Publicidad

Go baby go, el proyecto que construye sillas de ruedas a partir de coches de juguete

Go baby go, el proyecto que construye sillas de ruedas a partir de coches de juguete
1 comentario

Publicidad

Publicidad

No puedo imaginarme lo que puede significar para un niño tener que permanecer atado a una silla de ruedas. Veo a mis hijos, que aún siendo unos niños relativamente tranquilos no paran quietos un sólo momento y que cuando lo hacen es síntoma inequívoco de que el termómetro está subiendo y no se como reaccionarían ante la perspectiva de pasarse unos meses en una silla. Se que los más pequeños sólo ven lo bueno de la vida, que incluso del mayor de los desastres son capaces de encontrar un resquicio de luz, un rayo de sol entre la tormenta, pero está claro que no poder moverse libremente es una situación difícil de admitir y superar.

Pero los padres de estos niños tienen que enfrentarse a otro problema, el logístico, y es que no es nada fácil encontrar una silla adaptada a los más pequeños y en algunos casos, como por ejemplo, para menores de dos años directamente no existen. Por ello nace Go Baby Go, el proyecto que construye sillas de ruedas a partir de coches de juguete.

El proyecto está dirigido por los doctores Cole Galloway, Michele Lobo, y Sam Logan del Laboratorio de Movilidad Pediátrica de la Universidad de Delaware. Básicamente transforman o enseñan como hacerlo, los típicos coches de juguete para niños y los adaptan para que puedan ser dirigidos por los propios niños dependiendo del grado de invalidez que presenten.

Cole Galloway, director del proyecto, sabía como terapeuta físico y experto en desarrollo físico, que los primeros movimientos de un bebé desde que tiene un año hasta los tres no son sólo simples movimientos. Este movimiento continuo es lo que los bebés usan para ir conociendo mejor el mundo que los rodea, de forma que su cerebro se va enriqueciendo y formando a la vez que se van generando las bases para la socialización que serán tan necesarias en el futuro.

Se sabe que el desarrollo mental, social y emocional de los niños está íntimamente ligada a su exploración física y social del mundo. Es gracias a estos primeros estados cuando nuestro hijo sentará las bases de su futuro.

Como científico clínico, quiero ayudar a crear una tecnología de capacitación especial que permitirá a los niños con necesidades especiales se vuelvan salvajes, y que toda la familia descubra el «motor» que hay dentro de sus hijos, afirma Galloway.

Para Galloway, la brecha existente entre los niños de desarrollo normal y los de necesidades especiales en lo referente a la capacidad de exploración de su mundo es simplemente inaceptable. Por ello se ha dedicado desde siempre al desarrollo de sistemas mecánicos que eliminen estas barreras. Uno de sus diseños es una sistema que es capaz de conferir movilidad a un bebé de seis meses.

High-tech + low-tech = Go-Tech

Galloway afirma que era muy frustrante ver como no existía casi ningún sistema para ayudar en la movilidad a los niños más pequeños, los de edades comprendidas entre cero y tres años. Un buen día estaba en Toys R Us y se le ocurrió la idea, podría aplicar alta tecnología a lo que el llama baja tecnología (los juguetes) para crear la tecnología Go. Y desde entonces se han dedicado a ir modificando y adaptando para diferentes niños, los coches de juguetes y hacer de ellos un elemento esencial para ayudar a que la vida de estos niños sea lo más parecida a la de un niño normal.

El doctor afirma que su verdadera misión es la de estudiar el comportamiento de estos niños una vez pueden moverse por si mismos y así recopilar datos para seguir estudiando y desarrollando nuevos sistemas de ayuda a los niños discapacitados. Pero toda su tecnología está a disposición de quienes quieran ponerse en contacto con ellos a través de su página de facebook.

"Nos aseguramos de mantenernos dentro de la funcionalidad diseñada por los fabricantes, en lo que se refiere al uso de estos coches como juguetes", dice. "No son dispositivos médicos. Nosotros no alteramos su uso, y no alteramos los factores de seguridad incorporados en los automóviles. De hecho, varias de nuestras modificaciones aumentan la seguridad de los niños con necesidades especiales ", afirma Galloway.

El siguiente paso es determinar cómo muchos de los avances de alta tecnología que se han incorporado en los dispositivos robóticos desarrollados en el laboratorio se pueden agregar a la plataforma de baja tecnología. Posibles complementos incluyen sensores de fuerza y de movimiento, GPS y otras capacidades de rendimiento de rastreo tales como micro-ordenadores a bordo y cámaras web. Esto permitiría recabar muchísima información para avanzar en la investigación.

Os dejamos con el vídeo donde podéis ver como funciona el proyecto y lo que hacen.

Vía | Universidad de Delaware Research Foto | poryecto goBabygo En Bebés y Más | El bebé explorador, Sentar al bebé le ayuda a aprender

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir