Publicidad

Primer caso de mutación de Covid en un recién nacido contagiado en el embarazo

Primer caso de mutación de Covid en un recién nacido contagiado en el embarazo
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Aunque cada día se aprende algo más sobre cómo se comporta el coronavirus entre los niños, con los datos existentes tras un año viviendo en pandemia, se sabe que la transmisión vertical durante el embarazo es poco común, como también lo es la infección del recién nacido en el momento del parto o los días posteriores, con el contacto piel con piel con la madre y la lactancia.

Aún así, el contagio es posible y a veces con resultados sorprendentes. Es el caso de un bebé nacido en Suecia, que no solo nació con Covid-19, sino que además se descubrió que presentaba una mutación del virus. Es la primera vez que los expertos se encuentran con algo similar, un estudio que ha sido publicado en The British Journal of Obstetrics and Gynaecology, uno de los pocos trabajos científicos que han investigado la transmisión del coronavirus a través de la placenta.

Parto prematuro por falta de oxígeno

Todo comenzó cuando una mujer embarazada con sospecha de Covid-19 fue trasladada en ambulancia al Hospital Universitario de Skåne, en Malmo (Suecia), aquejada de un fuerte dolor abdominal. Los médicos observaron que la frecuencia cardíaca del bebé era muy baja, lo que podía significar que no recibía suficiente oxígeno.

Practicaron una cesárea de urgencia y el bebé nació en cuestión de minutos. Los análisis de sangre del bebé confirmaron que tenía un nivel muy bajo de oxígeno, y los frotis de garganta mostraron que tanto la madre como el bebé padecían Covid.

Además, secuenciaron el genoma del virus para confirmar si el recién nacido se había contagiado cuando aún estaba en el útero. Los investigadores descubrieron que el genoma viral de la madre y del bebé era idéntico. Como el bebé había sido aislado de la madre directamente después de la cesárea y no había estado en contacto con otros miembros de la familia cuando se hicieron estas pruebas, los resultados confirmaron que el bebé se había infectado antes de nacer.

Sin embargo, unos días después, una nueva secuenciación genética demostró que el bebé tenía una versión mutada del virus junto con la cepa original del virus de la madre.

Este es el primer caso de un cambio genético del coronavirus en el escenario único de la transmisión de madre a feto antes del nacimiento.

Explican los expertos que, aunque es habitual que los virus se modifiquen, esta mutación (denominada A107G) se produjo sólo cinco días después del parto. Es posible que los cambios genéticos hayan sido estimulados por el contacto del bebé con el entorno externo fuera del vientre materno, pero sorprende la rapidez con la que se produjo.

La madre se recuperó rápidamente de su infección por Covid y fue dada de alta cuatro días después del parto, pero el bebé necesitó cuidados neonatales ya que nació prematuramente (semana 34 de embarazo).

El bebé desarrolló anticuerpos contra el virus y no presentó síntomas graves tras el parto.

Fue el propio sistema inmunitario del bebé el que neutralizó el virus, ya que no se encontraron anticuerpos en la leche materna.

Cambios en la placenta

Coronavirus 1

La placenta lleva sangre y nutrientes al feto y elimina los residuos, y es fundamental para el crecimiento y el bienestar del feto. Los expertos explican que descubrieron que la mitad del tejido estaba dañado:

"Había una inflamación generalizada y encontramos proteína de coronavirus tanto en el lado de la placenta de la madre como en el del feto. También encontramos la proteína del coronavirus en todas las zonas dañadas por la inflamación".

Este estudio es uno de los pocos trabajos científicos que han investigado la transmisión del coronavirus a través de la placenta. Según explican en la investigación, "los estudios anteriores habían encontrado fallos en la placenta y un ritmo cardíaco anormal del feto, algo similar a lo que nosotros hemos encontrado".

Pero tras un año y miles de mujeres embarazadas infectadas en todo el mundo, se ha comprobado que la transmisión de madre a bebé en el útero parece ser una complicación poco frecuente.

Los científicos creen que esto se debe a la barrera placentaria que protege al bebé en el útero de la mayoría de las infecciones.

Según los investigadores, en muy pocos casos el coronavirus daña la placenta. Entonces, provoca una falta de oxígeno en el feto, incluso si la madre tiene un caso leve de Covid al final del embarazo.

Por todo esto, los expertos señalan que estos descubrimientos sugieren que quizás habría que replantearse cómo controlamos a las mujeres embarazadas que tienen Covid, y que deberían ser consideradas como un grupo de riesgo más importante que el actual.

Otro caso único de contacto en bebés

No hay que dar la voz de alarma porque podría ser solo una anécdota o solo una señal más de lo que está ocurriendo con el coronavirus SARS-CoV-2 y los cambios constantes que está sufriendo en su evolución.

A pesar de que todos los datos disponibles hasta el momento apuntan a que los niños se contagian menos de Covid y que cuando lo hacen suelen desarrollar síntomas leves o ser asintomáticos, hay excepciones que desconciertan a los científicos.

Según informó The Washington Post, entre los más de 2.000 niños tratados por coronavirus en el Children's National Hospital de Washington D.C., nació un bebé con unas características muy inusuales.

En primer lugar, el bebé estaba muy enfermo. Pero la verdadera sorpresa llegó cuando los médicos midieron la carga viral del bebé. Era 51.418 veces superior a la media de otros niños y, cuando secuenciaron el virus del bebé, encontraron una variante que no habían visto antes.

Roberta DeBiasi, jefa de enfermedades infecciosas de este hospital, sabía que no podía concluir nada a partir de un solo caso. Pero hizo saltar las alarmas.

De cualquier forma, señalan que estos casos pueden ser meras anécdotas o piezas de un puzle necesarias para entender cómo se comporta el virus.

En general, los niños no enferman por el coronavirus como lo hacen los adultos. La tasa de casos graves entre los menores es baja, aunque aún no se sabe por qué. Podría tratarse de algo relacionado con su edad o por haber estado expuestos a un patógeno similar de manera reciente.

Poco a poco el virus se va entendiendo mejor, así que las investigaciones en curso y las pruebas con vacunas, nos ayudarán a combatirlo y proteger a nuestros hijos.

Vía | Today24 News y The Washington Post

Fotos | iStock

En Bebés y Más | El coronavirus durante el embarazo no provoca muerte fetal o bajo peso del bebé al nacer, confirma un estudio, Los niños no son súper contagiadores de Covid-19: un gran estudio del Hospital Vall d'Hebron lo confirma

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio