Sigue a Bebesymas

pie_mandarina_cc.jpg

La vitamina C ha sido siempre considerada como el elemento esencial a la hora de prevenir y curar los resfriados.

Todos hemos oído alguna vez el consejo de tomar zumo de naranja cuando estamos resfriados para curarnos, o de tomarlo antes del invierno para prevenir. Incluso los sobrecitos de medicación para la gripe y el resfriado llevan vitamina C y saben a naranja.

Sin embargo, desde hace un tiempo, corre de boca en boca un “chiste” que dice que tomando el zumo de 1 kg de naranjas a diario los resfriados se curan en una semana.

Una revisión de 24 estudios sobre este tema viene a darle la razón al chiste, concluyendo que la vitamina C, realmente, no previene ni cura los resfriados ni la gripe.

El objetivo de dicha revisión era determinar si la vitamina C administrada por vía oral, en dosis de 200 mg o más al día, reducía la incidencia, la duración o la gravedad del resfriado común.

Para ello se analizaron 24 estudios cuyas conclusiones eran similares: poco o ningún beneficio por tomar vitamina C en comparación con la toma de un placebo.

Sí se documentaron buenos resultados en un estudio realizado con 642 corredores de maratón, esquiadores y soldados, sin embargo se piensa que el beneficio sería producido por el ejercicio físico que realizan y no por la vitamina C.

La conclusión a la que se llega por lo tanto es que ni zumo de naranjas, ni kiwis, ni pastillitas con vitamina C. El resfriado es una enfermedad que tal como llega se va y la vitamina C no ayuda a prevenirlo ni a curarlo.

Una vez llega lo único que se puede hacer es tratar los síntomas. Para los mocos, lo mejor es beber mucha agua, y para la tos, podemos darles miel, que de hecho funciona mejor que ningún otro fármaco.

Foto | Flickr (lepiaf.geo)
En Bebés y más | Con el frío llegan los resfriados, Retirada de medicamentos infantiles para el resfriado y la gripe de venta sin receta, Remedios naturales contra la tos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios