Compartir
Publicidad

Los niños también sufren síndrome postvacacional, ¿cómo podemos ayudarles?

Los niños también sufren síndrome postvacacional, ¿cómo podemos ayudarles?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los niños son especialmente vulnerables a los cambios y, sin duda alguna, el fin de las vacaciones es una situación a la que cuesta acostumbrarse. Pronto volverán al cole, a los madrugones y a la rutina escolar. Así como algunos adultos se ven afectados por el conocido como síndrome postvacacional, los niños también lo sufren.

Aún quedan días de vacaciones antes de que vuelvan al cole, pero es un buen momento para ir habituándolos a lo que será su nueva realidad dentro de pocos días, y así conseguir que la vuelta sea menos traumática. Los padres tenemos un papel fundamental a la hora de ayudarles.

No todos los niños sufren síndrome postvacacional. Según el estudio realizado por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria son sólo entre el 5% y el 8% de niños los que sufren las consecuencias físicas y psíquicas de este final de las vacaciones.

Los síntomas más habituales son fatiga, falta de apetito, molestias estomacales, tristeza, irritabilidad, trastornos del sueño y cuando vuelven al cole, falta de concentración en clase. Estos síntomas pasan a los pocos días, se van superando con el tiempo a medida que pasan los días y van entrando en la rutina cotidiana.

Pero si perduran más de dos o tres semanas y notáis que el niño no se adapta al cole como sería lo esperado, es aconsejable buscar ayuda de un especialista para hacer la evaluación pertinente y buscar las causas del síndrome depresivo.

¿Cómo ayudarles?

vuelta-al-cole

¿Qué podemos hacer los padres para que el trance de volver a la rutina se les haga más llevadero?

  • Buscar el lado positivo de la vuelta al cole: las vacaciones son geniales, pero volver a la rutina también tiene su parte positiva. Podrán reencontrarse con sus amigos del cole o conocer nuevos, compartir con ellos horas de juego y aprender un montón de cosas nuevas.

  • Reacomodar horarios de sueño: durante las vacaciones de verano los horarios se descontrolan, por eso es importante que ya que quedan unos días por delante, vayáis ajustando el horario adelantando un poco la hora de irse a la cama. Diez minutos cada día apenas lo notarán y será beneficioso para ellos cuando tengan que volver a los madrugones.

  • Recuperar la ilusión: muchos estaréis volviendo a casa tras las vacaciones de verano. Pero al fin y al cabo volver no es tan malo. Trasmítele a tu hijo la ilusión de reencontrarse con sus juguetes, dormir en su cama y volver a su casa.

  • Preparar juntos la vuelta al cole: a los niños les hace ilusión comprar el material, la mochila, el estuche y todo lo que estrenarán en el nuevo curso. Hazlo partícipe de los preparativos de la vuelta al cole.

  • Tu actitud importa: Es más probable que este trastorno lo sufran los niños y niñas cuyos padres también lo sufren (aproximadamente el 15% de los adultos lo sufren), así que es importante que todos en casa hagáis un proceso de adaptación.

Fotos | iStockphoto
En Bebés y más | Síndrome postvacacional: niños apáticos al volver al colegio, Cinco consejos prácticos para una vuelta al cole sin agobios

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos