13 juegos para fomentar el autocontrol en los niños y con los que además se divertirán

13 juegos para fomentar el autocontrol en los niños y con los que además se divertirán
Sin comentarios

El juego es uno de los medios más importantes para que los niños se expresen y aprendan. Se trata de una herramienta que nos ofrece la oportunidad perfecta para ayudarles a fortalecer algunos aspectos que les serán de gran beneficio, como es el caso del autocontrol.

“La salud personal está relacionada con el autocontrol, el autocontrol trae consigo felicidad, juventud renovada y larga vida”.
-Maria Montessori-

El autocontrol se define como la habilidad para manejar pensamientos, conductas y emociones. Cuando no existe autocontrol, aparecen conductas como la impulsividad.

Por suerte, con un poco de paciencia y de forma muy divertida se puede trabajar para ayudar a los niños a tener un mejor autocontrol. Te traemos 13 juegos para fomentar el aucontrol en los niños.

13 juegos para fomentar el autocontrol en los niños

Juegos de construcción

Los juegos de construcción son perfectos para trabajar el autocontrol, pues requieren de una concentración importante y prestar atención a los detalles e instrucciones para lograr construir lo que se desea.

Incluso si se juega de manera libre, esto ayuda al control inhibitorio y de los impulsos al mismo tiempo que fomenta la concentración.

Somos caracoles

Este juego es muy sencillo, y se basa en simular que somos caracoles y que debemos hacer los movimientos con gran lentitud, como se mueven estos animales.

Esto permite tener mayor conciencia del cuerpo y control del mismo, además de que requiere que se esté concentrado en lo que se hace. Podemos agregar también un circuito con obstáculos y simular los movimientos del caracol, para hacerlo más divertido.

Juego de las sillas

Al contrario del juego anterior, este es muy movido y seguramente lo llegaste a jugar alguna vez. Se trata de colocar sillas en círculo puestas de espalda una con otras y poner música para que los niños vayan bailando a su alrededor. Una vez que se detiene la música, deben sentarse.

Debes colocar siempre una silla menos que el número de participantes y quien se queda de pie es retirado del juego. Repite hasta que quede solo un ganador.

Detener el baile

Uno de los juegos más divertidos y con el cual seguramente tendrán varias risas es detener el baile. Este consiste en poner alguna música movida y divertida que todos deben bailar, y en un determinado momento, alguien debe detener la música, y junto con esto los movimientos deben parar.

Es como quedarse congelados durante el tiempo de silencio y, una vez que la música vuelve a sonar, continuar el movimiento que se estaba realizando. Esto se hace a lo largo de todo el juego variando con los intervalos de tiempo durante los cuales se detiene la música.

Juegos basados en mindfulness

El mindfulness ayuda a tener atención plena de todo lo que nos rodea, y es muy bueno para fomentar el autocontrol. Puedes probar con algunos tipos de meditaciones movidas en las que el niño debe prestar atención a los detalles.

Puedes hacerlo mientras caminan al colegio o salen a pasear, que te cuenten todo lo que ven, escuchan, huelen, sienten, etc. La idea es no presentarlo como un ejercicio meditativo ni de concentración, sino como algo divertido mientras hacemos nuestras actividades cotidianas.

Puedes ir indicando a qué debe prestar p, por ejemplo: "ahora dime todos los sonidos que escuchas".

El mindfulness ayuda a tener atención plena de todo lo que nos rodea, y es muy bueno para fomentar el autocontrol.

Jugar al ajedrez

Uno de los juegos más recomendados para fomentar el autocontrol es el ajedrez, pues se trata de una opción sencilla que podemos aplicar en cualquier parte y que requiere de parte de nuestros pequeños una gran concentración y autocontrol.

Además se ha comprobado que el ajedrez ayuda a desarrollar varias habilidades importantes para el razonamiento lógico.

Nombra el color

Para este juego necesitas páginas en las que estén los nombres de los colores escritos pero pintados con otro color diferente, por ejemplo: escribe azul, pero con las letras en rojo.

El juego consiste en mostrar estos colores y que los niños digan el color de las letras de la palabra, pero sin leerla. Con los más pequeños puedes usar un color de fondo y uno principal y pedirles que nombren alguno.

Carreras

Las carreras pueden ser muy divertidas, además de darnos la oportunidad para trabajar el autocontrol. Una idea genial es ir indicándoles hacer la carrera como determinados animales.

Por ejemplo: ve del punto A al B saltando como un conejo, llega hasta tal sitio caminando como una tortuga, corre como una gacela, etc.

Jugar a la clase de yoga

No se trata de ir a una clase de yoga, sino de dejar que tu niño dé rienda suelta a su imaginación y juegue a ser él, el profesor de yoga que necesita orientarte.

Déjalo que te indique las actividades que vas a hacer para lograr una buena relajación. Esto lo ayuda a relajarse y a tener autocontrol mientras te enseña.

Juegos de mesa

Compartir con juegos de mesa es una excelente opción para trabajar el autocontrol, y lo mejor de todo es que hay muchas opciones disponibles.

Prueba primero con algunos juegos sencillos que no requieran de mucho tiempo y conforme se vaya adaptando, incluye juegos que sean más largos.

Los juegos de mesa son también una excelente opción para trabajar el autocontrol, y lo mejor de todo es que hay muchas opciones disponibles en el mercado.

Ser artistas

Las artes plásticas son la forma ideal de ayudar a los niños (y adultos) a expresar todo lo que sucede en su interior, y es una actividad muy terapéutica.

Además, requiere tener autocontrol al planificar lo que se desea realizar y la utilización de los diferentes materiales. Puedes probar con pintura, esculpir con arcilla o plastilina, manualidades, etc.

La cuerda floja

Se trata de jugar a ser equilibristas en un circo, pero obviamente no lo colocarás en las alturas.

Solo debes colocar una cuerda en línea recta en el suelo y pedirle a los niños que caminen sobre ella sin salirse, colocando un pie a la vez. También puedes pedirles que hagan movimientos de equilibrio sobre un solo pie para asombrar a su público.

Practicar algún deporte

Deja que tu hijo practique el deporte que sea de su interés; permítele escoger, no importa cuál sea su elección, cualquier deporte ayuda a fomentar el autocontrol, ya que la mayoría de ellos requieren un autocontrol del cuerpo, de las conductas, planificar, pensar acciones o pasos para llegar a una meta...

No importa si se trata de una disciplina que se juegue en equipo o de manera individual. Además, ¡el deporte siempre es una opción saludable! A la vez que aprenden y disfrutan, cultivarán su salud.

Fotos | Portada (Freepik)

Temas
Inicio