Una revisión de estudios confirma que la transmisión del Covid en el embarazo es "rara": menos del dos por ciento

Una revisión de estudios confirma que la transmisión del Covid en el embarazo es "rara": menos del dos por ciento
Sin comentarios

Una de las principales preocupaciones de las embarazadas cuando estalló la pandemia era el riesgo que transmitir el virus al bebé a través de la placenta, lo que se conoce como infección vertical. Los diversos estudios realizados a lo largo de estos dos años demostraron que era algo poco probable y ahora una revisión de 472 estudios confirma que la transmisión de Covid al bebé es poco frecuente.

La investigación, publicada en The BMJ, concluye que que el virus que causa el COVID-19 puede transmitirse de una mujer embarazada a su bebé antes, durante y después del parto, pero tales casos son "raros". Menos del 2 por ciento de los bebés nacidos de mujeres infectadas con el virus también dan positivo, mostraron los datos.

"Es posible que el virus se propague de la madre al bebé mientras está en el útero, durante el parto y después del parto", dijo en un comunicado de prensa la coautora del estudio, la Dra. Shakila Thangaratinam.
"Sin embargo, los padres y los profesionales de la salud pueden estar seguros de que sólo una proporción muy pequeña de bebés nacidos de madres [con el virus] dan positivo", dijo Thangaratinam, profesora de salud materna y perinatal en la Universidad de Birmingham en Inglaterra.

Se analizaron datos de 14.271 bebés nacidos de madres con infección por SARS-CoV-2 de estudios realizados en Europa, Asia Central y América del Norte. De ellos, el 1,8 por ciento también dieron positivo en la prueba PCR. Esta cifra se redujo a sólo el 1% cuando los análisis se limitaron a los bebés expuestos al virus antes o durante el nacimiento.

De 592 bebés positivos con datos sobre el momento de la exposición y el tipo y el momento de las pruebas, 448 bebés estuvieron expuestos en el útero, 18 durante el parto y 70 en el período posnatal temprano.

Tras excluir 56 bebés en los que la infección materna por SARS-CoV-2 se diagnosticó tarde (> 2 días después del nacimiento), 14 de los 536 bebés se clasificaron como con infección confirmada y 74 como posible infección.

De 800 bebés con resultados positivos, 20 fueron mortinatos, 23 fueron muertes neonatales (durante los primeros 28 días de vida) y ocho fueron pérdidas tempranas de embarazo.

Por su parte, encontraron que los bebés parecían más propensos a dar positivo en la prueba del COVID-19 si sus madres tenían una infección grave por COVID-19, estaban ingresadas en una unidad de cuidados intensivos, desarrollaban una infección o morían poco después del parto.

Los bebés nacidos de personas con COVID-19 grave tienen más probabilidades de dar positivo, según los investigadores.

Es importante señalar que las tasas de positividad variaron entre regiones: desde el 0,1 % en estudios de América del Norte hasta el 5,7 % en estudios de América Latina y el Caribe.

Mantener el contacto tras el nacimiento

Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud también sugieren que, dado el bajo riesgo de transmisión, los beneficios de la lactancia materna superan cualquier preocupación sobre la transmisión de Covid-19 a los recién nacidos.

"También se debe tranquilizar a las madres sobre el bajo riesgo de transmisión viral a través del parto vaginal, el contacto piel con piel y la lactancia, todo lo cual se debe alentar", aseguran los investigadores.

Foto | iStockphoto

En Bebés y más | La mitad de las mujeres ha sufrido alteraciones en la menstruación tras la vacuna o haber pasado el Covid

Temas
Inicio