (SOP), amenorreas o endometriosis, entre otras.

Además, los estudios también relacionan el sobrepeso y la obesidad de hombres y mujeres con una disminución de la fertilidad, y en el caso de la mujer, también aumenta los riesgos durante el embarazo.

Alimentos que NO deben estar en tu dieta si buscas embarazo

embarazo y alimentación

Aunque cuidar nuestra alimentación debería ser prioritario en cualquier momento de la vida, cuando buscamos quedar embarazadas debería serlo con mucho más motivo, pues hay sobrada evidencia científica de que una mala alimentación afecta directamente a la capacidad reproductiva.

Así pues, entre los alimentos que Elizabeth aconseja retirar de la dieta siempre -pero muy especialmente durante el periodo fértil y el embarazo-, están aquellos que favorecen la hiperinsulinemia, el sobrepeso y la obesidad y los trastornos del ciclo hormonal, como por ejemplo:

  • Grasas negativas o trans, presentes en alimentos industriales como la bollería, precocinados y aperitivos.
  • Cereales refinados.
  • Azúcares, incluidos los siropes, melazas, jarabes...
  • Alcohol y tabaco
  • Además de retirar por completo estas sustancias, la nutricionista también aconseja moderar el consumo de carnes rojas, pues un exceso de las mismas en la dieta también afectan a la fertilidad

Alimentos que SÍ deben estar en tu dieta si buscas embarazo

Cuando una mujer está teniendo problemas para quedar embarazada, Elizabeth no solo recomienda acudir al ginecólogo para descartar cualquier patología, sino también realizar un abordaje nutricional con un profesional especializado en fertilidad.

"Las recomendaciones nutricionales variarán dependiendo de si la mujer tiene SOP, obesidad, ansiedad, baja reserva ovárica... Es decir, las pautas de alimentación deben adaptarse a cada caso concreto para mejorar la fertilidad"

Pero aunque debemos tener en cuenta las particularidades de cada mujer, Elizabeth nos da una serie de consejos generales a la hora de cuidar nuestra alimentación en el periodo fértil:

  • Elegir alimentos cuyo etiquetado de ingredientes sea lo más sencillo, breve y claro posible, huyendo de etiquetados largos, complejos y e ingredientes que no sabemos lo que significan
  • Evitar comprar alimentos precocinados y que contengan aditivos
  • Recurrir siempre a los alimentos que nos ofrece la naturaleza: frutas, verduras, huevos, legumbres, frutos secos, semillas...
  • Recordar la importante de incluir en nuestra dieta alimentos que contengan grasas de buena calidad, para un adecuado ciclo fértil y hormonal (por ejemplo, aceite de oliva, aguacate, huevos, semillas, pescado azul...)

¿Cómo cambiar la alimentación para que sea saludable?

Pero aunque todos somos conscientes de la importancia de cuidar lo que comemos y cambiar ciertos hábitos cuando estos no son saludables, también sabemos que estos cambios no siempre son fáciles de hacer, sobre todo si son muchos los aspectos de nuestra alimentación que debemos modificar.

Si es tu caso, Elizabeth nos ofrece dos grandes consejos que pueden ayudarte a la hora de enfocar el cambio:

Conocer y entender que la alimentación de la madre repercutirá en la vida de su hijo

alimentación
"A la hora de cambiar hábitos alimenticios, creo que no hay nada que motive más a una mujer que está buscando quedar embarazada que saber que cuando cuida su alimentación está cuidando la salud de su futuro hijo, incluso cuando este sea adulto"

Cualquier momento de la vida es bueno para cambiar nuestros hábitos nutricionales cuando estos no son saludables, pero es importante que la mujer comprenda cómo su alimentación influye en la salud de su hijo, incluso años antes de que la concepción se produzca. Así nos lo explica la experta:

"Además, una mala alimentación años antes del embarazo también hará que la mujer tenga una mayor predisposición a padecer enfermedades metabólicas durante la gestación, como diabetes, hipertensión, obesidad... afectando por tanto al curso del embarazo, a su salud y de nuevo, a la salud de su hijo"

  • Si nos acercamos más al momento de la concepción, Elizabeth nos explica cómo la alimentación de la madre meses antes de quedar embarazada puede afectar a la formación de la placenta, un órgano imprescindible para que el embarazo se desarrollo correctamente.

  • Y cuando la concepción se ha producido, la nutrición de la madre será clave en esas primeras semanas de embarazo, en las que los factores ambientales determinarán la continuidad o no del embarazo y el buen desarrollo del mismo.

Pedir ayuda a un nutricionista especializado en fertilidad

alimentacion saludable

El segundo consejo de Elizabeth es acudir a un especialista en nutrición durante la fertilidad, pues los cambios que se realizan de forma guiada son siempre más fáciles de acometer.

Además, es importante recalcar lo que comentábamos en el apartado anterior, y es que aunque en líneas generales hay alimentos que se consideran beneficiosos para mejorar la fertilidad, puede haber casos concretos en los que no solo no lo sean, sino que además perjudiquen la salud de la mujer y empeoren aún más su fertilidad.

Es por todo ello, que la supervisión y consejos profesionales en nutrición serán claves a la hora de conseguir el tan ansiado embarazo.

Fotos | iStock

Agradecimientos | Elizabeth González, nutricionista especializada en fertilidad, embarazo y postparto, y fundadora de Slow Nutrición

En Bebés y Más | La vitamina D tendría un papel fundamental en la mejora de la fertilidad y en la prevención de abortos, según un estudio, Una de cada dos embarazadas tiene desequilibrios nutricionales: la importancia de cuidarse antes, durante y después del embarazo

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio