Compartir
Publicidad

Bob Esponja podría retrasar el aprendizaje de los niños

Bob Esponja podría retrasar el aprendizaje de los niños
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un estudio publicado recientemente afirma que la visión continuada de los dibujos animados de Bob Esponja puede provocar a los niños déficit de atención y dificultades tanto para resolver problemas como para presentar una conducta "moderada".

Si ya recaía sobre el popular personaje amarillo y sus amigos la sospecha de constituir una serie demasiado violenta, ahora con esta nueva "acusación" seguro que ponemos más atención en lo que ven nuestros hijos en la pantalla.

Pero, antes de que salten las alarmas (o para extenderla...), diremos que las conclusiones no se refieren específicamente a Bob Esponja sino a los dibujos animados de "ritmo acelerado".

A estas conclusiones se llega tras exponer a grupos de niños de cuatro años a diversos dibujos animados, unos de ritmo rápido (Bob Esponja) y otros de ritmo más lento y pausado (como Caillou). Un tercer grupo de niños se dedicó a dibujar libremente.

Los investigadores determinaron que la caricatura de la esponja era rápida, porque sus escenas cambian rápidamente, cada 11 segundos de media. Por el contrario, los dibujos de ritmo lento cambian de escena cada 34 segundos de media. Tras nueve minutos de ver los episodios trepidantes había efectos negativos inmediatos en los niños de cuatro años.

El estudio señala que los padres deben ser conscientes de que los programas de televisión de ritmo rápido podrían, al menos temporalmente, alterar la función ejecutiva de los niños pequeños. Después de ver o de colorear, a cada niño se le dio un conjunto de ejercicios diseñados para poner a prueba aspectos de la función ejecutiva como la memoria de trabajo, la atención y la autorregulación.

Recordemos que la función ejecutiva es un conjunto de habilidades cognoscitivas que permiten la anticipación y el establecimiento de metas, el diseño de planes, el inicio de las actividades y de las operaciones mentales, la autorregulación y la monitorización de las tareas, la selección precisa de los comportamientos y las conductas, la flexibilidad en el trabajo cognoscitivo y su organización en el tiempo y en el espacio

En definitiva, los pequeños que vieron Bob Esponja presentaron mayor propensión a déficit de atención y más problemas a la hora de resolver problemas, según los resultados publicados en la revista Pediatrics, a diferencia de los niños que vieron los otros dibujos o que colorearon.

La investigación ha sido realizada por expertos de la universidad estadounidense de Virginia, y señala que el efecto de los dibujos animados de este estilo en el cerebro de los niños es que, como sucede con Bob Esponja, "puede poner en peligro la capacidad de aprender de sus hijos o sus aptitudes de autocontrol".

Yo creo que estos resultados serían los mismos si exponemos a los niños a música heavy, a diferencia de si lo que escuchan es música clásica, aunque sea por unos pocos minutos. Sólo hay que pensar en cómo responderíamos nosotros mismos para hacer cualquier tarea tras esos ritmos tan diferentes, más o menos concentrados...

No obstante, los mismos investigadores no exageran el alcance de los resultados, que sólo analizan resultados tras nueve minutos viendo dibujos (¿serán los efectos negativos mayores tras la visión continuada de Bob Esponja?) y señalan que son necesarios más estudios al respecto.

Vía | Washington Post, El Mundo Más información | Pediatrics En Bebés y más | Juegos online de Bob Esponja, ¿Es Bob esponja demasiado violento?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos