Compartir
Publicidad

¿Qué os parecen Willie y Twinkle? Polémica por los dibujos infantiles de genitales bailarines

¿Qué os parecen Willie y Twinkle? Polémica por los dibujos infantiles de genitales bailarines
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que los niños tienen pene y las niñas vagina no debería ser ningún secreto. Pero parece ser que si unos dibujos animados muestran este tema a unos niños pequeños, la polémica está servida. Se trata de un programa sueco para niños que ha elaborado un vídeo para hablar sobre sexualidad.

Algunas cuestiones que surgen al hilo de la controversia: ¿es la educación sexual un ámbito exclusivo de la familia? ¿Hasta qué punto pueden servir unos dibujos animados para enseñar determinados conceptos a los hijos? No sé qué opináis del vídeo que aparece más abajo, pero yo creo que escandalizarse por unos dibujos como estos es excesivo.

En ellos vemos bailando al son de una canción animada a "¡Willie y Twinkle, que gran pandilla!", un pene y una vagina de dibujos animados (simplificados y personificados, con ojos, bigote, gafas...) que aparecerá en el programa educativo "Barnkanalen", algo similar en Suecia a "Barrio Sésamo", dirigido a niños de entre tres y seis años.

El vídeo lleva millones de reproducciones y eso que en un principio Youtube lo clasificó como para adultos, hasta que la cadena de televisión intervino para explicar que no había contenido "explícito" y que estaba dirigido a niños. Aquí os dejamos las imágenes en una versión con subtítulos en inglés.

Pues sí, ha habido padres que consideran unos dibujos ofensivos, que se entrometen en el papel educativo de la familia. Me parece que parte de la polémica proviene de que hay personas para las que la sexualidad es un tema tabú y no lo hablan con sus hijos. ¿Los niños pequeños no tienen que saber que hay diferencias entre chicos y chicas, sin avergonzarse de ello? ¿Quién mejor que los padres para enseñarle sobre ese tema?

Pero ni siquiera creo que sea una información exclusiva de la familia, también la escuela toca el tema, aparece en los libros de texto, en los proyectos sobre el cuerpo humano, los animales... Lo ven en la naturaleza, lo ven en sus hermanitos... ¿qué sentido tienen ocultarlo?

Personalmente prefiero que mis hijas conozcan esas diferencias como algo natural antes de llevarse una "sorpresa" en la escuela o en cualquier espacio infantil. Prefiero que tengan claras, a su nivel, las diferencias físicas entre niños y niñas y además los niños son muy curiosos y en cualquier momento pueden preguntarnos sobre ello. ¿Hay algo que ocultar? ¿Por qué íbamos a mentirles?

Estos dibujos animados me parecen bastante inocuos e inocentes, hasta graciosos, no creo que sean ofensivos. No sé si son necesarios para la mayor parte de los niños, pues quiero creer que la mayoría de familias habla con sus hijos sobre esas diferencias. ¿Por qué a esas familias iban a parecerle obscenos u ofensivos unos dibujos de este tipo?

Ahí está la cuestión, lo que me hace pensar que la polémica viene dada porque esa diferente naturaleza no se comenta en casa y por lo tanto es un tema tabú. Entonces, sí me preocuparía que unos dibujos animados (que ojo, debería estar supervisando) lleguen a mis hijos contándoles cosas que no me apetece que sepan aún.

Controversia para todos los gustos

Hay quien ha ido más allá y señala que los dibujos no son afortunados, pero por otras razones. Que aparecen en pareja "vaya dúo" chico-chica y no dan opciones a otro tipo de parejas. Y, ya puestos, que el hecho de que igualen a todos los penes y todas las vaginas, sin mostrar distintos tamaños y colores, es discriminatorio y no inclusivo.

En este sentido, también se ha señalado que los penes aparecen siempre erectos y que existe cierto tópico al mostrar damas tranquilas y caballeros más "salvajes".

Pero no olvidemos que no se trata de dar una clase magistral a nuestros hijos, ni de biología avanzada, ni de orientaciones sexuales... sino de ofrecer unas pinceladas básicas acerca de las diferencias entre niños y niñas. Algo que, como venimos diciendo, no es secreto ni nada vergonzoso.

Las cosas por su nombre

Los niños tienen pene, las niñas vagina. Es de lo más natural. Se les puede dar mil nombres (y esto da para otro tema) y explicarlo de muchas maneras, sin necesidad de groserías, sin necesidad de ser explícitos, los pequeños han de saberlo.

Como han de saber que son sus partes y solo suyas, que no han de dejar que se las toquen y el resto de información que les servirá para su seguridad, para evitar abusos sexuales.

De otro modo, vienen los traumas y tal vez en el futuro, cuando se hable de ello, se sentirán incómodos, se avergonzarán o ridiculizarán algo que es natural.

Tal vez, en el futuro, no acepten unos dibujos como los de los genitales bailarines y las razones que se dará para ello pueden ser muy diversas. El caso es perpetuar el tabú y la desinformación.

Vídeo | Youtube
En Bebés y más | Pablito y Virginia: dibujos animados sobre educación sexual para niños, ¿Hablar de sexualidad con los hijos? "Hablar es prevenir": campaña para prevenir el embarazo adolescente, Guía de educación sexual para padres de niños pequeños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio