Cuatro grandes beneficios para los niños de tener un calendario de adviento de Navidad

Cuatro grandes beneficios para los niños de tener un calendario de adviento de Navidad
Sin comentarios

Para muchos de nosotros, uno de los mejores recuerdos de la época navideña es lo mucho que disfrutábamos de del calendario de adviento: descubrir la ventanita de cada día y disfrutar del chocolate era una recompensa perfecta por nuestra paciencia. Pero esta tradición tiene muchos beneficios para los niños que van mucho más allá del simple disfrute de un regalo diario.

Haces que se respire el espíritu navideño en casa

Tanto la preparación del calendario de adviento (en caso de que lo hagamos en casa), como disfrutarlo día a día, es una forma muy divertida de contagiarnos del espíritu navideño. El primer día suele ser el más esperado porque marca el inicio de una de las épocas favoritas de los niños (o al menos así lo recuerdo yo), así que es la forma perfecta de dar el "pistoletazo de salida" a un mes que suele ser inolvidable.

Fomenta la paciencia

Calendario Adviento

La paciencia es un valor que escasea. Antes, cuando éramos pequeños y queríamos algo, generalmente teníamos que esperar: para ver un capítulo nuevo de los dibujos que nos gustaban, para disfrutar de un juguete nuevo... Ahora los niños tienen mucho más de lo que pueden disfrutar y todo lo consiguen casi de forma inmediata, así que es importante encontrar la forma de enseñarles a ser pacientes porque es una herramienta fundamental para la vida.

Por eso el calendario de adviento me gusta tanto: que los niños deban esperar cada día para comerse el trocito de chocolate o recibir el regalito correspondiente, es una forma divertida y natural de hacerlo.

Disfrutas tiempo en familia

Descubrir el calendario día tras día debería ser una especie de ritual: una oportunidad perfecta para sentarnos en el salón, charlar un rato (por ejemplo, sobre los planes que haremos en Navidad, sobre los regalos que van a pedir a los Reyes Magos o sobre lo que nos ha ocurrido en el día), y no solo conformarnos con abrir la ventana del día. Disfrutar del tiempo en familia es una de las mejores cosas que podemos hacer en esta época

Fomentas el valor del asombro

En un mundo tan frenético y tan lleno de cosas materiales como el que vivimos hoy en día, es imprescindible educar en el asombro. Compartir con el niño la emoción de abrir la ventanita y descubrir qué novedad trae cada día, es una forma muy bonita de enseñarles que algo tan pequeño puede brindarte emociones muy especiales... que no hacen falta grandes cosas para vivir momentos felices, porque juntos, en familia, con una tradición de toda la vida, puedes sentirte tan feliz, que el sentimiento puede perdurar incluso hasta que eres mayor.

En Bebés y Más | Comienza la cuenta atrás para Navidad: ¿ya tienes tu calendario de Adviento?

Temas
Inicio