13 beneficios de la natación para los niños
Actividades para bebés y niños

13 beneficios de la natación para los niños

Aprender a nadar es, en mi opinión, una de las habilidades básicas e imprescindibles que debemos enseñar a nuestros hijos desde pequeños, tanto para prevenir ahogamientos, como para que puedan participar en actividades acuáticas con seguridad.

Pero además de ser una habilidad de supervivencia, nadar también aporta diversas cosas a nuestros hijos, tanto a nivel físico como emocional. Te comparto 13 beneficios de la natación para los niños.

Es un ejercicio divertido

Inicio esta lista con uno de los beneficios que encontramos tanto en la natación como en otros deportes o actividades: es una forma divertida de hacer que los niños se mantengan activos, ayudando a evitar el sedentarismo.

Fortalece su sistema de defensa

Debido a que intervienen los músculos mayores del cuerpo, la natación es un ejercicio cardiovascular, por lo que mejora la condición física general, en especial el corazón y los pulmones.

Esto fortalece su sistema de defensa, lo que a su vez aumenta la resistencia a enfermedades leves como los resfriados. Además, ayuda aprevenir la aparición de otras enfermedades, al evitar el sedentarismo y reducir el riesgo de obesidad.

Fortalece los músculos y mejora la flexibilidad

Aunque la natación es un ejercicio de bajo impacto, la resistencia del agua ayuda a fortalecer y tonificar los músculos de los niños de forma gradual. Además al trabajarlos, también se van haciendo más flexibles.

Mejora su postura

Así como otros ejercicios donde se trabajan muchos músculos, nadar es un ejercicio que además de ayudar a ejercitarse también favorece la alineación del cuerpo, lo que ayuda a mejorar la postura y también puede aligerar las molestias en caso de dolor de espalda.

Mejora la coordinación y el equilibrio

La natación es una actividad que requiere que todo nuestro cuerpo se coordine y trabaje en conjunto: desde los músculos de manos, brazos y piernas para poder mantenerse a flote y movernos dentro del agua, hasta el ritmo de la respiración y el sentido de la vista y el oído, para estar atentos a nuestro entorno y saber a dónde debemos dirigirnos.

Aprenden a conocer mejor su cuerpo

Debido a que la natación es una actividad que requiere el trabajo de distintos músculos y movimientos, los niños aprenden a conocer mejor su cuerpo, aprendiendo sobre todo lo que son capaces de hacer.

Mejora su autoestima

Pexels Edneil Jocusol 2326887

Aprender a nadar es algo que lleva tiempo, y conforme van logrando más cosas y mejorando su técnica, los niños aumentan su autoestima y confianza en ellos mismos.

Mejora su concentración

Cuando nadamos, debemos estar totalmente enfocados y atentos en los movimientos del cuerpo, coordinando cada uno de ellos al mismo tiempo que controlamos la respiración, lo que favorece la concentración y por lo tanto, beneficia también otros aspectos de la vida de los niños, como su desempeño escolar.

Beneficia el desarrollo cognitivo

De acuerdo con un estudio, aprender a nadar en edades tempranas puede ayudar a mejorar y acelerar el desarrollo cognitivo de los niños, además de favorecer la adquisición de nuevas palabras, según otro estudio reciente.

Favorece la socialización

Nadar ayuda a que los niños conozcan otros niños en su comunidad, dándoles oportunidad de practicar sus habilidades sociales y de hacer nuevos amigos. Además, la natación es una actividad que permite a los niños realizar muchos juegos divertidos en grupo.

Mejora su estado de ánimo

Como muchas otras actividades físicas o ejercicios, la natación ayuda a liberar el estrés o preocupaciones que podamos tener al liberar endorfinas, lo que mejora el estado de ánimo de los niños.

Beneficia su salud mental

Mariano Nocetti R9cwmoezjgg Unsplash

La sensación de estar flotando y nadando en el agua es sin duda una de las más relajantes. Por ello, esta actividad también ayuda a reducir los niveles de estrés en los niños, beneficiando su salud mental.

Ayuda a tener un mejor descanso

Finalmente y como en cualquier deporte, el esfuerzo realizado durante el día al momento de nadar, ayuda a que al llegar la hora de dormir los niños logren conciliar mejor el sueño, ayudándoles a tener también un mejor descanso.

Fotos | Pexels, Unsplash

En Bebés y más | 17 juegos de piscina muy populares entre los niños para que se lo pasen en grande este verano, Nueve juegos para estimular la psicomotricidad de tus hijos en la piscina

Temas
Inicio