Publicidad

Por qué las embarazadas deben llevar mascarilla en el paritorio aunque su PCR haya dado negativa

Por qué las embarazadas deben llevar mascarilla en el paritorio aunque su PCR haya dado negativa
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Salvo excepciones contempladas en el reglamento, el uso de mascarilla en España es obligatorio en cualquier situación para todas las personas mayores de seis años, incluidas las mujeres embarazadas en el momento de dar a luz. Negarse a llevarla es una imprudencia que puede poner en riesgo la salud de todos, incluida la del bebé.

Carla Quintana, matrona y fundadora de 'Matrona para mí', nos explica por qué es tan importante que la mujer lleve mascarilla en el paritorio a pesar de que la PCR que se haya hecho previamente haya salido negativa.

"Llevar mascarilla en el paritorio no va en contra de los derechos de las embarazadas, sino todo lo contrario"

La crisis del coronavirus nos ha cambiado a todos la vida y uno de los hábitos que hemos tenido que interiorizar es el uso de las mascarillas en nuestro día a día, pues está demostrado que bien utilizadas pueden llegar a filtrar un porcentaje muy alto de partículas, evitando la propagación del virus.

Sin embargo, todavía hay quien no termina de comprender cómo funcionan las mascarillas y por qué es tan importante que todos la llevemos para protegernos y proteger a los demás, aunque en un momento dado puedan resultar incómodas o agobiantes.

No en vano, según una encuesta realizada por esta matrona en sus redes sociales, el 60% de las personas cree que no es necesario llevar mascarilla en el momento de dar a luz si la madre es negativa en coronavirus, pues piensan que al no contagiar no existe ningún peligro.

"En general, este debate suele hacerse más patente entre las mujeres que todavía no han dado a luz, ya que piensan que la mascarilla podría afectarles negativamente e impedirles respirar u oler a su bebé. Pero la verdad es que en el momento del parto, prácticamente todas las madres acaban reconociendo que ni siquiera han sido conscientes de llevar la mascarilla puesta" - admite Carla Quintana.

"No obstante, a quienes me rebaten su uso en el paritorio en favor de los derechos de la madre, siempre les digo lo mismo: Soy una fiel defensora del parto respetado, pero el uso de la mascarilla en ese momento no va en contra de los derechos de las embarazadas sino todo lo contrario"

"Usando mascarilla, la madre se está protegiendo de posibles asintomáticos entre el personal que le atiende, protegiendo a su bebé y protegiendo a los sanitarios en caso de que ella fuera un falso negativo"

Carla es consciente de que vivir un embarazo en pandemia no es el deseo de ninguna embarazada, "pero el coronavirus nos ha afectado a todos, a cada uno en nuestra parcela de la vida, por lo que es sumamente importante actuar con responsabilidad, sentido común y respeto. Porque solo si todos aportamos nuestro grano de arena lograremos frenar esta situación".

Usando mascarilla nos protegemos entre todos y protegemos al bebé

recién nacido

Para entender cómo nos protegen las mascarillas hemos de comprender primero cómo se propaga el coronavirus. Sabemos que es mediante vía respiratoria, a través de las gotitas procedentes de la nariz o la boca que se dispersan cuando la persona infectada tose, estornuda, habla o exhala.

Además, algunos estudios indican un mayor riesgo de contagio cuando se grita o habla fuerte o cuando se sopla; riesgos que se minimizarían con el uso de mascarillas por parte de todos y distancia interpersonal (algo que lógicamente no es posible en el paritorio, por lo que es más importante si cabe protegerse correctamente).

"Pero si mi PCR es negativa, ¿para qué usar mascarilla?"

La prueba PCR es, a día de hoy, la técnica de referencia y de elección para el diagnóstico de COVID-19, y puesto que se ha demostrado que muchas personas son portadoras asintomáticas del virus (según estudios, en embarazadas el porcentaje asciende al 15%), se realiza una PCR a todas las mujeres y sus acompañantes en el momento de ingresar en el hospital para dar a luz.

La fiabilidad de la prueba PCR llega al 95%, pero también es importante saber que puede dar fallos. Es decir, ofrecer falsos negativos si la toma de muestras es inadecuada, si ha habido un error en el transporte o etiquetado, o si la persona está contagiada pero tiene poca carga viral en el momento de hacer la prueba. Es por ello que un negativo en la PCR no exime del uso de mascarilla y otras medidas de seguridad y prevención.

Cuando la madre es positiva en coronavirus

En el caso de que la madre fuera positiva en coronavirus, aunque hace unos meses se recomendaba separarla del bebé, ahora los expertos no lo aconsejan y se sigue recomendando el piel con piel y la lactancia materna, ya que en los lactantes el riesgo de infección por COVID-19 es bajo, mientras que las consecuencias de no amamantar y la separación entre madre e hijo pueden ser significativas.

En cualquier caso, la madre debe extremar la precaución cuando atienda a su bebé con el fin de minimizar el riesgo de contagio. Para ello, deberá lavarse las manos correctamente y de forma frecuente y utilizar siempre mascarilla, también cuando lo esté amamantando.

Fotos | iStock

Bebés y Más | El embarazo y el parto en tiempos de coronavirus: dos ginecólogas te aclaran todas las dudas, Cómo será mi parto durante la crisis del coronavirus, Quedarse embarazada en tiempos de coronavirus: qué debes tener en cuenta

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios